Pico Pozán (2.178 m). Arista del Jiso.

Foto web desde el acceso por el pueblo de Tanario...

La vertiente sureste del Pico Jiso (2.176 m), junto al pico Pozán (2.184 m) desde el valle Baró, ofrece una de esas rutas clásicas que no pasan de moda con el tiempo y que se recorre finde tras finde por diversas cordadas. Este estético espolón visible desde los alrededores de Potes guarda una escalada larga y no muy complicada, en un ambiente muy espectacular. Este sábado nos acercamos Oskar y yo para conocerla y pasar un día de retiro en los Picos.

Desnivel y dificultad: 630 m, MD-. Itinerario de montaña con dificultades máximas de V+ y 6a, con roca de buena calidad en la primera parte y algo más suelta en la parte superior.

1ªAscensión: Ezequiel Conde y Gervasio Lastra, “los peñalaros”, en 1969 durante dos largas jornadas.

Aproximación: Para acceder al “espolón de los Peñalarcos” hay varias posibilidades. Nosotros nos acercamos en coche hasta las inmediaciones de la Ermita de la Virgen de la Salud en los puertos de Áliva, y desde allí remontamos cómodamente hasta el collado de Cámara, para bajar después hasta la base de una canal rocosa, por donde se accede a la arista (50 min.).

Desde el collado de Cámara...

Foto web desde el acceso por el pueblo de Tanario...

Canal de acceso (250 m aprox.): Los primeros metros por terrazas marrones son fáciles y no ofrecen grandes dificultades (III) nos depositan en la canal. Se supera un corto resalte y luego se escala una corta placa algo más fina (V-). Para salir al “anfiteatro” desde aquí trepamos cómodamente “a tope de cuerda” (IV, III).

Vista de la canal de acceso...

Oskar en el "pasín" de la canal (V-)...

Joder, si llegamos a tener 200 m de cuerda...

Se continúa andando por unas repisas herbosas, “los Costillares”, hasta la base del espolón (evidente). Un cordino nos indica el inicio de la vía (1 hora).

Vista de la arista desde la salida de la canal...

Espolón del Jiso: En este itinerario, el número de largos a escalar puede ser muy variable ya que hay múltiples repisas cómodas donde montar reuniones: dependerá del número de cordadas, del planteamiento elegido, etc. Hay cantidad de croquis en la web donde se proponen distintos emplazamientos, así que a escalar “a sentimiento”. Aquí propongo los largos que nosotros realizamos.

L1 (50 m, IV+, V). Se empieza en dirección a una chimenea evidente y pronto giramos a la izquierda para continuar por una segunda chimenea más estrecha (1 clavo) y que nos deposita en una buena repisa (R opcional). Continuamos ahora en la vertiente sur por una fisura diagonal hasta una repisa pequeña (R1).

Inicio del espolón: un largo caótico que supera una corta chimenea y que continuamos...

Recogiendo nuestra primera tirada (V)...

L2 (30 m, V+). Largo precioso y atlético que después de cruzar a la chimenea de la derecha nos deja a los pies de la característica placa final del “Faraón”.

Oskar en acción...

Unos metros más abajo ambientillo...

L3 (50 m, 6a, III+). Placa fisurada con pasito de apretar. Se continúa por un filo más tumbado hasta alcanzar un pequeño gendarme.

Placa característica con paso en fisura algo roma...

Recogiendo el largo en la parte de III

Divertimento!!!

L4 (III+, IV). Continuamos hasta agotar cuerda…

L5 (50 m, IV+, V+). Al recto sale un largo más duro en torno al 6a+. Nosotros bordeamos por la izquierda para ascender un diedro algo herboso y vertical (R opcional), que nos deposita de nuevo en el filo, en una placa con unos pasos técnicos muy chulos. R a los pies de un último gendarme antes de la terraza de escape.

Oskar llegando a la R, antes de la terraza, después de un gran largo!

L6 (55 m, V-, terraza de escape, III+). Alcanzamos la cima del gendarme y alcanzamos una terraza desde donde se puede escapar hacia un collado. Continuar merece la pena y seguimos por el filo del espolón por terreno con buenos agarres.

Alcanzando la terraza...

L7 (45 m, IV+). Nuevo gendarme con buenos agarres.

Otro resalte para disfrutar...

L8 (50 m, IV+, descompuesto!)

Primera parte de nuestra última tirada. Aún le quedaba a Oskar otro resalte con roca dudosa...

Desde aquí, en ensamble (100 m, II) hasta la cima (5 horas).

llegando a la cima por terreno más sencillo...

Fin de fiesta...

Y ahora a por una sidrina bien fresquita...

Descenso: por la vertiente de Áliva, primero siguiendo hitos y después recto hacia el valle por pedreras y rampas herbosas, hasta la ermita (1 hora).

Ermita de la Virgen de la salud

Guía PicosReferencias de interés:

“Cordillera Cantábrica. Escaladas selectas en roca” de Miguel Ángel Adrados.

Croquis del Grupo de Montaña Alatai.

Hoces de Vegacervera. Pared de Moda. vía “John Lennon” y salida por “El Cipote”

2011/06/05

Otro destino “turístico” en León es escalar en Hoces de Vegacercera, un sinuoso desfiladero que ofrece a ambos lados del río Torío paredes calizas de entorno a 200 metros. Las vías más antiguas muestran orgullosas sus alejes, ofreciendo a sus osados pretendientes algún que otro tramo tenso, para negociar con maestría. Las vías más nuevas sin embargo son más “humanas”, por decirlo de alguna manera. Unas y otras son santo y seña de una gran zona de escalada muy recomendable.

Nos acercamos al sector de “La Pared de Moda” al principio del desfiladero, a escasos minutos del pueblo de Vegacervera. Se trata de un sector de vías “rápidas” y bien chapadas en general: aunque es recomendable llevar unos friends para completar los largos con fisuras…las placas tienen chapas. En esta ocasión la vía “John Lennon” nos dejó un inmejorable sabor de boca en sus 180 metros de recorrido, que completamos con un quinto largo que es el final de la vía “El Cipote”.

1ªAscensión: José M. Fernandez y M.A. García en junio de 2001.

Largo L1: Fácil trepada de III+/IV para acceder a una evidente repisa. Hay varias posibilidades para acceder. 1 parabolt, 20 metros.

Largo L2: Bonito largo de unos 45-50 metros. Salir de la R1 hacia la derecha y realizar un par de pasos de 6a en placa (2 parabolts), saliendo por una preciosa placa tumbada (2 parabolts) hacia la izquierda y volver hacia la derecha (1 parabolt) hasta un evidente nicho.

Largo L3: Diedro athlético de V+/6a con chapas y salida en placa tumbada.

Largo L4: Precioso largo de 6b que comienza a la izquierda para protegerse después en la laja evidente que hay 4 metros más arriba. Se sigue después por una serie de placas verticales con secuencias brillantes de goteras, en las que los pies son vitales. Bien chapado. Se sale a zona tumbada para terminar la vía “John Lennon” en la R4 (45 metros).

Largo L5: Se trata de continuar directamente hasta terminar la pared, coincidiendo con el final de la vía “El Cipote”. Alguna chapa nos dirige por terreno fácil IV+ (tumbado) hasta un corto muro de 6 metros vertical. Este corto muro termina en R5 y es más durillo que el resto de largos (6c/6c+ o A0).

Topo_Hoces_John Lennon_Txastimendiak

Peñas del Prado (1.881 m). vía “La Historia Interminable”

2011/06/04

El pasado fin de semana marchamos Xabi y yo a tierras leonesas desconfiando de la meteo reinante en el Pirineo. Con la intención de escalar en lugares que no conocíamos, fuimos el sábado a las Peñas del Prado, junto al pueblecito de Cubillas de Arbás. La vía elegida, “la historia interminable”, bien podía reflejar la historia de nuestras largas tertulias sobre escaladas y alpinismo…que siempre terminan con innumerables planes, imposibles de acometer en una sola vida.

La información sobre estas peñas aparece en la completa guía “Cordillera Cantábrica. Escaladas selectas en roca” de Adrados. Se trata de un muro calizo de alrededor de 250 m, bastante vertical y recorrido por numerosas vías. Tiene dos orientaciones,  la sureste, que se ve desde la carretera, y la suroeste, a la que se accede desde un pequeño collado en apenas 45 minutos.

1ªAscensión: Miguel Blanco, Andrés Montes y Cándido Álvarez “Candi” en mayo de 1985.

Desnivel: 270 m aprox.

Dificultad: MD sup. Máx 6b/A0

Horario: 5-6 horas.

Desde la base de la pared suroeste se comienza a escalar por un diedro característico, algo herboso. El primer largo IV llega hasta un techito descompuesto. Ojo con seguir el diedro hasta el final pues espera un paso fino al llegar a la 1ª reu. Otra posibilidad (mejor que la anterior) es seguir la laja evidente que asciende directamente. El segundo largo es corto: un pasito de V y después tercero.

En el largo 3 comienza la escalada más interesante. Se trata de un bonito largo con equipamiento antiguo a base de clavos V+, que supera un espolón.

L4: bonito 6a con los dos pasos clavos protegidos con parabolt. Primero un paso de placa, contornear después a la izquierda y volver a la derecha con otro paso de 6a.

El largo 5 es un muro liso y vertical cosido a seguros. Cada 2 buriles hay parabolt y se puede “acerar” dándose algún paso agónico. Curiosamente en la guía se le da 6c+¿?…habrá que entrenar más para venir a León… Como en todo largo de artifo, se sale después en libre.

Dos largos más faltan para completar “La historia interminable”. El L6 supera un bonito techo con buenos agarres y fácil de proteger a base de friends (V+).

El L7 guarda una bonita travesía con buenos agarres para superar el segundo desplome. Sale después a buscar unos tubos de órgano. Nosotros, sin embargo no encontramos la chapa que marca la guía y nos pareció bastante expuesta la salida, así que salimos más a la izquierda por una canal evidente.

Una buena forma empezar el fin de semana…Os dejo un Topo orientativo, aunque podéis consultar la guía de Adrados. Ojo! porque de una edición a otra las dificultades varían: en una es MD y en otra MD+,…los grados están ajustados, pero eso es algo común en León…