Midi d´Ossau. Muralla de Pombie. vía “Flipp Matinal”

2011/07/16

Parece que este año tocaba Midi y todas nuestras salidas han terminado con una pequeña tienda Quechua a los pies de la Muralla de Pombie; y es que escalar aquí tiene algo muy especial. Podríamos decir que buena parte de la escalada pirenaica tuvo como caldo de cultivo los diedros y fisuras de esta roca volcánica. Si bien los hermanos Ravier atacaron sin descanso los bastiones más característicos durante los años 60, durante los 70 otros grandes escaladores poblaron la muralla de Pombie surcando otros itinerarios por los diedros que quedaban aun vírgenes. Y así hasta nuestros días en los que parece que siempre hay espacio para una nueva línea con dificultades galácticas.

La “Flipp”, sobre todo durante los años 80 (y ahora también), fue una gran vía, con un diedro inicial soberbio y una segunda parte técnica y poco evidente. Inicialmente su apertura se realizó hasta la cima de la Jean Santé (como otras); sin embargo hoy en día se recorre sólo hasta las viras.

1ªAscensión: Toni Bedel, Bruno Prat y Michel Fabro en 1978

Longitud y dificultad: 300m, MD+/ 6a+ (V+ oblig.)

Horario: el nuestro 4 h 45 min.

 Topo_FlipMatinal_Txastimendiak

L1 (45 m, 6a/6a+): El primer largo recorre un diedro evidente, primero en V y luego un corto offwidht, con un paso de 6a/6a+. Muy buen largo.

L2 (45 m, V+): El segundo largo supera en la misma reunión un paso atlético de V+ y después recorre en diagonal (7-8 m) una incierta vira que va a dar a un terreno más sencillo de IV, con muritos cortos escalonados. Se alcanza una plataforma amplia a los pies del diedro de la Directísima.

L3 (45 m, V+): Desde aquí se continúa en diagonal hacia la derecha (IV), para alcanzar un diedro con buenas fisuras (6 m, V+) y llegar a una nueva plataforma.

L4 (50 m, 6a): Se supera a la derecha un atlético diedro que continúa por una “vira” que va a parar a una reunión. No alcanzarla! seguir, 5 metros antes, unos clavos que remontan un exigente muro vertical. (Yo la cagué y luego la cuerda rozó mucho…). Se continúa en la vertical y se supera un corto diedro en desplome, para alcanzar una evidente plataforma, que da acceso a una fina vira. Esta tirada tiene varios clavos.

L5 (45 m, IV+): Recorremos la vira en dirección al diedro de la directísima (15-20 m) y después giramos a la derecha hacia una canal herbosa que asciende hacia la vira.

L6 (55 m, IV): Desde este punto hay varias posibilidades para alcanzar las viras. A.- Nosotros continuamos directos a las viras, recorriendo una serie de muritos macizos muy buenos (V+). Me pareció una opción muy bonita. B.- El itinerario de la ”Flipp”, sin embargo, continua por un canal en diagonal a la derecha de estos muritos por terreno fácil (IV), en dos largos más, hasta llegar a las viras.

Descenso: recorrer las viras (rápel intermedio) hasta alcanzar el rápel característico de 40 m que nos deposita en la Grande Raillére.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s