Pared de Santillana, vía «Sur Clásica» {3×1 en la Pedri, 2/3}

Conectar el Yelmo con la Pared de Santillana nos cuesta algo más de lo esperado, pero la motivación sigue intacta. Aun hay mucho día por delante y se trata de una pared cortita, muy estética.

Desnivel y dificultad: 115 m, V+

1ªAscensión: Enrique Herreros y Baldomero Sol, entre otros, en 1943.

Material necesario: un juego de friends y cintas planas para lazar setas. La vía está equipada con 1 clavo y un bolt cercano!

Aproximación: varias posibilidades, lo más habitual es realizar el camino que lleva de Cantocochino al Tormo y después ascender al collado de la Dehesilla y seguir el PR.

El primer largo, de 60 m, no nos dejará indiferentes: una primera parte en fisura a gestionar y después un campo de setas más vertical hasta la reunión, con ún único clavo como equipamiento fijo, y las setas a lazar…

El segundo largo sigue la tónica de setas…y nos deposita en la mismísima cima.

Descenso: lo realizamos destrepando hacia el este “a sentimiento” en aproximadamente 15´- 20´.

Horario: 1 hora de escalada y 15´- 20´para bajar a la base. Recogemos las mochilas y continuamos nuestra ruta en dirección a Cantocochino.

La conexión con el risco de la Tortuga, requiere descender hasta Cantocochino, por el arroyo de la ventana, siguiendo hacia el norte el PR, hasta el collado de la ventana, y después descendiendo por GR a Cantocohino. Para acceder a la Tortuga desde aquí, seguiremos también el GR en dirección a la gran cañada y después por sendero. 3 horas!

Referencias: https://cuadernodeescaladas.com/mapa-interactivo-de-la-pedriza/

Muy interesante para ubicarse.

El Yelmo, vía «Hermosilla» {3×1 en la Pedri, 1/3}

De vuelta a la pedri, le propongo a mi amigo Patxi una “tourné” por el parque para conectar varios riscos por rutas clásicas que aún no conocemos. Las posibilidades son tremendas y tras cenar en Manzanares el Real, trazamos el plan: El Yelmo por “Hermosilla”, la Pared de Santillana por la “Sur Clásica” y la Tortuga por la “ASA”…un tutifruti entretenido y que seguro nos ayuda a desoxidarnos y ponernos en forma.

Yelmo, “Hermosilla”

Desnivel y dificultad: 130 m, V

1ªAscensión: abierta por el indómito escalador Julio Marina en el año 1975.

Material necesario: un juego de friends y 10 cintas expreses. La vía está equipada con parabolts, sobre todo el L1

Aproximación: desde el tranco, seguir el sendero que conduce al Yelmo. 1h 15´.

Comenzamos superando la ancha y espectacular fisura que ascendemos en dulfer, oposición, placa, abrazando,…. Un largo cortito más bien. Hay dos R próximas: lo que uno prefiera. Quizá es uno de los largos más característicos, intimidante desde fuera, pero amable por el equipamiento fijo que tiene…

Se continua hasta debajo de un techo y, o bien se adentra uno en una chimenea angosta con salida apretada o bien se avanza por el exterior de la chimenea hasta una reunión cómoda. Compruebo que ya no quepo por el agujero, así que destrepo y escalo por fuera,…

Desde aquí, se continua hasta el final de la entosta, y se recorre la travesía diagonal de los Higinios, sin posibilidad de protección, pero muy fácil.

En este punto es muy popular continuar por la Esteban Altieri por una placa en chorrera…nosotros continuamos por el recorrido original, siguiendo en diagonal y superando un corto resalte de IV-, hasta una amplia plataforma, y después, al ensamble, continuamos hasta la cima buscando lo evidente.

Llegamos a la cima y aun estamos solos en el Yelmo, así que descendemos sin complicaciones y ponemos rumbo a la Pared de Santillana, que se ve muyyyy lejos!

Horario: 2,5 horas de escalada. La conexión con la Pared de Santillana desde el Yelmo requiere descender el Yelmo por el callejo norte y desde aquí seguir al noreste para descender al collado de la Dehesilla. Nosotros hicimos algo de campo a través “a sentimiento” y debe haber alguna opción más saludable. Desde la Dehesilla, seguiremos el sendero PR (amarillo y blanco) que nos deposita en la pared, siguiendo un sendero de lo más entretenido. 3 horas!

Referencias: https://cuadernodeescaladas.com/mapa-interactivo-de-la-pedriza/

Este mapa interactivo me ha parecido muy interesante para consultar los rincones y conexiones de la Pedri.

La Cabrera. Pico de la Miel (1.384 m), vía “Piloto”

La “Piloto” es la vía más antigua de la Cabrera y una de las más recorridas, con permiso del “Espolón Manolín”. Una vía de corte clásico que va recorriendo un sistema de diedros y fisuras atléticos, con una sección más estresante en el largo cuarto, que se puede acerar si uno va apretado.

Después de nuestra escalada en la “Casera+Rivas”, la “Piloto” ha quedado vacía y entramos para disfrutar de ella sin estrés.

Desnivel y dificultad: 150 m, IV+/A0 ó 6a

Primera ascensión: abierta en 1957 por Francisco Brasas y Antonio Huécar.

Aproximación: desde el parking de la cafetería

Material: un juego de friends hasta nº4 y 12 cintas expres (3-4 largas)

Para cuando llegamos el «tráfico» ha descendido notablemente y arrancamos sin contratiempos. El primer largo sigue un diedro tumbado hasta un arbolito, sin grandes dificultades…

La segunda tirada sigue la tónica anterior, pero con más pendiente y movimientos más físicos, que le dan un toque muy interesante…

Corta tirada, la tercera, con un inicio con algo de ambiente y bonito diedro fisura…

La cuarta tirada, comienza con una placa de regletas, bastante picante y protegida con parabolts; nos deposita en una fisura con buen canto, para terminar con un diedro amable. Un gran largo…

Aun queda un largo con una parte inferior a gestionar con calma,…y metros de terreno más fácil hasta la cima…

Horario: 30´aproximación y 2 h de escalada. Descendemos andando por la ruta normal.

La Cabrera. Pico de la Miel (1.384 m), combinación “Casera atómica” + “Rivas-Acuña”

Siempre es un gusto acercarse a la zona centro para mover el cuerpo y desoxidarse en sus diedros, fisuras y demás formaciones graníticas. Xabi y yo nos acercamos a la Cabrera buscando tiempo benévolo, sin ninguna aspiración reseñable salvo la del reencuentro, después de muchos meses a la sombra, que no es poco.

En la base de la “Piloto” había bastante gente, así que nos decantamos por los dos primeros largos de la “Casera atómica”, con salida por los tres largos finales de la “Rivas-Acuña”: una combinación amable y recomendable, pues libra la parte más sucia de una y la más difícil de la otra.

Desnivel y dificultad: 150 m, V+ máximo, en la primera parte.

Primera ascensión: la “Casera atómica” fue abierta a principio de los años 80 por Jesús López Hernando y sus amigos; mientras que la “Rivas-Acuña” fue abierta en el 1957 por Salvador Rivas y Pedro Acuña, quienes con Pedro Gómez formaban la cordada “el perro que fuma”, muy activa durante aquellos años.

Aproximación: desde el parking del área de descanso, seguir un sendero en dirección a las paredes, sin mayores complicaciones.

Material: 12 cintas express (5 largas), juego de friends (hasta nº3) y material de reuniones.

La vía arranca con un paso de placa de fiarse (V+) que nos deja en una fisura muy disfrutona, hasta una R en la base de un diedro.

Continuamos por la casera, con una segunda tirada en placa tumbada (IV+/V-) que habitualmente se empalma con el largo anterior…

Ahora se abren bastantes posibilidades y optamos por continuar por la «Rivas-Acuña», que resigue el diedro-chimenea evidente que arranca a la derecha de la reunión…

El terreno se vuelve más caótico a medida que vamos ganando altura y continuamos por diedros hasta una plataforma característica con reunión en arbolito…

Y según llegamos a la cima del Pico de la Miel, descendemos por el «callejón», hasta la base de la Piloto…

Horario: 30´aproximación y 2 h de escalada. Descenso: 30 minutos.