La Pedriza. El Hueso, cara Sur. Combinación “Tito Rolin Bus” con “Fulgencio”

2011/12/07

Después del buen sabor de boca que nos dejó la “Pedro Ramos” de la Este del Pájaro, teníamos ganas de probar alguna otra joyita de la Pedriza, así que nos acercamos al Refugio Giner de los Ríos para pedir consejo a Guzmán, uno de esos personajes locales que derrocha simpatía y conoce los entresijos de cada una de sus paredes. Nos recomendó la Fulgencio y nos propuso evitar el primer largo, “algo expuesto”, realizando los dos primeros largos de la “Tito Rolin Bus”…lo que resultó todo un acierto.

El 10 de junio de 1972 Fulgencio Casado, junto con Pedro Díez, escalaba este colosal arco granítico con sus botas “cletas”, poniendo esta pared, hasta entonces “olvidada”, en el lugar que le correspondía (junto al Yelmo y el Pájaro) dentro del santuario pedricero.

Al Hueso nos aproximaremos desde el parking de Cantocochino, siguiendo el “autopista de La Pedriza” hasta el refugio Giner de los Ríos. Desde aquí seguiremos el evidente sendero ascendente hasta el gran bloque del Tolmo. Continuar el sendero durante algunos minutos y después coger a la izquierda un exiguo senderillo que cruza el río y continúa por el bosque, marcado con hitos (1 hora aprox.)

Ya en la base del Hueso, uno alucina con la chimenea que tiene delante…merece la pena darse una vuelta por el entorno y contemplar las dimensiones de semejante arco pétreo. Nosotros después de pensárnoslo bastante, decidimos seguir los consejos de Guzmán y evitar este largo, realizando los dos primeros de la “Tito Rolin Bus” y descender hasta la primera reunión.

Topo_Tito&Fulgencio_Txastimendiak

El primer largo de la Tito recorre el diedro en media-luna a la izquierda de la chimenea de la Fulgencio.  Un buen largo que nos permitirá meter piezas al gusto V+, hasta llegar a un paso en placa (protegido con parabolt) 6c/Ae.

El segundo largo, recorre la gran placa por la izquierda: adherencia en estado puro (V+) para los amantes del buen temple…

Desde la R2, descendemos en rapel hasta conectar con la Fulgencio…

Una vez aquí el nuestro 3º largo (2º de la Fulgencio) se inicia por la evidente fisura, que se protege fácilmente y nos deposita en una bonita placa, protegida con 3 buriles. Superamos la panza (V+) y continuamos por terreno más fácil hasta la R.

Desde aquí continuamos por otro bonito largo (IV+/V), primero en placa tumbada, que se va poniendo más vertical, y después por setas seguimos hacia la derecha hasta alcanzar la R.

Nueva tirada fácil y bonita. Recorremos un terreno sencillo (III) en el que se puede proteger cómodamente y se continúa después por una serie de placas con buenos agarres (IV+), hasta alcanzar la nueva reunión después de un pasito en placa…

Último largo: remontamos la evidente laja en oposición y a los pocos metros nos metemos en la “placa” de la izquierda, repleta de buenos agarres, hasta alcanzar los árboles de la izquierda.

Con este último largo terminamos la vía en un arbolito, desde donde rapelaremos en diagonal para conectar con los rápeles de la Tito…ya en la base contemplaremos, una vez más este magnífico “hueso”,…en el que hemos pasado un gran día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s