Macizo del Mont Blanc. Mont Blanc du Tacul (4.248 m), por las Aiguilles du Diable

Las agujas del Diablo vistas desde la Arista Kufner

Para rematar la semana, optamos por otra de las clásicas del macizo del Mont Blanc: La travesía de las “agujas del diablo” hasta la cima del Tacul. Recorrido con ambiente de tremenda belleza, de dificultades asequibles y muy variado: con aproximación glaciar, escalada en roca, rápeles, terreno mixto y ascensión a uno de los cuatromiles del macizo. Habrá que tener especial cuidado en las aglomeraciones pues se trata de una auténtica clásica y puede que los tapones alarguen el horario como un chicle. Cinco puntas que superan los cuatromil metros y que descienden desde la cima del Tacul hasta el Grand Capucin, entre la arista Kufner y el Pilar Gervasutti entre otros: una bellísima “cabalgada” sin duda!

Refugio de Torino: un gran ambiente con gente que cuida muy bien a sus clientes...

1ªAscensión: la travesía integral de las Aiguilles du Diable (ascenso de las cinco cimas partiendo desde el Corne du Diable) se realizó el 4 de agosto de 1928 por Mrs. O’Brien y R.L.M. Underhill con Armand Charlet y G. Cachat. Individualmente las agujas ya habían sido ascendidas en los años veinte de forma muy variada y sobre todo por el impulso del gran guía Armand Charlet de Chamonix.

Desnivel y dificultad: 1.200 m de desnivel total acumulado desde el refugio Torino(3.372 m) hasta la cima del Tacul (4.248 m). Para acceder al collado du diable (3.995 m) hay que remontar 450 m por el corredor suroeste y la arista conlleva unos 600 m de escaladas en roca, rápeles y ascenso final a la cima. Las dificultades rondan el IV/V, para una cotación global de D+.

Aproximación: desde el Refugio de Torino, recorremos el glaciar en dirección a la arista Kufner, pasando entre la Tour Ronde y el Grand Capucin. Continuamos hacia el final hasta la base de unas rampas que ascienden en diagonal hacia el Cal du Daible, justo en frente de la Kufner (2 h).

Itinerario de aproximación aproximado sore una foto sacada el verano pasado, de camino al Tridente de Tacul

Todavía de noche, remontamos las rampas con una inclinación de 50º aprox. Al poco la nieve discontinua nos obliga a seguir por terreno rocoso, de poca dificultad pero incómodo…para, al cabo de un rato, volver a la línea del corredor suroeste que asciende de forma directa. Ojo a las condiciones en este tramo porque existe un riesgo importante de caída de piedras. La llegada al Col du Diable con las primeras luces del día es impagable.

El corredor tiene su cosa, dependiendo de las condiciones, claro!

Amanecer con vistas al Mont Blanc!

Llegada al collado...

"Calma chicha" en el collado, antes de enntrar en faena...

Desde el collado suspendido, encaramos la primera de las agujas por terreno sencillo, dándole la vuelta por la izquierda (hacia la vertiente oeste), para llegar a un colladito que separa el Corne du Daible de la Punta Schaubert. En este punto, decidimos esperar turno almorzando plácidamente,…y es que el “embotellamiento” es un hecho y no nos apetece bajarnos. Paciencia y a disfrutar del día…

Llegando al colladito, contorneando el Corne du Diable por la vertiente oeste...

Punta Schaubert...a la derecha el pequeño Corne du Diable

Espera plácida!

La Punta Schaubert se escala desde el collado en una tirada larga de IV+ (varias posibilidades) con un ambiente soberbio. En la misma punta se encuentra una instalación de rápel…para descender en 15 m, 20 m y 25 m a un collado con algo de nieve.

Punta Schaubert...

Una miradita atrás disfrutando de una escalada plácida...

Kiri recupera el largo con ambiente...

Punta Schaubert (2)...

Desde la Punta Schaubert, puede apreciarse la siguiente de las agujas: la Pointe Médiane, también con un par de posibilidades. Lo más habitual es entrar en el diedro y después desviarse a la derecha para continuar por el espolón hasta una plataforma (V-). Ya que estábamos esperando… optamos por continuar el diedro que se veía bonito (V+)…

Desde la Pointe Schaubert...el resto de Agujas...

Rápeles al collado para escalar la Pointe Médiane...

Superando el diedro característico y espectacular...

Kiri llegando a la plataforma de la Pointe Médiane...

Desde este punto, sólo hay que meterse en una angosta chimenea y anclarse a la instalación que hay al otro lado para descender al próximo collado: divertido!. Apreciamos la siguiente aguja bien cerquita: la Pointe Carmen…y detrás la Isolèe.

Angosta chimenea en la Pointe Médiane...

Pointe Carmen desde la Médiane...

Descenso a un nuevo colladito...

Un rápel apurado de 30 m nos planta en el próximo colladito, en el que encontramos nieve para acceder a la base de la Pointe Carmen. Ojo al principio! Esta punta la recorremos en dos tiradas (IV y IV+ con ambientazo).

Kiri escalando un zócalo previo a la Pointe Carmen (a la derecha)...

Vistas a la Pointe Isolèe desde la CArmen

Rápel en la Carmen...

El tiempo ha ido pasando y desde la Pointe Carmen, desechamos la idea de escalar la Isolèe…y es que en este punto es posible escaquearte la última aguja para recuperar tiempo. La cima del Tacul aun se ve lejos, así que preferimos asegurar y seguir disfrutando del día. Rápeles a 20 m, 23 m y 20 m; y travesía hasta alcanzar el terroso corredor de la Isolèe.

Rápeles para descender hacia la Pointe Isolèe

Ascender al Tacul desde este punto no es difícil, ahora bien hay que moverse rápido por el caos de bloques (III+,…) de la vertiente este…

Continuando hacia el Tacul después de escaquearnos la punta Isolèe...

Nuestro camino hacia el TAcul...

Un puñado de horas después alcanzamos la cima del Mont Blanc de Tacul (4.248 m) a las 16:00, aun con tiempo para comernos un sándwich que Kiri ha transportado en una fiambrera! y bajar después hasta Torino…

Vistas hacia Maudit y Mont Blanc...

Una cordada rezagada...

Cima del Tacul

Mont Blanc du Tacul (4.248 m)

Hecho! Tacul (4.248 m)

La vuelta a Torino, como muchas otras, se vuelve un viaje a uno mismo, agradeciendo poder disfrutar de paisajes así con grandes amigos y poniendo el ojo en nuevos rincones para descubrir…y es que sólo hay que ser curioso y buscar tu camino…

Ls agujas desde la Mer de Glace!!!

Descenso: Desde la cima del Tacul, descendemos por la ruta normal hasta la Mer de Glace y desde allí, con paciencia, volvemos a Torino (2,5-3 horas).

Material: Una cuerda de 60 m (suficiente para los distintos rápeles), 3 tornillos de hielo, crampones, 6-7 friends medianos, 4 bagas largas y 7 expreses.

Horario: Nuestra actividad se alargó durante 15 horas en total (Torino-Tacul-Torino). De forma aproximada: 3:30 a.m. salida / 2 horas hasta la base / 1,5 h remontar hasta el collado / 9 h hasta la cima del Tacul / 3,5 h descenso hasta Torino.

Referencias: http://www.camptocamp.org/outings/792797/fr/mont-blanc-du-tacul-arete-du-diable

Macizo del Mont Blanc. Aiguille du Midi (3.842 m). Espolón Frendo

Panorámica del spolón Frendo con el itinerario aproximado

Como en los viejos tiempos“, Kiri y yo nos reencontramos, después de años sin coincidir, para disfrutar de varias clásicas alpinas y aprovechar el buen tiempo que se ha instalado en Chamonix esta semana de agosto. El espolón Frendo llevaba ya demasiado tiempo en mi retina y no había podido intentarlo en otras ocasiones por una u otra razón. Así que nada más llegar al valle, le hincamos el diente y conseguimos realizar el ascenso en el día, a tiempo para bajar en el cable. Una ruta clásica que deja un gran sabor de boca… y unos cuantos metros de roca y hielo a nuestras espaldas.

1ª Ascensión: el 11 de julio de 1944 a cargo de Edouard Frendo y R. Rionde. Decir de Edouard Frendo que en 1945 realizó la segunda ascensión de la cara norte de las Jorasses junto a Gaston Rebuffat.

Desnivel y dificultad: 1.635 m de desnivel total. Las dificultades rondan los 1.200 m de desnivel: 800 m de espolón rocoso con dificultades de III-IV a V (algún paso); y 400 m de terreno glaciar/hielo con inclinaciones de 45º a 75º. La dificultad global depende mucho de las condiciones de la parte superior, ya que si bien el espolón rocoso se realiza con relativa facilidad (dificultades asequibles), la parte superior puede variar y presentar hielo puñetero.

Refugio de Plan de la Aiguille

Descenso de la morrena para acceder a la base...

El día anterior lo dedicamos a conocer el mejor camino para acceder a la pared; y es que descender la morrena de noche no es cosa fácil. Encontramos una cuerda y ponemos hitos para situarla…Hora de salida: las 4:00 a.m.

Aproximación: Desde el refugio de Plan de la Aiguille (2.207 m) remontamos hasta la estación intermedia y continuamos por un sendero que cruza una zona de bloques. Nos desviamos hasta la coronación de la gran morrena y bajamos por el mejor sitio al campo morrena, para alcanzar el pie del cono de nieve de entrada (1,5 – 2 h aprox.)

Itinerario aproximado (no exhaustivo) de la parte inferior...

Remontamos el cono sin problemas y recorremos una “vira” en ascenso por terreno indefinido, al ensamble (III). Al cabo de un rato continuamos por un “callejón” que resigue unas placas tumbadas (IV-). Desde aquí es posible embarcarse hacia la derecha…esperar hasta encontrar la mejor entrada posible para cruzar el espolón y cambiar de vertiente (IV, con algún paso aislado más picante V-).

Primeras luces en el Peigne...

Ascenso al ensamble sin perder mucho tiempo...

Al cabo de un rato ascendemos para cambiar de vertiente...

Terreno incierto para ascender sin contemplaciones...

Paso característico (V-) para pasar de vertiente...

Ya en la vertiente noroeste, cogemos velocidad crucero y continuamos, siempre por la arista, buscando el terreno más accesible (III+/IV-), hasta alcanzar un colladito (aéreo) a los pies de un diedro gris característico.

Ganamos altura...

"Zumbando varilla"...

Tramos de escalada amable...

Vistas a la Aiguille du Plan...

Desde el teleférico de bajada...

La roca se vuelve más compacta y la escalada mucho más disfrutona con tiradas que rondan el IV+/V-; y algún paso aislado picante (cordinos/cintas). En 4-5 largos alcanzamos la nieve y podemos ver lo que nos queda por delante. El diedro característico lo evitamos por su izquierda…

Alcanzando una parte bien chula del Frendo...

Escalando con botas...

El sol empieza a calentar...

Los largos superiores son con mucho lo mejor...

Kiritron dándole duro...

Escalada placer

Un nuevo colladito... que da pie a un largo picante de V/A0

En un nuevo colladito, continuamos por un diedro picante (V/A0) con un cordino y cinta viejos…

Otras cordadas...

Finalizando la roca...

Una arista de nieve que va a dar con unas rampas de hielo…el avance se ralentiza y nuestras botas blandas (para escalar en roca cómodos) nos hacen perder pegada, bailar los crampones y arder los gemelos…vamos, lo mejor para terminar. Con paciencia vamos saliendo y la llegada a la arista que conduce a la Aiguille de Midi (sabiendo que cogeremos cable de bajada) se convierte en un paseo apoteósico, cada uno con sus pensamientos…contentos, exultantes. La pizza, abajo en Chamonix, espera.

Parte superior del espolón Frendo

La arista de nieve característica

Una paradita para poner crampones y comer

La parte superior...más grande de lo que imaginábamos...

Avance lento con los gemelos a punto de ebullición...

Una vista desde el cable...

Resiguiendo el conorno de la roca...

Kiri en su salsa!!!

Abajo Chamonix al calorcito...

Itinerario aproximado...

Esto se acaba...

Última tirada...la más tiesa!

Salida del Frendo!!

Salimos a las 16:30...

La Aiguille du Midi a tiro piedra!

Buena forma de empezar la semana!

Material: dos piolets técnicos, 5 tornillos, crampones, cintas largas, 5-6 friends medianos, 10 expreses, botas y una cuerda de 60 m (8,9 mm).

Descenso: cómodamente en el teleférico de la Aiguille de Midi (última bajada a las 18:00 ¡!)

Horario: 12,5 horas desde el refugio de Plan de la Aiguille. 2 horas aproximación / 0,5 h remontar el cono / 6 h escalda en roca / 3,5 h salida en hielo hasta la arista final.

Referencias: “El macizo del Mont Blanc. Las 100 mejores ascensiones” de Gaston Rébuffat

http://www.camptocamp.org/routes/54021/fr/aiguille-du-midi-eperon-frendo

La Maison de la Montagne

Macizo del Mont Blanc. Trident du Tacul (3.639 m). vía Lépiney

Tridente de Tacul (vertiente este)

Después de nuestro “training” en la Aréte des Papillons, Txus y yo nos decantamos por subir al piso de arriba para realizar alguno de esos itinerarios más clásicos, sólo aptos para los más “románticos”. Aprovechamos nuestro traslado al valle de Aosta para acceder desde el nuevo Funivie del Monte Bianco (“Skyway”) al refugio de Torino. Desde aquí la aproximación es muy cómoda y rápida. La “Lépiney” es la forma más fácil de escalar esta preciosa aguja eclipsada por su vecina Grand Capucin. Sin embargo, en los últimos años el Trident está bastante transitado por la apertura de líneas difíciles, muy directas y exigentes como “Les intouchables”.

Durante la aproximación al Trident du Tacul el sol ya calienta la vertiente este. Nosotros entramos por la oeste...

Primera ascensión: señora de A.Damesme, M.Damesme y J.Lépiney el 13 de septiembre de 1919.

Desnivel y dificultad: 250 m, D; con algún paso de V+, mantenida en el IV/IV+.

Aproximación: desde el refugio de Torino, seguimos el mismo recorrido que para el Grand Capucin. Dejamos a la derecha el marcado corredor que separa el Grand Capucin del Trident du Tacul y remontamos el corredor orientado al Oeste. La entrada suele tener una marcada rimaya que puede ofrecer problemas para acceder a la vía (ojo!) 1 h y 15 min..

Primera parte de la vía Lépiney que discurre por la vertiente suroeste

Material: un juego de Friends, cintas largas y doble cuerda de 60 m (nos permitirán alargar las tiradas (sobre todo en la primera parte) y luego rapelar más ágilmente. Todas las reuniones se encuentran equipadas con dos párabolts y argollas para rapelar.

Horario: Desde la base hasta la cima 3 a 4 horas si no hay gran tráfico. Para el descenso al menos 2 horas: dependerá de si hemos dejado mochilas al inicio de la vía y regresamos al mismo punto.

Comenzamos la vía superando la rimaya, no sin complicaciones y deseando que el puente de nieve-hielo aguante nuestro paso y el de dos cordadas más que van por delante. Ya en la pared, comienza una sucesión de resaltes en donde la orientación y lógica serán nuestros mayores aliadas.

Desde la primera R se ve el corredor de entrada

Txus en el primer largo: un poco cerdete por las caídas de piedras...

En las siguientes tiradas la roca mejora y empezamos a disfrutar, todavía en sombra...

El panorama es escandalosamente bello y gratificante!

Txus alcanzando la plataforma que da fin a la vertiente suroeste...

Superada la primera parte que discurre por la vertiente suroeste (sombra), alcanzamos una confortable plataforma. Recorremos 15 metros andando en ensamble y continuamos por el largo más espectacular de la vía, y que da acceso a la vertiente este.

V+ a 3.500 metros...un largo atlético y bonito!

Apertura para desoxidar!!

Txus más abajo antes de devorarse el largo sin problemas...

La graduación de Txus en la roca chamoniarda!

Superado este largo, se recorre una “vira” en diagonal (III, 60m) para alcanzar la parte final del Tridente, ya en la vertiente este. La Lépiney asciende por una chimenea característica, para la que entramos contorneando un gran bloque (a no ser que seas como Webster y entres de forma directa). Tres tiradas bonitas, mantenidas en el IV/IV+ hasta la punta central.

Txus entrando a la chimenea...

Disfrute total!

Poco a poco...a un largo de la cima...

El último largo hasta la cima cental también es precioso IV++

Ultimos metros de la Lépiney

La cima del Tridente es muy aérea y puntiaguda. Desde la cima central, sólo hay que destrepar y realizar una travesía corta para superar un último resalte. Desde nuestro punto las vistas son increíbles y fotografiamos a otra cordada, tan contentos como nosotros. El descenso optamos por realizarlo desde donde estamos para no entorpecernos. Deshacemos con cuidado la Lépiney para volver a recoger nuestras botas, crampones y demás herramienta dura.

La cima del Tridente de Tacul...no comments!!

Trident du Tacul

Descenso...

Guía RebuffatDescenso: Existen múltiples posibilidades de descenso por las vías más modernas y directas.

Referencias bibliográficas: “El macizo del Mont Blanc. Las 100 mejores ascensiones” de GAston Rébuffat.

Un vídeo muy recomendable para disfrutar de la agilidad del gran Sergé Casteran en esta bonita vía: https://youtube/Ywd9OHprOvM

Chamonix. Plan de la Aiguille. Aiguille du Peigne: Aréte de Papillons

La Arista des Papillons con el itinerario aproximado

Durante unas vacaciones familiares hemos coincidido en Chamonix un puñado de buenos amigos. Cuadraba la agenda para hacer una escapadilla relámpago y Txus y yo nos decantamos por esta ruta muy clásica, con poca aproximación desde la parada intermedia del teleférico de la Aiguille du Midi, y con unas vistas soberbias a la Aguja del Peigne y demás cimas hermanas. Un itinerario recomendado para quien viene al valle por primera vez y quiere conocer sus maravillosas paredes; que guarda largos muy bonitos pero que puede convertirse en calvario si se encuentran muchas cordadas a la vez.

Desnivel y dificultad: 250 m, D, 6a máx. (V oblig.)

1ªAscensión: K.Gurékian, L.Pez y A.Subot el 10 de septiembre de 1948.

Aproximación: Desde la parada intermedia del teleférico de la Aiguille du Midi recorrer el sendero que asciende sin complicaciones hasta la base de la pared, con alguna trepada sencilla. El punto de inicio de la escalada puede considerarse un gendarme puntiagudo característico, hasta el que se llega trepando sin problemas (III, 1,5 horas).

Durante la aproximación a la arista de los Papillons El acceso se va "complicando" con grandes bloques y pequeñas trepadas, para las que puede venir bien la cuerda...

Material: un juego de friends hasta el 3, cintas largas, material de descenso y una cuerda de 40 m.

Horario: 3 a 4 horas de escalada.

La escalada se desarrolla salvando pequeños resaltes a uno y otro lado de la cresta. Conviene realzarla con cuerda corta para evitar roces innecesarios y ser lo más ágiles posibles. Las primeras tiradas hasta alcanzar la 1ªtorre son muy variadas y finalizan con un diedro “muy pirenaico”

Primer paso característico: una fisura ancha para empotrar pies y rodillas...

Salvado el primer "resalte"

Txus a "4patas"

Bonita placa fisurada...

Qué pena que sea tan corta!

Los atascos no molan...no obstante después de la primera torre, "las posiciones" se estabilizan...

Paso de agujas con ambiente!, para llegar a la cima de la 1ª torre

Desde la primera torre se continua fácilmente: primero destrepando unos metros y luego remontando la cresta has ta colocarse en la base de un diedro característico…

1ªTorre

En el diedro que da acceso a la 2ª torre...

recuperando cuerda antes de plantarnos en la 2ª torre des Papillons

Desde la segunda torre hay que continuar pasándose a la otra vertiente para realizar una travesía y llegar a una brecha a los pies de un diedro, que no se escala y que se continua por la placa de la izquierda…

travesía fácil y con ambiente...

ambientazo!!!

Dülfer...

Para escalar la tercera torre, recorremos una corta travesía aérea y alcanzamos una brecha cómoda y amplia a los pies de un torreón característico. Un corto largo nos deja en una chimenea-agujero-nicho que da acceso a la otra vertiente; para escalar el largo de mayor  ambiente (V+/6a); atlético.

Desde el nicho...

El largo clave: realmente bonito...

Una miradita para abajo antes del muro de "barras de pan"

Txus disfrutando del granito chamoniardo...

la cima de la 3ª torre desde la base de la 4ª torre

Para escalar la 4ª y última torre de esta arista, destrepamos para alcanzar un diedro sencillo que nos deposita en la base de una placa característica (dos clavos). La remontamos (V+) y escalamos por buenos agarres hasta la punta de la torre.

Una cordada por delante nuestro superando la última torre...

Txus en la 4º torre des Papillons...

Desde este punto sólo nos queda recorrer la aérea arista para alcanzar una brecha característica que nos da acceso al descenso por la otra vertiente…

Arista antes del descenso...

Descenso: en rápel hacia la vertiente opuesta desde la brecha característica (cota 2.800 m) después dela 4ªtorre. Primero se destrepan unos 5-6 metros hasta alcanzar una instalación de rápel. Desde aquí descenso con algún destrepe, indicado con hitos (1,5 horas).

Rápel...

La arista desde el lado opuesto (el del descenso)

Guía RebuffatReferencias bibliográficas: “El macizo del Mont Blanc. Las 100 mejores ascensiones” de Gaston Rébuffat.