Dent du Geant (4.013 m). Cara Suroeste (normal)

2006/07/04

El Dent du Geant es una de esas agujas del macizo del Mont Blanc que ofrece el terreno de juego ideal para catar los rigores de la escalada alpina, de una forma sosegada y sin complicarse la vida. Es una bonita actividad, clásica y muy frecuentada (ojo!), que permite conocer el macizo desde una erspectiva privilegiada: desde mi punto de vista, obligatoria para quien se acerca por primera vez a Chamonix con intención de escalar. A pesar de estar recorrida por unas curiosas maromas tamaño lavadora, el ambiente es soberbio.

Tiene dos puntas características: la Suroeste de 4.009 metros y la Noreste de 4.013 m. Curiosamente la primera ascensión, que data de 1882!! a cargo de un grupo de aventureros (Alessandro, Alfonso, Corradino y Gauzenzio Sella con Jean-Joseph, Batiste y Daniel Marquignaz) sólo alcanzó la punta menor, después de 4 días clavando pitones y tendiendo cables. La punta principal fue conquistada un mes más tarde por W.W.Graham con A.Payot y A.Cupelin.

Desnivel y dificultad: 180 m/ III-A0 (V+ sin la utilización de las maromas)

Topo_Dent du Geant (1)_Web

La forma más cómoda de acceder al Deant es con el teleférico que lleva al Refugio Torino (3.371 m) bien desde la Aiguille de Midi (58 eurazos el pasaje completo!! año 2006) o bien desde Courmayer.

Desde aquí a la base del zócalo 1 hora, dejando a la derecha el espolón de las agujas Marbrees, hasta el inicio de un corredor evidente. El zócalo se remonta primero ascendiendo el corredor y después por una zona más caótica de mixtos guarretes entre bloques. Alcanzamos una plaza nevada evidente (inicio de la Arista Rochefort) desde la que se aprecia el inicio de la escalada (2,5-3 horas desde el refugio).

La escalada curiosamente no nos llevará más de 1,5-2 horas. Se empieza alcanzando una travesía evidente que va contorneando la aguja desde el sur hacia el suroeste (V, IV), para alcanzar un terreno más fácil de trepadas sobre terreno mixto (III+), que nos deposita en dos largos en una plataforma (plaza mummery) desde la que se ve todo el diente en su verdadera magnitud. Una bonita placa fisurada, ligeramente tumbada y más vertical al final: las placas Burgener.

La ruta a seguir no puede ser más evidente pues una maroma gigante surca impunemente esta bonita pared. Como dijo Gaston Rebuffat – soñamos con los Marquignaz trepando por estas placas vírgenes en 19882... – En dos largos se superan estas placas: el primero de IV+ y el segundo con un paso fino de V+/6a. Después otro largo muy aéreo (V) nos deja en la punta suroeste a 4.009 metros de altitud.

Desde aquí, aún queda recorrer la arista que lleva a la cima principal, realizando desde la punta menor un destrepe que a más de un neófito le afinará la voz…y después, escalando por bloques más sencillos, alcanzaremos la punta principal, decorada con la imagen de una bella lugareña con pinta de buena persona.

El descenso se realiza rapelando desde la punta suroeste (3 rápeles).

Bibliografía: “El macizo del Mont Blanc. Las 100 mejores ascensiones” de Gaston Rebuffat.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s