Midi d´ossau: la travesía de las 4 puntas

Dice el gurú pirenaico, Patrice de Bellefon, que la travesía de las 4 puntas del Midi más que una conquista es una larga conversación con un amigo con quien se desea descubrir una serie de sólidas afinidades; y no le falta un ápice de razón: larga es un rato!!!

Despúes del viaje a Perú, me sentía con la imperiosa necesidad de dar rienda suelta a mis pasiones y salir al Pirineo, como el txikitero que sale todos los viernes a pimplar con los amigos o el que todos los domingos acude a la iglesia a escuchar el sermón. Cuando uno sale fuera, echa de menos lo de casa y al revés.

Así las cosas, nada más llegar comenté con mi amigo Oscar la posibilidad de salir al piri y catar una de las muescas de nuestra particular biblia de escaladas. Y como no podía ser de otra manera, se apuntó de inmediato. Llevábamos tiempo sin escalar así que la travesía de las puntas del midi era una opción buena, pues el itinerio no presenta dificultades importantes, a excepción de su longitud.  Este es un aspecto a tener muy en cuenta…ya que para realizar la travesía de las puntas Jean Santé, Aragón, Grand Pic y Petit Pic, con su correspondiente descenso por la Arista del Peyreget,  hay que ir ligero y encontrarse muy ágil en los grados III y IV.

El recorrido puede desglosarse en 4 partes bien diferenciadas: ascenso de la punta Jean Santé y descenso a la brecha Jean Santé, ascenso a la punta Aragón y enlace con el Grand Pic, descenso del Grand Pic  a La Fourche; y ascenso del Petit Pic y descenso por la arista del Peyreget. De las cuatro partes, la segunda aglutina las mayores dificultades de escalada y las mayores complicaciones para seguir el camino correcto. Las otras tres son más evidentes y en ellas se invierte menor tiempo.

Primera ascensión:  B. y J. Sanchette el 9 de Agosto de 1944. En el sentido punt Jean Santé –Petit Pic, F.Cazalet y J.Santé el 3 de Septiembre de 1933.

Desnivel:  1.300-1.400 m., de los cuales 650 m. son de descenso.

Dificultad:  D (con numerosos pasos de III y IV, y uno de V-).

Iniciamos la escalada a las 6:30, después de aproximarnos desde el parking en 2 horas y sufrir la ingrata pedrera que da acceso a un renqueante nevero. Las rampas iniciales se superan con playeras y poco después nos encordamos para superar las primeras dificultades: un diedro con un paso fino de IV; después se realiza una travesía horizontal y por terreno más fácil se accede a la base del corredor Pombie-Peyreget, para girar a la izquierda y contornear una torre menor para acceder a otro canal desde el que se divisa la punta Jean Santé. Para acceder a su brecha se van superando bloques, sin perder la concentración (IV+). De la brecha a la primera punta se llega andando (II) y desde ella puede divisarse el recorrido hasta la punta Aragón.

Para escalar la segunda punta decidimos seguir la vía Barrio desde abajo y para ello descendemos unos 4 m desde la brecha hacia el Pombie-Souzon. La roca aquí es muy buena y se conecta con una vira en dos largos verticales (V-, IV). Por esta vira, trepando por terreno más sencillo (II, III) llegamos, evitando unos muros amarillentos verticales, bajo la cima de la punta Aragón. En este punto seguimos la chimenea de la derecha (IV) metiendo tripa para entrar, y después para salir a la izquierda y seguir hasta la segunda parte de la chimenea. Poco después, accedemos a la cima superando en un largo un pequeño muro vertical (IV). Desde aquí, se divisa aún lejos el Grand Pic. Aún queda crestear, hacer cima en otra torre, rapelarla y acceder al Rein de Pombie, pasando por un callejón. En este punto, el reloj augura un día muy largo y se nos pasa por la cabeza desistir…

Sin embargo, al llegar a la cima del Gran Pic a las 15:00, recuperamos el ánimo y emprendemos sin perder tiempo el descenso a La Fourche. Las indicaciones nos llevan a un callejón sin salida y cuando nos disponemos a retroceder,…de reojo descubro un rápel (por llamarlo de alguna manera: un clavo y mallón)…probamos y tiramos las cuerdas. En otro rápel más estamos en La Fourche;

1,5 horas después de pisar cima en la grande, llegamos a la cuarta punta, la del Petit Pic, sin mayores problemas (III, un paso de IV-). Ya sólo queda bajar con la sonrisa permanente y seguir la arista Peyreget, para llegar un rato después a la furgo y buscar un garito para cenar: después de un gran día, no hay nada mejor que un chuletón para recuperar las energías y pensar en la próxima escalada…

Anuncios

Un pensamiento en “Midi d´ossau: la travesía de las 4 puntas

  1. Little R no dejas de sorprenderme, en cuánto se te deja un momento sólo ya te sacas una muesca, enhorabuena por la actividad, ya sólo te falta la punta del dedo de pombie y la cima del pilar de embarradere, jaja abrazos.
    Hokus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s