Valle de Ansó. Tozal de Espelunga. Vía “Urdaburu”, entrada directa por “Los duendes del valle”

Llevábamos ya demasiado tiempo hablando de hacer una tapia juntos y no encontrábamos el momento. Al final, el primer finde de otoño, Alberto Ortiz de Elgea y el menda nos decidimos, a golpe de mail, a probar la “Urdaburu” del Tozal de Espelunga, en el valle de Ansó. Posiblemente ésta sea una de las vías exigentes más clásicas de esta zona, pues permite pasar por los tramos más duros en artificial.

Apertura: en 2001 por Lucio Egiguren, Txingu Arrieta, Markel Fontan, KArlos Blanco, Jon Kortajarena, Patxi Gallego, Mikel Astibia e Igor Lasa.

Longitud: 300 metros(añadir otros150 maprox. para los largos de la entrada directa)

Dificultad: 7a+/7b (6b, A1)

Horario: el nuestro 7,5 horas de escalada (30´de aproximación y 2h 50´ para el descenso a pata).

Material: nosotros llevamos cuerda simple (70m y 10,5mm) y gri-gri. Sólo utilizamos los friends en el inicio de “Los duendes del valle” y una pieza pequeña en el 7a+/7b.

Topo_Urdaburu+_Camping Zuriza

Después de mi última experiencia aquí, nos decantamos por entrar a la vía utilizando los primeros largos de la vía abierta por Javi y José Vera, Antonio García Picazo y David Betllevell en agosto de 2011; esta opción permite enderezar el trazado y escalar durante más tiempo.

Primera parte: “Los duendes del Valle”:

Accedemos a esta entrada continuando el sendero del acceso clásico. Un hito de piedras indica el desvío. Continuar por terreno algo cerrado por la vegetación, siempre pegados a la pared, hasta intuir el punto de inicio. Los primeros largos de “Los duendes del valle” se inician con un primer largo algo herboso y sucio (IV). Lo empalmamos con el siguiente, quedando un largo más decente de 50 m, V+ (recomendable). La segunda parte de este largo se inicia con unos movimientos en placa algo descompuesta (V) y sigue después por un diedrillo hasta girar a la izquierda (paso V+) para meterse debajo de un nicho.

L2 (35 m, 6c): La siguiente tirada pasa por la chimenea y va en diagonal a la derecha a buscar el diedro-chimenea evidente, en el que se aprieta bastante. Está bien chapado y se puede completar con el friend del 3 a la entrada del paso duro, para superar la segunda chimenea.

L3 (50 m, V+): Desde una buena plataforma se inicia por terreno fácil y después nos metemos en la placa evidente, con algún paso fino. Llegamos así a la conexión con la Urdaburu y su largo 2 de 6a.

“Urdaburu”:

L4 (50 m, 6a): empieza a la derecha de la R y tira derecho por un fino diedrillo-placa. Termina por terreno fácil en la vertical del espolón. También se puede hacer una variante más fácil.

L5 (10 m, IV+): Recorremos en ensamble la vira y pasamos por debajo del gran bloque, y en un corto largo de 10 metros (IV+) nos plantamos en su “cima”.

L6 (25 m, 7a): comienza la fiesta! Este largo es muy bueno y merece la pena forzar los pasos en un ambiente soberbio. Los agarres están y son los justos, sólo hay que ver la secuencia. También podrán meterse aliens y tirar de A1 si es que no se ve…y salir después por buen canto y tirar de brazo.

L7 (30 m, 6b): la salida de la R es durilla hasta llegar a una sabina. Pasar por encima y sacar el culo al patio, para seguir apretando por una especie rampa diagonal y llegar a la R con un paso vertical.

L8 (25 m, 7a+): pues sí, hay que darse esa travesía aérea (3 m y buen canto para manos, no para pies) y tirar para arriba por placa y diedro exigentes. Superar un pequeño techito y seguir por un diedrito hasta llegar a una pequeña plataforma junto a un diedro.

L9 (45 m, 7a+/7b): este largo me pareció muy exigente pues no ofrece reposo (salvo colgando). Primero por la fisura-diedro y después en placa, con pasos de regletas cortantes al principio y después  con agarres ínfimos para seguir en diagonal a la izquierda hacia un techito con mejor agarre. La llegada a la R muy fina. La R9 es colgada e incómoda.

L10 (15 m, 6b): después del apretón del anterior largo, uno piensa que esto se acaba. Y es que los próximos largos a uno le van tostando de lo lindo. Este corto y durillo largo nos deposita en una plataforma cómoda, a dos largos del final.

L11 (45 m, 6a+): excepcional largo plaquero. Ir a la derecha y cruzar el diedro evidente para seguir recto por la pancita, después placa y girar a la derecha para llegar a la R dándose un travesía aérea de2 metros.

L12 (35 m, 6a+): continúa la tónica del anterior. Se supera un paso vertical (6a) con agarre en bloquecillo sospechoso. Atravesar después a la izquierda para hacer una corta travesía aérea (6a+) y seguir directo hasta el final (6a/V+). Llegamos a una R colgada. Desde aquí se puede seguir a pie durante 10 metros y superar un corto murito (2 m, III) para terminar la jornada.

El descenso lo realizamos pateando; primero recorriendo los campos superiores en dirección a la cabaña Chitín, siempre por encima de las paredes y después descendiendo para retornar por el sendero Zuriza-Ansó (2 h y 50´).

2 pensamientos en “Valle de Ansó. Tozal de Espelunga. Vía “Urdaburu”, entrada directa por “Los duendes del valle”

  1. Muy bueno Txasti,que envidia,se me queda pendiente para la temporada que viene(eh Xabi),a ver si la proxima vez no me pasa nada.Besarkada haundi bat.

  2. Aupa ese Txasti:

    Que maquinas!!!!!! Una actividad de envidiar, poca aproximacion, una escalada impresionante, y un buen rato pateando en el descenso para terminar. Zorionak de nuevo!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s