Vignemale. Pique Longue (3.298 m). Cara norte clásica

Panorámica de la norte de Vignemale desde Oulettes...

2004/08/21

Paredón cargado de historia y aventuras en cada una de sus líneas; testigo mudo de la evolución del alpinismo más puro. Hoy en día la norte clásica es, sin duda, una de las rutas más recorridas en esta vertiente del Vignemale, pues no ofrece grandes dificultades salvo su dimensión: 900 metros de pared que no deben nunca subestimarse. Se trata sin duda de una joya única en el pirineo.

Desnivel y dificultad: 850 m / D+, escalada mantenida en el III/IV con un desnivel considerable. Las dificultades más significativas se concentran al principio, para entrar en la vía; y al final, para acceder a la cima. Vía de montaña para “navegar” en un mar de roca.

1ªAscensión: Henri Barrio y Robert Belloc el 8 de agosto de 1933. Ese mismo año, el insaciable Barrio había realizado la 1ª repetición del corredor de Gaube. Pero sería ésta, la norte clásica, su gran apertura por la que será reordado; aunque también fueron notorios sus infructuosos intentos al diedro noreste de la Aguja Grande de Ansabére.

Horario: 1,5-2 horas para la aproximación desde Oulettes; entre 5 y 8 horas para la escalada; y después, 2 horas aproximadamente para el retorno a Oulettes por la arista al Petit Pic.

Topo: Croquis de Dennis Corpet 

En agosto de 2004  regresaba del G2 con cierto sabor a derrota y necesitaba recuperar la llama pirenaica que tanto me gustaba sentir. Y qué mejor forma que hacerlo con mi gran amigo Joni en una de las paredes más espectaculares del pirineo: la norte del Vignemale. La anécdota de aquella escalada sería la estupidez de realizarla sin casco; y es que al alcanzar el glaciar  para equiparnos con crampones, piolet y casco, me percaté que éste se había quedado en el coche. Supongo que aún seguía con las secuelas de la altura…o que buena parte del material volaba aun desde Pakistán…pobre diablo! Ahora, con unos cuantos años pirenaicos a la txepa, uno no puede más que agachar la cabeza y dar las gracias por haber salido de aquella…

Durante el primer largo desde la rimaya...

Después de remontar el glaciar hacia la entrada del corredor de Gaube, alcanzamos al amanecer una rimaya bastante grande, que superamos bajando un poco primero y con zancada después. Ascendemos en dos largos (con poca luz) por un muro tieso, a la derecha del filón de ofita, que remonta en diagonal junto a un diedro (V) y que termina en una cómoda repisa (IV+) al calor del sol. Este acceso también puede realizarse unos metros más abajo a la derecha.

Jomi en una cómoa repisa antes de "montarnos" en la "cinta" de ofita...

Mirada atrás ganando metros en la roca verde...

Desde aquí es evidente, a nuestra izquierda, la marcada veta verdosa (ofita) que recorre buena parte de la pared. Se continúa por dicho filón por un terreno más amable y que permite, incluso, la escalada en ensamble.

Al poco veremos los gendarmes de la arista intermedia. Los dejaremos a nuestra izquierda y seguiremos por la veta de ofita (III) para remontar después a la arista en travesía delicada (IV) bajo un segundo “torreón” (seguir recto, bordeando por derecha dicho torreón, nos llevaría a la “chimenea de los austriacos”).

Inicio de la arista intermedia...

Continuamos unos metros por la ofita antes de montarnos en la arista intermedia...

Travesía de acceso a la arista intermedia...

Detalle de la parte intermedia de la cara norte de vignemale

Curiosamente, en medio de la pared norte de Vignemale, nos encontraremos recorriendo una arista ascendente con sus gendarmes y repisas (IV). Ganamos altura y nos vamos acercando a un terreno con roca más rojiza y que se dirige a unos muros muy verticales. Realizamos un flanqueo a la izquierda para alcanzar un colladito y seguiremos, ya por roca rojiza, por un no muy marcado espolón hasta su final.

En la arista: resaltes y gendarmes...

Nueva travesía para acceder a la parte superior...

Otra cordada por detrás nuestro...

La pared en este punto se abre ampliamente bajo los muros cimeros. Continuamos primero recto por terreno algo tumbado y luego, en diagonal hacia la derecha, por un terreno que no permite protecciones fiables. Alcanzamos un cómodo collado en la arista de Gaube (III+).

Inicio de la parte suprior de la clásica de la cara norte...

Primero recto y después hacia la arista de Gaube...

Detalle de la parte superior de la cara norte de vignemale...

En el collado...

...todo se ve de otra manera...

Desde aquí se continúa cómodamente por el filo de la arista (III), divisando a nuestra izquierda el espectáculo 800 metros más abajo. Para alcanzar el punto geodésico de la cima del Pic Longue (3.298 m), solo nos quedará escalar un par de largos más verticales (IV, IV+).

Contentos en la cima del Pique Longue (3.298 m)

Descenso por la arista al Petit Pic

2004, aquellos maravillosos años!

Descenso: por la Arista Gran Pic – Petit Pic.

24Referencias bibliográficas:

“PIRINEOS. Las 100 mejores ascensiones y excursiones” de Patrice de Bellefon.

“Vignemale. El señor del Pirineo” de Alberto Martínez Embid.

Un video de la web: http://www.youtube.com/watch?v=32hVN2qFMKI

Un pensamiento en “Vignemale. Pique Longue (3.298 m). Cara norte clásica

  1. Qué buena actividad!!!! De ésas que todos queremos haber hecho por lo menos una vez….., a ver cuando vamos para allá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s