Midi d´Ossau (2.884 m). Espolón Norte Integral de la Punta Francia

2005/05/28

Después de un tiempo enfrascados en nuestra experiencia en Pakistán, Amado y yo necesitábamos volver a empezar y redescubrir las montañas desde otro punto de vista: el que ofrece la escalada clásica alpina, así que antes de viajar a Chamonix escalamos a tope en casa. El Midi, con sus 2.884, m, ofrece en mi opinión las mejores paredes del pirineo para practicar la escalada austera y con ambiente; y su cara norte aún más: la más fría e inhóspita de todas sus vertientes. Allí nos fuimos y allí disfrutamos de una línea con mucho poso en la historia de la escalada pirenaica.

Primera ascensión: parte superior: R.Mailly y Robert Ollivier, 14/06/1938. parte inferior: J.Gardien y S.Sarthou 1960. El primer recorrido integral fue realizado por Patrice de Bellefon y R.Lafranque en octubre de 1961.

Desnivel y dificultad: 700 M / MD /máx V+

Material: Juego completo de friends hasta el 3, con piezas medianas repetidas, micros, cintas largas, 15 cintas expres y doble cuerda.

Aproximación: desde el parking de la carretera de Portalet, subimos primero al refugio de Pombie y continuamos hasta el Col de Peyreguet, desde donde iniciamos un descenso tomando como referencia la pared para no entrar antes de tiempo en la cara oeste – Noroeste.

El comienzo no tiene perdida y se inicia junto a un pequeño colladito: la brecha de los Cornes de Mondeils. La dirección a seguir la marcan inicialmente unas placas blancas junto a unos pequeños techitos.

Después, unas placas amarillentas bajo unos imponentes techos, 200 metros por encima de la base. Los techos se bordean por la izquierda.

Más arriba el terreno se “dulcifica” y progresamos ligeros por una zona herbosa. La vista desde aquí a la cima es impresionante, la parte más vertical comienza aquí.

Después de un largo vertical y algo expuesto, accedemos a una plataforma. Desde aquí seguimos a la derecha para superar el largo más significativo de esta ruta: el diedro Ollivier.

Tenía muchas ganas de escalarlo y le suplico a Amado que no deje de tirar fotos (más tarde comprobaremos que la cámara estaba apagada). El diedro se deja pero aún no hemos terminado la escalada. La cabeza extraplomada del espolón se bordea por la izquierda (vertiente este) siguiendo una chimenea que nos deja en una diagonal fina y delicada antes de alcanzar la cumbre.

Descenso: por la ruta normal.

Horario: 12 horas en total desde el coche

Referencias bibliográficas: “Le vallée d´Ossau” de Luis Alfonso y Xavier Buxó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s