Egino. La cueva de La Leze, vía “de Jon”

A estas alturas no vamos a descubrir el encanto de la Leze y su impresionante cueva. Desde chavales, los que visitábamos la escuela de Egino acercándonos en tren desde Gasteiz, escudriñábamos la vía que recorre el espectacular arco de la cueva: obra de Rafa Heras y Joxe Ochoa de Eribe en 1992, en artificial. No es una especialidad “santo de mi devoción” pero este arco se había convertido en un pequeño capricho… así que lo comenté con Oskar y terminamos viniendo  a descifrar el misterio.
Está claro que los años 80 y 90 fueron una explosión de este lugar en el que llegaban tendencias nuevas y la gente se aventuraba a abrir nuevos itinerarios. Al cobijo de la cueva, y sobre todo de los monolitos, circulaba un nutrido grupo de personajes que daban color a las paredes, escalando y conviviendo haciendo lo que más les gustaba.
Allá por el 1992 Rafa y Joxe recibieron un dinero del Ayuntamiento de Agurain, tras realizar una exhibición escalando la torre de la Iglesia en fiestas. Aquel dinero lo invirtieron en equipar una ruta que por aquel entonces parecía futurista.
En aquellos tiempos, parte de ella se escaló en libre, aunque había secciones muy complejas. Años después, en invierno de 2006 Andoni Perez, en compañía del propio Joxe, forzó todos los largos aunque sin llegar a encadenar; y metieron un parabolt en cada “R”. Las dificultades rondaban el 8b!! Andoni trajo a Dani Andrada a probar la liberación… y el “gato al agua” se lo llevaría el mismísimo Iker Pou en 2011, quedando la vía de 8a+… En definitiva, que el tiempo termina por devolver a las vías su magia; y lo que hoy parece imposible, mañana será factible para las nuevas generaciones.
{pequeñas referencias no exhaustivas gracias a Joxe Otxoa de Eribe y a Andoni Pérez}
{fotos gracias a Alberto Ortiz de Elguea y a BaceFilms}
Hoy no podemos pasar la oportunidad de acordarnos de aquellas generaciones mientras recorremos los muros de esta vía…
Desnivel y dificultad: 110 m, A1/V obligado. Ciertamente la salida del L3 bien merece un V. El resto del itinerario se supera en artifo, si bien es cierto que hay que atinar bien con el último peldaño del estribo y que en los dos largos del arco, desploma en los pies y el ambiente es de aúpa!
Material: estribos, doble cuerda de 60 m, 25 cintas express, y 3-4 friends pequeños.
Aproximación: 5-10 min desde el parking de la Leze. El acceso es algo acuático y requiere superar el pequeño resalte de cemento (dentro del río) y subirse a los vástagos de hierro (reliquias de una antigua pasarela)
L1, 25 m, A1 El más extraño al empezar sobre el río y discurrir por la pared en sombra y sucia. Corre la brisa y el que asegura puede pasar hasta frío.
L2, 15 m, A1. Corto murito que conecta con un pasamanos: travesía a la dcha para arrancar con la siguiente tirada.
L3, 25 m, V+/A1. Asciende de forma directa el contrafuerte derecho de la cueva, cogiendo ambiente la escalada. En los primeros metros hay que escalar en libre hasta chapar el segundo seguro. Aunque la dificultad marca IV+, nosotros creemos que bien merece algo más (ojo!).
L4, 15 m, A1. Comienza el arco recorriendo en travesía a izquierdas, hasta una reunión volada total: ambiente garantizado! aquí los pies empiezan a pisar abismo…
L5, 20 m, A1. Sigue la gran travesía con patio soberbio y llegada a la reunión después de unos pasos en descenso.
L6, 10 m, IV+. Largo corto y algo sucio, donde echas de menos algún friend mediano, aunque hay buena vegetación para proteger con cintajos.
En definitiva, una cremallera que nos devuelve a recuerdos de cuando en Egino se oía punk y Evaristo amecizaba las largas noches de vivac!
Descenso: andando por sendero. Para encontrar el sendero tendremos que hacer campo a través durante 20-30 m.
Horario: 7 h de escalada
Un pequeño recuerdo en forma de video, encontrado en la red, en el canal de BaceFilms

Torre de Urrestei. vías “Tobogán” y “La tentación de Crispín”

Para el domingo nos acercamos a Urrestei con la idea de seguir acumulando metros y poner a tono nuestros fornidos cuerpos. La pared de Urrestei tiene un buen puñado de vías y la aproximación se hace muy cómoda desde el puerto de Urkiola (parking Gatzaieta).

“Tobogán” es una vía de corte clásico, con equipamiento a base de clavos y puentes de roca, en la que no se regala ningún largo:

Desnivel y dificultad: 100 m (+arista), V+/A1
Material: 16 cintas express y estribo, algún friend mediano vendrá bien; y doble cuerda de 60 m.
Apertura: J.M.Audikana, J.A.Nuñez y K.Depablos en 1974
Después de un L1 que nos pone en canción, continuamos por el largo de artifo. Uno o dos estribos nos irán bien para poder superar la cremallera que supera el espectacular bombo…
La tercera tirada es una vertical fisura/diedro que suele estar con vegetación, a base de clavitos y sirgas, y que es un gran largo!
y continuamos con una travesía muy aérea que va a conectar con la arista de Urrestei y que corta la tónica ascendente de los tres primeros largos. Continuaremos recorriendo la arista para bajar por los rápeles de la cima…
De vuelta al suelo,…volvemos a la pared.“La tentación de Crispín”, a diferencia de “Tobogán”, es una vía moderna equipada de forma generosa, con unos largos bien chulos. A estas alturas, tengo un horroroso dolor de uñas y Xabi me llevará en volandas jjjj:
Desnivel y dificultad: 120 m, 6c (V+/A0 oblig)
Material: 14 cintas express y doble cuerda de 60 m

Apertura: Pedro, Perfe y Txema en 2016
La tónica es parecida y la dificultad va subiendo según vamos ganando altura, con los dos últimos largos especialmente chulos y finos de ver…
En definitiva, que Urrestei sigue siendo una buena opción para sacar buenas escaladas de forma cómoda,…y seguir poniéndonos a tono!

Aitz Txiki, por “Los Espolones”

“Los espolones” del Aitz Txiki es uno de los itinerarios más clásicos del valle de Urkiola. Hasta la cima del Aistxiki nos encontraremos 4 espolones separados por campas…y un quinto, después de la cima. Nosotros nos decantamos por enlazar los 4 primeros para desquitarnos de tanto encierro, en un día bastante revuelto, en el que las dos chaparradas que hubo nos pillaron en sendos nichos (a cubierto).
Las alternativas para recorrer los espolones son múltiples y muchos son los que se conforman con enlazar el 1º y el 3º. En nuestro caso, después de unos meses a la sombra, había ganas de empacharnos de roca, así que nos fuimos de cabeza a por los 4 primeros.
Lo bueno que tiene venir con Xabi es que tiene muchas vías recorridas, y también buen gusto; así que combinamos un tuttifrutti de rutas de lo más apetecible: el “Diedro (directo)” para el primer espolón; la “Woogie-Woogie” para el segundo; “Bordatzen” y “Normal” para el tercero; e “Irrintzi” para el cuarto.
Desnivel y dificultad: serán entorno a 290 m de desnivel de escalada, con dificultades máximas de 6b. Lógicamente, dependerá de las rutas elegidas para combinar…
Material: 14 cintas express, doble cuerda de 60 m y un puñado de friends medianos.
Al diedro le entramos por casualidad, puesto que había tanta gente que fue la última ruta libre del primer espolón. Ascendemos por un largo de trámite (III+/IV-) con un clavo. Y en la segunda tirada se le entra al diedro propiamente dicho por largo tecniquillo (IV+/V-).
“Diedro”: F.Lusarreta en 1960. La variante “directa” a cargo de J.M.Régil y C.GArcía en 1961.
La tercera tirada es una joyita que recuerda a las grandes vías pirenaicas: vertical y con fisuras para empotrar manos, rodillas y demás “corpúscilos” (muy bueno!)…seguimos por la salida directa, que nos parece lo más natural, una vez metidos en faena.
Nos plantamos así en la arista final del primer espolón; y recorremos otro largo, de trámite, bajando a una horquilla y escalando un segundo gendarme (IV)…llegamos así a la campa que conecta con el segundo espolón.
Para el segundo espolón nos decantamos por la “Woogie-Woogie” (vía de D.Cid, L.M.Montero, J.C.Tamayo y K. De Pablos realizada en 1988) que es muy buena, comenzando por un pasillo de roca que se abre paso entre la vegetación (6a)
La segunda tirada comienza con un corto desplome atlético (6b). Alcanzamos trepando la cima y descendemos destrepando a la siguiente campa…
Para el tercer espolón nos vamos para el largo de “Bordatxen” que tanto me ha recomendado Xabi. Vía de P.Sánchez y P.Rodriguez realizada en 1982; Hay que entrarle, por un canal herboso a la derecha y después trepar hasta un pequeño nicho…Se trata de un largo muy vertical con buen canto que te va poniendo firme (6b), hasta llegar al nicho de buitres que conecta con la “Normal”.
El nicho nos permite aguantar una pequeña chaparrada,….y para continuar nos decantamos por la “Normal”, que nos lleva a la cima del tercer espolón. La “Normal” fue escalada por primera vez por P.Aguirregomezkorta, M.Martinez y Pedro Udaondo en 1960…
El 4º espolón permite seguir escalando. ay varias vías en el mismo collado y, bajando al oeste, se puede alargar con algún otro largo. Sin conocer las vías, elegimos una línea que arranca en diagonal por unas lajas y termina en un murito vertical. Resultará ser un segundo largo de la “Irrintzi” de 30 m y 6b (aprox.), realizada por P.Tubillera y J.Colina en 1984.
Terminamos así un bonito día de reencuentros con la roca y con amigos, remotivándonos con nuevas salidas cerca de casa y más allá…
** Eskerrik asko a Jaime Alonso, que como siempre ha respondido puntual a nuestras dudas :). Alguien que conoce los rincones de Atxarte como pocos y que siempre está dispuesto a compartir batallitas!
Descenso: andando por la normal.
Horario: 7 horas de escalada, incluyendo las esperas entre txaparradas…

{Vídeo} Catherine Destivelle y “Au-delà des Cimes”

Si hay un alpinista icónico, en cuanto a magnetismo y calidad de su actividad, esa es Catherine Destivelle.

Sus orígenes en el mundo de la competición la auparon a estrella de la escalada, siendo la primera mujer en encadenar 8a+ y protagonizando portadas y reportajes.
Sin embargo, eso sólo era el punto desde el que construiría el “monstruo” en el que se convirtió más tarde al escalar en solitario el pilar Bonatti en 4,5 h; y también en solitario y en invierno las caras norte de Cervino (por la Bonatti!!), Eiger y Jorasses. Abrió en solitario la “Destivelle” (A4) en el Dru y ascendió el Shisha Pangma en el 94; y no tuvo suerte con sus comprometidas expediciones en el Latok I, pilar Oeste del Makalu, Annapurna Sur, Antártida,…con varios accidentes graves que no minaron su motivación.
Escaló también, en solitario en 1999, la Brandler-Hasse de la Cima Grande di Lavaredo, una actividad de prestigio que se ganó el respeto de la comunidad alpinística…un animal que vivió ajeno a comparaciones, con una actitud envidiable ante los retos de la dificultad.
Cuelgo el enlace al mejor documental de escalada alpina “Au-delà des cimes” de Remy Tezier, ganador del festival de cine de montaña de Banff y Mendifilm en 2009 y que huele a aquellas películas de los Tairraz, con Gaston Rebuffat acompañado de Maurice Baquet. Lo he encontrado en la web, pasando el encierro…

<p><a href=”https://vimeo.com/97325417″>Beyond The Summits (Catherine Destivelle)</a> from <a href=”https://vimeo.com/user12289522″>amra amra</a> on <a href=”https://vimeo.com”>Vimeo</a&gt;.</p>