Ski randonné en Chile (I): primeros pasos de un gran viaje

Después de 10 años desde mi primera visita a Santiago de Chile, me encuentro en un avión para regresar con la mochila cargada de ilusiones renovadas. Si en aquella ocasión el objetivo pasaba por descubrir la altitud de sus montañas del norte, en esta ocasión la altura deja paso al disfrute del ski de montaña en los volcanes del sur.

Y qué mejor compañía para esquiar y pasarlo bien que Xabi Gatón, Aitor Gonzalez y Oier Marquinez: grandes esquiadores y mejores vividores. En vez de quedar en Gasteiz para cruzar el charco, cada uno se lo monta a su manera para llegar el día 14 de Agosto a un albergue que hemos reservado en Santiago: Yo llego primero; para variar me equivoco con el día del vuelo al hacer la reserva y tengo que volar solo desde Bilbao. Aitor llega por la noche, pues lleva un mes por Bolivia pulverizando las muescas de la Cordillera Real. Y al día siguiente llegan Xabi y Oier, a tiempo para iniciar la particular aventura que hemos organizado para pasar un mes esquiando en la cordillera andina.

Parece cómico pasar de la castaña del chupinazo de las fiestas de Gasteiz, a 35ºC, a viajar 11.000 Km con el equipo de ski, metido en la funda de la tabla de surf, para disfrutar del invierno andino. De hecho, nada más llegar al aeropuerto sorprende ver cómo las cintas transportadoras van petadas de skis…y yo todavía con las chancletas y las bermudas.

La larguísima cordillera andina a la altura del paralelo 30º baja en altitud y aumenta en condiciones favorables para la práctica del esquí. Cuanto más bajamos, más fácil es encontrar buena nieve a menor altura, sobre todo en estas fechas, que corresponden con el invierno austral. Desde hace algunos años, se viene registrando un aumento significativo de la práctica del ski de randonné en los andes del sur.

Eso ha hecho que vayan publicándose algunas guías de referencia como Chile/Argentina Guía de esquí andinismo de Frédéric Lena, guía que hemos utilizado para planificar este viaje, junto con las consultas a la web http://www.andeshandbook.org/home.asp, realizada por andinistas con una dilatada carrera a sus espadas.

Después de una dosis importante de autobús, llegamos al culo del mundo: el hostel de Las Trancas en las Termas de Chillán. Abajo en el mercado compramos víveres para pasar unos días arriba y cogemos el bus que en algo menos de 2 horas nos deja en un grupo de edificaciones de madera, después de parar cada 1 Km para recoger o dejar a algún vecino a lo largo del recorrido.

Aquí no hay prácticamente nadie, ya que los últimos terremotos han disuadido a los turistas extranjeros a venir. El tiempo es muy malo: llueve, nieva y los vientos superan los 120 Km/h; sin embargo, nuestro buen humor puede con todo y pasamos el tiempo realizando actividades tan variadas como ver películas en el pequeño portátil, leer, realizar boulders imposibles en una mesa o hacer dominadas en una barra hasta hacer saltar la piel de los dedos…y todo ello con la indiferencia de una pequeña niña, Anais, que se divierte persiguiendo a su gato León de un lado a otro de la casa.

Parece que esta situación degenerativa para nuestros cuerpos ávidos de actividad va a terminar pronto y podremos skiar en los próximos días..

Anuncios

Un pensamiento en “Ski randonné en Chile (I): primeros pasos de un gran viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s