Peña Rueba. Cara Sur. vía “Espolón Inazio Cinto”

Vista del espolón con la ruta aproximada

Una opción cómoda para estos días fríos, cuando la nieve sigue resistiéndose a cubrir las montañas es Peña Rueba. El espolón Inazio Cinto ve pronto el sol y, a pesar que de camino hemos alcanzado los -8°C, para las 9:30 la temperatura es más que aceptable a pie de vía. Recorrido homenaje al escalador de Ayerbe, impulsor de escalada en estos mallos y creador de un buen número de vías.

Desnivel y dificultad: 220 m, 6c+ (V/A0 oblig.)

Apertura: Julio Benedé y Luis Royo en verano de 2007

Material: 15 cintas express y material de reuniones.

Aproximación: Actualmente la pista que conduce a las proximidades de la vertiente sur de Peña Rueba se encuentra adecentada y no ofrece mayores problemas para acceder desde Murillo de Gallego. Desde la “zona de parking” se sigue un sendero sin mayores problemas. El inicio de vía es fácilmente reconocible con una cinta naranja.

Oskar entrando en calor en el bonito primer largo (35 m, 6b)

Dos primeros largos, más picantes y verticales (6b y 6c+), muy chulos: el primero: en diagonal, siguiendo unos diedritos escalonados; y el segundo, muy mantenido, con un paso raro después de una panza…

L1, 6b, 35 m

Recogiendo el L1

Sufriendo las cenas de navidad en el L2, 30 m, 6c+

Va cogiendo ambiente...

Vamosss

Oskar dándole duro antes de llegar a la R2…

Llegada a la R2...

Luego se continua con otros 3 largos muy disfrutones: V+, V+, V, con la tónica amable de la pared, para conectar con los dos últimos largos de la “Toño Ubieto”. En este terreno empalmamos algún largo para avanzar más rápido, hasta alcanzar el final de la pared.

L3, V...inmensidad de roca...

L4, V preciosa tirada...

Cara sur de Peña Rueba...desde dentro!

Urte berri on!!!

L5+L6, V

Desconexión total!

Fin de fiesta...

Otro gran día con Oskar para empezar bien el año…

Descenso: por la vira herbosa, seguir hasta la cima de la Peña Rueba y después enlazar con la Ferrata Sur de descenso.

Horario: 25 min. aprox, 3 h escalada y 50′ descenso

Comienza el descenso...continuamos la vira herbosa desde la misma cima de la Peña Calva...

A por la ferrata de bajada...

Pilar de Ansó (1.900 m), vía “Espíritu del bosque” otoñal

La bonita pared de "El Espíritu del Bosque" durante el descenso...

El valle de Ansó en otoño siempre tiene un magnetismo especial. Las montañas que dentro de poco se cubrirán de blanco, se preparan ahora con su traje ocre más intenso…y las paredes, todo tranquilas, disfrutan de esa transformación. El sábado, Alfredo y yo nos dejamos caer en el valle para descubrir una de sus paredes mas emblemáticas: el pilar de Anso y su “el espíritu del bosque”: una vía que, al estar equipada, permite escalar sin complicaciones ahora que el frío se hace notar. Una auténtica clásica de la zona.

El Pilar de Ansó al fondo...

Desnivel y dificultad: 230 m de escalada y una dificultad máx de 6c/A0 (6a/A0 oblig.). La dificultad del largo clave, que la mayoría superamos en A0, rondará el 7c (sólo apto para unos pocos).

Apertura: Antonio García Picazo, O Medel y A. Hita en agosto 2004.

Material: 16 cintas express y un juego de friends (0,5 a 3), material de reuniones y doble cuerda de 60 m.

Aproximación: Desde el exiguo apeadero en la carretera del barranco de camino a Ansó (desde Zuriza), reconocible por una pintada roja en un poste de luz, divisar un hito al otro lado del río. Cruzarlo y seguir el curso de un cauce que sube de forma directa, cruzando el bosque, hacia la base de la pared; a la que llegaremos remontando unas pedreras, una vez finalizado el bosque (1 h 30 min.)

L1, 40 m, 6b+. Primer largo con un frío del carajo! Unos pasitos finos con la típica roca de tacos invertidos…y luego la cosa relaja.

Comienzo exigente con mucho frío,...la peor forma de entrar en calor...

En la R1...

L2, 30 m, 6a+. Seguimos a la sombra…bonita tirada en travesía, que termina en placa perfectamente equipada.

Alfredo ganando altura en la travesía del L2...

Recogiendo el L2,...con ganas de que nos de el sol!!

L3, 35 m, 6b+/6c. Al sol la cosa cambia, aunque el viento fresquito se mantiene a ratos. Precioso largo con muchísimo ambiente.

El largo 3 al sol...aunque seguimos al fresco...

Alfredo recogiendo el L3,...como un sputnik!

Entrando en calor...

L4+L5, 50 m, V+/6c+. El bueno de Alfredo se tira un buen rato en el largo…luego comprobaría que el empalme de 50 m tiene final feliz, sobre una placa fina a gestionar. Muy chulo…

LA chimenea del L4+L5...un poco húmeda!

Recogiendo el L4+L5...vaya llegada a la R!!!

L6, 30 m, 6a/A0 (o 7c?). La acerada de este largo resulta algo atlética para los que no gastamos la clase para pasar por ahí en libre, y pedaleamos un par de veces; luego se sale en libre por un diedrito.

Arrastradaaaa!

En un par de pasos... con pedal!

Ambientazo!

La alegría de la huerta!!

L7, 40 m, 6b. Destrepamos un par de metros y subimos a la vira (R opcional)…y se continua por un largo precioso con mucho ambiente.

Preciosa tirada!

L7...

Alfredo Angulo...auténtico!

L8, 15 m, V+. Largo de trámite para salir a la arista cimera.

Fin de fiesta...

Estamos en lo alto del Pilar de Ansó

Horario: 1 h 45´ para la aproximación, 4 h 15´ de escalada y 2,5 h para el descenso desde la cima.

Descenso: continuamos la arista y pasamos una horcada (esa no); la siguiente tiene un hito que nos indica un “destrepe” de 4-5 m donde encontraremos una instalación de rápel. Rápel de 40 m que se puede apurar hasta los 60 m…alcanzamos las pedreras de descenso al valle.

LA horcada de bajada indicada sobre la foto...

guia-ansoReferencias: “Valle de Ansó. Guía de escaladas” de Antonio García Picazo.

Más info en el bar del camping de Zuriza.

 

Peña Ezkaurre (2.045 m), vía “Esminu” y Arista Noreste

La vertiente sureste de Ezkaurre desde Espelunga (foto XGatón)

De vuelta al piri, terminamos “de rebote” a los pies de la vertiente sureste del Ezkaurre. Optamos por esta bonita vía para montarnos en su fotogénica arista y ascender a su cima. Una jornada muy entrañable con el incombustible Xabier Gatón para ponernos al día…

1ªAscensión: Agustín Bárbulo, Oscar Medel y A.García Picazo el 8 de octubre de 2005.

Desnivel y dificultad: la vía Esminu recorre 360 m hasta su punto más alto, si bien es cierto que las dificultades se concentran en los 180 m inferiores; el resto corresponde con el espolón noreste. Las dificultades 6b (V+/A0 oblig.)

Material: cuerda de 50 m y 8 cintas expres; se puede completar con algún friend mediano, aunque no es necesario. La vía está equipada con algún aleje y se puede proteger al gusto.

Aproximación: desde el parking del collado de Argibiela descendemos unos metros para recorrer la pista que asciende hacia el Ezkaurre. Después de unos 15 minutos, seguimos un sendero a la izquierda que se desvía hacia la parte baja de la arista. Ya en la base de la arista y de las paredes, seguimos en travesía (50-70 m) hasta una canal donde comienza la vía (punto de referencia, la laja del segundo largo).

La vía recorre la lógica de la pared, buscando siempre su debilidad a través de diedros y chimeneas.

Bonito primer largo (a empalmar L1+L2)

L1+L2 se empalman fácilmente, terminando en una repisa cómoda después de ascender una bonita chimenea que termina por el exterior de la laja.

Una chimenea con laja a gestionar, sin grandes dificultades...

Xabi a toda mecha...

Llegada a la R1

L3 (para nosotros el L2) es una corta placa con techo, muy chula…para gestionar pies e invertidos.

Xabi muy enchufado después de nuestro "paseo" mañanero...

Llegada a la R2

El L3 no tiene mucha historia: recorre una vira herbosa y asciende a lo profundo de la chimenea (nicho) característica. Desde aquí comienza una tirada realmente chula, primero muy encajonada y después con unos pasos con ambiente…y mucho aire bajo los pies.

Chimenea encajonada...

"Postales del valle de Ansó"

Llegada a la R4

El último largo de la pared (nuestro L5) no desmerece para nada: comienza en chimenea atlética y finaliza con otra que muchos despistados “no ven”…y es que ya muy cerca de la arista existe el peligro de salirse antes de tiempo, perdiendo unos últimos pasos muy chulos. R6 en la arista (zona herbosa) con dos parabolts.

Comienzo del L5

Ganando metros...

Desde este punto, la “Esminu” pierde verticalidad y continuamos en ensamble por unas rampas tumbadas con algún paso aislado de adherencia III+/IV-. La vía termina en un hombro, desde el que se puede optar por descender al valle o continuar hacia la cima del Ezkaurre.

Comienzo de la arista...

Ascendemos al ensamble metiendo cacharritos...

IV

Hora de zapatillas...

Continuar por la arista desde este punto (el final de Esminu) no ofrece grandes dificultades, a excepción de un rapel para descender a una horcada herbosa y algún destrepe…pero lleva su tiempo!

Rincones de Ezkaurre

Pilar de Ansó, Espelunga,...

Horario: 40 min. aproximación, 2 horas escalada, 2,5 horas para recorrer la arista hasta la cima y 1 hora para el descenso hasta el coche.

Reencuentros que no tienen precio!

Panorama Ansó!guia-anso

Referencias bibliográficas: “Valle de Ansó. Guía de escaladas” de Antonio García Picazo.

Más info en el bar del camping de Zuriza.

Macizo del Mont Blanc. Mont Blanc du Tacul (4.248 m), por las Aiguilles du Diable

Las agujas del Diablo vistas desde la Arista Kufner

Para rematar la semana, optamos por otra de las clásicas del macizo del Mont Blanc: La travesía de las “agujas del diablo” hasta la cima del Tacul. Recorrido con ambiente de tremenda belleza, de dificultades asequibles y muy variado: con aproximación glaciar, escalada en roca, rápeles, terreno mixto y ascensión a uno de los cuatromiles del macizo. Habrá que tener especial cuidado en las aglomeraciones pues se trata de una auténtica clásica y puede que los tapones alarguen el horario como un chicle. Cinco puntas que superan los cuatromil metros y que descienden desde la cima del Tacul hasta el Grand Capucin, entre la arista Kufner y el Pilar Gervasutti entre otros: una bellísima “cabalgada” sin duda!

Refugio de Torino: un gran ambiente con gente que cuida muy bien a sus clientes...

1ªAscensión: la travesía integral de las Aiguilles du Diable (ascenso de las cinco cimas partiendo desde el Corne du Diable) se realizó el 4 de agosto de 1928 por Mrs. O’Brien y R.L.M. Underhill con Armand Charlet y G. Cachat. Individualmente las agujas ya habían sido ascendidas en los años veinte de forma muy variada y sobre todo por el impulso del gran guía Armand Charlet de Chamonix.

Desnivel y dificultad: 1.200 m de desnivel total acumulado desde el refugio Torino(3.372 m) hasta la cima del Tacul (4.248 m). Para acceder al collado du diable (3.995 m) hay que remontar 450 m por el corredor suroeste y la arista conlleva unos 600 m de escaladas en roca, rápeles y ascenso final a la cima. Las dificultades rondan el IV/V, para una cotación global de D+.

Aproximación: desde el Refugio de Torino, recorremos el glaciar en dirección a la arista Kufner, pasando entre la Tour Ronde y el Grand Capucin. Continuamos hacia el final hasta la base de unas rampas que ascienden en diagonal hacia el Cal du Daible, justo en frente de la Kufner (2 h).

Itinerario de aproximación aproximado sore una foto sacada el verano pasado, de camino al Tridente de Tacul

Todavía de noche, remontamos las rampas con una inclinación de 50º aprox. Al poco la nieve discontinua nos obliga a seguir por terreno rocoso, de poca dificultad pero incómodo…para, al cabo de un rato, volver a la línea del corredor suroeste que asciende de forma directa. Ojo a las condiciones en este tramo porque existe un riesgo importante de caída de piedras. La llegada al Col du Diable con las primeras luces del día es impagable.

El corredor tiene su cosa, dependiendo de las condiciones, claro!

Amanecer con vistas al Mont Blanc!

Llegada al collado...

"Calma chicha" en el collado, antes de enntrar en faena...

Desde el collado suspendido, encaramos la primera de las agujas por terreno sencillo, dándole la vuelta por la izquierda (hacia la vertiente oeste), para llegar a un colladito que separa el Corne du Daible de la Punta Schaubert. En este punto, decidimos esperar turno almorzando plácidamente,…y es que el “embotellamiento” es un hecho y no nos apetece bajarnos. Paciencia y a disfrutar del día…

Llegando al colladito, contorneando el Corne du Diable por la vertiente oeste...

Punta Schaubert...a la derecha el pequeño Corne du Diable

Espera plácida!

La Punta Schaubert se escala desde el collado en una tirada larga de IV+ (varias posibilidades) con un ambiente soberbio. En la misma punta se encuentra una instalación de rápel…para descender en 15 m, 20 m y 25 m a un collado con algo de nieve.

Punta Schaubert...

Una miradita atrás disfrutando de una escalada plácida...

Kiri recupera el largo con ambiente...

Punta Schaubert (2)...

Desde la Punta Schaubert, puede apreciarse la siguiente de las agujas: la Pointe Médiane, también con un par de posibilidades. Lo más habitual es entrar en el diedro y después desviarse a la derecha para continuar por el espolón hasta una plataforma (V-). Ya que estábamos esperando… optamos por continuar el diedro que se veía bonito (V+)…

Desde la Pointe Schaubert...el resto de Agujas...

Rápeles al collado para escalar la Pointe Médiane...

Superando el diedro característico y espectacular...

Kiri llegando a la plataforma de la Pointe Médiane...

Desde este punto, sólo hay que meterse en una angosta chimenea y anclarse a la instalación que hay al otro lado para descender al próximo collado: divertido!. Apreciamos la siguiente aguja bien cerquita: la Pointe Carmen…y detrás la Isolèe.

Angosta chimenea en la Pointe Médiane...

Pointe Carmen desde la Médiane...

Descenso a un nuevo colladito...

Un rápel apurado de 30 m nos planta en el próximo colladito, en el que encontramos nieve para acceder a la base de la Pointe Carmen. Ojo al principio! Esta punta la recorremos en dos tiradas (IV y IV+ con ambientazo).

Kiri escalando un zócalo previo a la Pointe Carmen (a la derecha)...

Vistas a la Pointe Isolèe desde la CArmen

Rápel en la Carmen...

El tiempo ha ido pasando y desde la Pointe Carmen, desechamos la idea de escalar la Isolèe…y es que en este punto es posible escaquearte la última aguja para recuperar tiempo. La cima del Tacul aun se ve lejos, así que preferimos asegurar y seguir disfrutando del día. Rápeles a 20 m, 23 m y 20 m; y travesía hasta alcanzar el terroso corredor de la Isolèe.

Rápeles para descender hacia la Pointe Isolèe

Ascender al Tacul desde este punto no es difícil, ahora bien hay que moverse rápido por el caos de bloques (III+,…) de la vertiente este…

Continuando hacia el Tacul después de escaquearnos la punta Isolèe...

Nuestro camino hacia el TAcul...

Un puñado de horas después alcanzamos la cima del Mont Blanc de Tacul (4.248 m) a las 16:00, aun con tiempo para comernos un sándwich que Kiri ha transportado en una fiambrera! y bajar después hasta Torino…

Vistas hacia Maudit y Mont Blanc...

Una cordada rezagada...

Cima del Tacul

Mont Blanc du Tacul (4.248 m)

Hecho! Tacul (4.248 m)

La vuelta a Torino, como muchas otras, se vuelve un viaje a uno mismo, agradeciendo poder disfrutar de paisajes así con grandes amigos y poniendo el ojo en nuevos rincones para descubrir…y es que sólo hay que ser curioso y buscar tu camino…

Ls agujas desde la Mer de Glace!!!

Descenso: Desde la cima del Tacul, descendemos por la ruta normal hasta la Mer de Glace y desde allí, con paciencia, volvemos a Torino (2,5-3 horas).

Material: Una cuerda de 60 m (suficiente para los distintos rápeles), 3 tornillos de hielo, crampones, 6-7 friends medianos, 4 bagas largas y 7 expreses.

Horario: Nuestra actividad se alargó durante 15 horas en total (Torino-Tacul-Torino). De forma aproximada: 3:30 a.m. salida / 2 horas hasta la base / 1,5 h remontar hasta el collado / 9 h hasta la cima del Tacul / 3,5 h descenso hasta Torino.

Referencias: http://www.camptocamp.org/outings/792797/fr/mont-blanc-du-tacul-arete-du-diable