Espigüete (2.451 m), por el Gran Espolón Sur

Itinerario aproximado del Espolón Sur del Espigüete

Nos cuadraba una escapada relámpago, así que Zuriñe y yo tiramos para Palencia, que aún no habíamos ascendido al Espigüete. Una montaña grande con muchas posibilidades en todas sus vertientes, tanto en invierno como en verano. El Gran Espolón Sur es uno de sus recorridos más característicos y puede apreciarse desde bien lejos: una trepada amable que no ofrece grandes complicaciones, recomendable para quien empieza a cacharrear en la montaña: ideal para venir con mi compañera de viaje.

La vertiente sur del Espigüete, desde Cardaño de Abajo

Desnivel y dificultad: 600 m (de recorrido), IV máx.

Aproximación: desde el mismo pueblo de Cardaño de Abajo ascendemos por una pista forestal que recorre el pie de la montaña por su vertiente sur. Cuando pasamos por debajo del espolón, un montón de piedras nos invita a dejar el camino y ascender unas rampas herbosas de fuerte pendiente (1 hora hasta el pie de pared).

Material: 7-8 friends medianos y 4-5 expreses y varias cintas largas; una cuerda de 60 m (8,6 mm).

Aproximación mañanera...

La escalada de este espolón ofrece múltiples posibilidades conforme uno avanza. No hay casi material fijo y las reuniones se hacen “a sentimiento”. La primera tirada es una marcada rampa en diagonal que asciende hasta el filo del espolón (3 clavos).

02

Zuriñe en la primera tirada del espolón...con las manos frías!

Genio y figura!

Se continua en travesía (2 m), para ascender por unas placas ranuradas primero y después por el espolón, superando un corto diedro que termina en plaquita. Luego una trepada sencilla que va a dar a una crestita (ensamble).

Vertiente este, calorcito asegurado!

Tiradas cortas para ir más juntos...

Ganando altura lentamente...

Zuri a tope con las zapatillas!

En la cresta!

Tremendo día...

Vistas a Cardaño de Abajo...

Seguimos por una rampa algo herbosa que ofrece bonitos muritos y que termina en una zona muy tumbada, por la que se continúa andando.

Rampas herbosas disfrutonas si vamos apurando la roca...

Zuriñe recuperando cuerda en la parte superior...

A partir de aquí andar...

Andando, hasta alcanar un nuevo sistema de placas tumbadas muy disfrutón...

Tomamos como referencia un espoloncillo anaranjado, que contorneamos por la derecha para seguir escalando las bonitas placas tumbadas ranuradas que conducen a la cima este del Espigüete.

Plaquitas de III-

Disfrutando de la roca...

Cumbre este del Espigüete (2.443 m)

Tremendo día en Picos de Europa!

Descenso: por la canal sur: desde la cima seguir la cresta que conduce a la cima principal y descender en la parte más sencilla. No es la opción más bonita, pero no teníamos tiempo para más.

Horario: 1 h. aproximación / 3 horas trepada / 2,5 horas descenso.

Recargando pilas...

Macro

El espolón sur del Espiüete desde la lejanía...

Anuncios

Picu Urriellu (2.519 m). Cara Sur. vía “Directa de los Martinez”

Cara Sur del Picu Urriellu con el trazado aproximado de la clásica de los hermanos Martinez

2006/08/26

Uno de los mayores placeres de la escalada es poder realizar una ascensión con alguien muy especial, que no acostumbra a calzarse unos pies de gato. El objetivo pasa siempre a un segundo plano, pero si éste es una cima emblemática, el día seguro que puede ser memorable. Tuve la suerte de escalar la sur del Picu Urriellu dos días en la misma semana con dos de las personas más importantes de mi vida: Zuriñe y Patxi. Una pared asequible y muy bonita:  recomendable para realizar sin aglomeraciones.

Desnivel y dificultad: 150 m / D- (V-) La escalada se desarrolla durante 150 metros aprox.. Después, en el anfiteatro, se continua por terreno algo caótico y con muchas posibilidades II/III hasta alcanzar la arista que conduce a la cima.

Primera ascensión: Alfonso y Juan Tomas Martínez (hijos de Víctor Martínez de Camarmeña) en 1944, buscando un itinerario idóneo para realizar con clientes.

En la base de la vertiente sur del Picu Urriellu

Comenzando la directa de los Martinez al Picu

Zuriñe dándolo todo en el Picu Urriellu

Los primeros largos son los que más “picante” tienen, sobre todo el primero (V-); luego la vía va tumbando conforme se llega al “anfiteatro” y termina en un terreno algo caótico de trepadas (III-II) con muchas posibilidades.

Disfrutando de un ambiente tremendo.

Patxi Peña durante otra incursión al Picu

Patxi Peña, duro ahí!!

Zuriñe antes de alcanzar el anfiteatro...

Ultimo largo "tieso" en la sur del Picu antes de alcanzar el anfiteatro...

Patxi disfrutando a tope!

Último apretón en el Picu Urriellu

Cima emblemática (2.519 m)

Material: 3-4 friends medianos, cordinos y cintas.

Horario: con Zuriñe, la actividad la realizamos en el día, empezando y terminando en el parking del Collado Pandébano. Todo nos salió bien: esperamos a que la pared se quedara vacía y escalamos plácidamente (escalar y rapelar 3 h).

Animal caliente!!

El jefe de los Picos...

guía de picosReferencias de interés:

“Cordillera Cantábrica. Escaladas selectas en roca” de Miguel Ángel Adrados.

Picu Urriellu (2.519 m). Cara Este. vía “Cepeda”

la bonita cara Este del Picu con el trazado de la Cepeda... 2007/08/07

Parece que se está haciendo de rogar la próxima escapada a la roca, así que cuelgo un artículo de archivo; de esos que guardan polvo en el cajón desastre. En aquella ocasión Karlos y yo pasamos una entrañable mañana en el Picu plagada de niebla y humedad, lo que no evitó que escaláramos esta superclásica obligada.  Escalada agradecida sobre una roca excepcional y que requiere cierta destreza sobre terreno poco equipado.

Desnivel y dificultad: 350 m / MD- (V oblig.) 1ª Ascensión: María Jesús Aldecoa, Jaime Cepeda y Pedro Udaondo, el 21 se septiembre de 1.955.

Material: Un juego de friends y fisureros y algún cordino. Se trata de una vía con el material justo: reuniones equipadas con clavos y puentes de roca; y largos con clavos y/o cordinos. Primera tirada de la Cepeda... En el diedro-chimenea del largo 2 (otro día de mejor meteo) Carlos en faena: L2... Largo 3 de la Cepeda... Recogiendo el L3... L4 de Cepeda...la niebla nos envuelve!

Desde la reunión R5, recorremos una larga diagonal que va a parar debajo de un gran nicho. La ruta continua por la sección más evidente a la izquierda.

En la diagonal... Trazado aproximado de la parte superior de Cepeda...

La niebla nos envuelve definitivamente y superamos el “rompetobillos” en un ambiente fantasmagórico, sin mayores complicaciones pero escalando con finura…la salida por el agujero curiosa, sobre todo para un tipo tan grande como Carlos…

Carlos saliendo como puede a la vertiente Sur del Picu... Descenso por los rapeles de la Sur...

Descenso: Por los rápeles de  la vertiente Sur de la vía “Directa de los Martínez” o por los rápeles de la vertiente Este.

guía de picosReferencia bibliográfica:

“Cordillera Cantábrica. Escaladas selectas en roca” de Miguel Ángel Adrados.

Pico Pozán (2.178 m). Arista del Jiso.

Foto web desde el acceso por el pueblo de Tanario...

La vertiente sureste del Pico Jiso (2.176 m), junto al pico Pozán (2.184 m) desde el valle Baró, ofrece una de esas rutas clásicas que no pasan de moda con el tiempo y que se recorre finde tras finde por diversas cordadas. Este estético espolón visible desde los alrededores de Potes guarda una escalada larga y no muy complicada, en un ambiente muy espectacular. Este sábado nos acercamos Oskar y yo para conocerla y pasar un día de retiro en los Picos.

Desnivel y dificultad: 630 m, MD-. Itinerario de montaña con dificultades máximas de V+ y 6a, con roca de buena calidad en la primera parte y algo más suelta en la parte superior.

1ªAscensión: Ezequiel Conde y Gervasio Lastra, “los peñalaros”, en 1969 durante dos largas jornadas.

Aproximación: Para acceder al “espolón de los Peñalarcos” hay varias posibilidades. Nosotros nos acercamos en coche hasta las inmediaciones de la Ermita de la Virgen de la Salud en los puertos de Áliva, y desde allí remontamos cómodamente hasta el collado de Cámara, para bajar después hasta la base de una canal rocosa, por donde se accede a la arista (50 min.).

Desde el collado de Cámara...

Foto web desde el acceso por el pueblo de Tanario...

Canal de acceso (250 m aprox.): Los primeros metros por terrazas marrones son fáciles y no ofrecen grandes dificultades (III) nos depositan en la canal. Se supera un corto resalte y luego se escala una corta placa algo más fina (V-). Para salir al “anfiteatro” desde aquí trepamos cómodamente “a tope de cuerda” (IV, III).

Vista de la canal de acceso...

Oskar en el "pasín" de la canal (V-)...

Joder, si llegamos a tener 200 m de cuerda...

Se continúa andando por unas repisas herbosas, “los Costillares”, hasta la base del espolón (evidente). Un cordino nos indica el inicio de la vía (1 hora).

Vista de la arista desde la salida de la canal...

Espolón del Jiso: En este itinerario, el número de largos a escalar puede ser muy variable ya que hay múltiples repisas cómodas donde montar reuniones: dependerá del número de cordadas, del planteamiento elegido, etc. Hay cantidad de croquis en la web donde se proponen distintos emplazamientos, así que a escalar “a sentimiento”. Aquí propongo los largos que nosotros realizamos.

L1 (50 m, IV+, V). Se empieza en dirección a una chimenea evidente y pronto giramos a la izquierda para continuar por una segunda chimenea más estrecha (1 clavo) y que nos deposita en una buena repisa (R opcional). Continuamos ahora en la vertiente sur por una fisura diagonal hasta una repisa pequeña (R1).

Inicio del espolón: un largo caótico que supera una corta chimenea y que continuamos...

Recogiendo nuestra primera tirada (V)...

L2 (30 m, V+). Largo precioso y atlético que después de cruzar a la chimenea de la derecha nos deja a los pies de la característica placa final del “Faraón”.

Oskar en acción...

Unos metros más abajo ambientillo...

L3 (50 m, 6a, III+). Placa fisurada con pasito de apretar. Se continúa por un filo más tumbado hasta alcanzar un pequeño gendarme.

Placa característica con paso en fisura algo roma...

Recogiendo el largo en la parte de III

Divertimento!!!

L4 (III+, IV). Continuamos hasta agotar cuerda…

L5 (50 m, IV+, V+). Al recto sale un largo más duro en torno al 6a+. Nosotros bordeamos por la izquierda para ascender un diedro algo herboso y vertical (R opcional), que nos deposita de nuevo en el filo, en una placa con unos pasos técnicos muy chulos. R a los pies de un último gendarme antes de la terraza de escape.

Oskar llegando a la R, antes de la terraza, después de un gran largo!

L6 (55 m, V-, terraza de escape, III+). Alcanzamos la cima del gendarme y alcanzamos una terraza desde donde se puede escapar hacia un collado. Continuar merece la pena y seguimos por el filo del espolón por terreno con buenos agarres.

Alcanzando la terraza...

L7 (45 m, IV+). Nuevo gendarme con buenos agarres.

Otro resalte para disfrutar...

L8 (50 m, IV+, descompuesto!)

Primera parte de nuestra última tirada. Aún le quedaba a Oskar otro resalte con roca dudosa...

Desde aquí, en ensamble (100 m, II) hasta la cima (5 horas).

llegando a la cima por terreno más sencillo...

Fin de fiesta...

Y ahora a por una sidrina bien fresquita...

Descenso: por la vertiente de Áliva, primero siguiendo hitos y después recto hacia el valle por pedreras y rampas herbosas, hasta la ermita (1 hora).

Ermita de la Virgen de la salud

Guía PicosReferencias de interés:

“Cordillera Cantábrica. Escaladas selectas en roca” de Miguel Ángel Adrados.

Croquis del Grupo de Montaña Alatai.