Gourette. Pic des Coutchets (2.252 m), vía “A Quim le Berbère”

Igor y yo recalamos finalmente en Gourette con la idea de escalar la ya clásica “A quim le Berbère”: un itinerario largo y realmente entretenido en una de las montañas secundarias de este enclave pirenaico repleto de posibilidades. Las dificultades asequibles en muchos largos permiten avanzar con fluidez. Actividad completa que nos dejará satisfechos en un lugar poco concurrido.


Desnivel y dificultad: 670 m, 6b (V+/A0 oblig) a los que hay que añadir 150 m de arista durante el descenso. De los 670 m de vía hasta la cima del Pic des Coutchets, 150 metros aprox. son a pie para alcanzar la aérea cima. El 6b es un paso aislado de adherencia.

Apertura: a cargo de G.Barats, J.Griso, et P.Petuya el 27/08/2009.

Material: 13 cintas exprés, material de reuniones, juego de friends hasta el 3 y doble cuerda.

Aproximación: desde el pie de la estación de esquí, remontamos las pistas por la pista rodada, hasta estar a la altura de la base de la pared, donde nos desviamos por un vallecito. El pie de vía tiene una chapa gravada y hay un palo.

Comenzamos con tres largos que recorren la estética placorra de la montaña (IV, IV+, V-). Muy parecidos los tres, sobre roca maciza tumbada, siguiendo las pocas debilidades que ofrece.

Desde aquí, con una tirada de transición (III, paso IV-), ascendemos por un diedro tumbado que termina en resalte (V/+); y continuamos remontando el bonito muro escalonado que domina esta parte de la pared (6a/+).

Salida de la R algo incómoda con una fisura en diagonal (3 m) muy chula que nos cambia de vertiente y nos sitúa en un terreno más farragoso de lajillas medio sueltas y montar R bajo un techito (V).

En este punto, hacemos una travesía a la izquierda y empalmamos dos largos de (III)…haciendo de la escalada un avance “a cuatro patas”. El siguiente largo (IV) nos deposita al final de una canal.

Quizá éste (el 11) sea el largo más complejo: un paso muy severo de adherencia (6a+/6b) y bien protegido, nos da paso a un diedro en diagonal con roca a veces dudosa, bastante físico (6a).

Continuamos saliendo de nuevo a la vertiente lajosa (IV) y continuamos por una aristilla (III) que termina en un corto murito (IV).

Largos fáciles de transición en los que se va notando que estamos cerca de la cima (IV, III), nos depositan en una R en la vertiente más vertical con mucho ambiente. Se sigue ahora por otro de los largos estrella (V+) recorriendo un terreno escalonado y superando unos pasos en placa donde más patiohay, para terminar por un corto diedro con buenos agarres.

Desde aquí continuamos con zapatillas por terreno más incierto, ya cerca de la cima, a la que llegamos por una arista aérea (III). Cima del Pic des Coutchets (2.252 m), un bote con un libro de piadas nos espera,…junto a una instalación de rápel para continuar el descenso, sin tiempo que perder.

Descenso: el descenso no es complejo pero sí lleva su tiempo: hay que hacer varias transiciones de cuerda. Rápel de 35 m, nos deposita en una aristilla aérea de III, sin grandes dificultades (un clavo protege un corto destrepe).

Ascendemos andando a la siguiente prominencia y rapelamos 10 m desde una horquilla aérea, a una virilla con una cuerda, que nos permite ascender para pasar a la otra vertiente y realizar el último rápel de 25 m (por el lado oeste).

Desde aquí no tenemos más que descender/destrepar un sendero con bastante pendiente (hay una instalación de rapel) y alcanzar el sendero que nos conduce a Gourette de regreso.

Horario: 1 h para la aproximación; 5 h 15´para la escalada hasta la cima del Pic des Coutchets; 1 h 15´para el descenso hasta tierra firme y 1,5 h hasta el coche (9 h total)

Referencias: “Le vallée d´Ossau” de Luis Alfonso y Xavier Buxó

Otros itinerarios recomendados en Gourette:
Arista Sur del Pène Sarriere
Cara Este del Pène Sarriere (vía Ravier)
Espolón Oeste del Pic d´Amoulat

Anuncios

Aguja de Portalet, vía “Paseos pirenaicos”

De camino a Gourette con Igor, hacemos una paradita en Portalet para escalar esta simpática Aguja, casi imperceptible, junto a las retorcidas paredes del Pic de Estremere. Una vía “juguete” que no ofrece dificultades significativas, equipada generosamente y con una aproximación de 15-20 minutos. Disfrutona!

Desnivel y dificultad: 120 m, V+ (luego hay que recorrer una aristilla de 30 m que también está equipada)

Apertura: Julio Benedé y Luis Royo en 2009

Material: 12 cintas express y material de reuniones.

Aproximación: desde el parking del Col du Portalet, seguir un senderito por debajo de la zona de bloques, para escender después sin ninguna complicación (15´-20´)

Desde el pie de vía se asciende un primer murito-zócalo, algo tumbado y que va ganando verticalidad (30 m, V)

Después se remonta un resaltito que continúa en diagonal hasta un colladito. No montamos reunión y empalmamos con el siguiente largo, con una salida rara y luego terreno escalonado hasta los pies de un diedro característico (30+30 m, IV+,V).

Nos queda por delante un diedro disfrutón y bastante vertical, con buenos agarres, pero roca más dudosa y cuarteada (30 m, V+)

Ya sólo nos queda recorrer cómodamente una aristilla herbosa, con algún seguro, para alcanzar la tierra firme y descender.

Horario: 20´aproximación; 1 h 15´la escalada; 15´descenso a pie de vía y 15´vuelta al coche.

Vignemale, Pique Longue (3.299 m), por la Arête de Gaube

La vista del macizo de Vignemale siempre sobrecoge desde Oulettes de Gaube. Hace ya 14 años que escalamos la clásica de la norte y hoy venimos con las familias a acampar un par de días; lo justo para que Iker y yo aprovechemos una “mañana” para subir por un itinerario alternativo a la normal, con unas vistas excepcionales y recordar viejos tiempos. Una clásica muy recomendable!

1ª ascensión: Jean d´Ussel con los guías Germain Castagné y Jacques Souble, el 22 de agosto de 1908.

Desnivel y dificultad: 400 m, AD, máx. IV. El desnivel total de la actividad ronda los 1.200 m.

Material: algunos friends (5: semáforo y dos micros) y cintas express (5), cuerda.

Aproximación: desde el refugio remontar el sendero que conduce al collado de Mulas y al poco, en la cota de 2.350 m, desviarse a la izda para alcanzar el collado de Oulettes. Esto es importante: nosotros nos equivocamos y desde el collado de Mulas no hay posibilidad de conexión, así que tuvimos que retroceder y perder 2 horas…

Se trata de un itinerario que no reviste dificultades significativas. Desde el collado de oulettes se avanza andando por la vertiente del Ara, hasta un corredor característico donde se trepa (III) para alcanzar la arista. Continuamos andando, descendemos (siempre por el filo) hasta un roñon característico de ofita marrón oscura: inicio “formal” de la arista.

Cambio a caliza gris y seguimos andando (II), hasta una horquilla característica en el mismo filo. Ponemos cuerda y aseguramos unos metros aéreos (III+) para seguir por el hombro de la Pique Longue…

Encontramos algún clavo y alguna reunión en alguno de los resaltes y alcanzamos el muro final característico, en la conexión con la norte clásica (un vivac y un parabolt en la pared).

El muro final, sin ser una escalada difícil, conviene recordar que el ambiente es soberbio, que el equipamiento es vetusto y que conviene un mínimo de orientación para seguir el camino correcto para no embarcarse. Siembre lo más lógico…está es la línea que seguimos de forma aproximada, encontrado clavitos aquí y allá

Desde el vivac ascendemos un muro tumbado con tendencia a la derecha y después seguimos una virilla a la izquierda, superando un murito más vertical (pasillo IV-)

Continuamos y haceos una travesía a la derecha para alcanzar la base de un diedro característico…

El diedro comienza con una fisura dülfer de libro (3-4 m, IV-) y continúa por un diedrillo tumbado…

Y salimos al escaqueo de la derecha, para continuar por terreno cómodo hasta la cima…

Descenso: en esta ocasión descendemos por el glaciar,… aunque me quedo con las ganas de continuar el skyline por la cresta Chausenque – Petit. como hemos hecho en otras ocasiones. En cualquier caso, una jornada entrañable de las que uno alimenta el espíritu más que el ego!!

Horario: 1 h 30′ collado de oulettes / 3 horas a cima / 3,5 horas descenso a Oulettes por el glaciar…

Referencias bibliograficas: “Vignemale. El señor del pirineo” de Alberto Martínez Embid.

Pico Aspe (2.640 m). vía “Subterránea”

No conocíamos aun la vertiente sur del Aspe, así que nos decantamos por la clásica “Subterránea”. Con el tiempo han ido aflorando distintos itinerarios en esta pared que, si bien la aproximación de 2 horas puede retraer a más de uno, el entorno de montaña es de los que hacen afición.

Apertura: Luis Royo y Julio Benedé en 2011

Desnivel y dificultad: 300 m, 6b (V+/A0 oblig.) en líneas generales es un itinerario asequible y una vez que se superan los dos largos clave de abajo, el terreno se vuelve más amable y se avanza más rápido.

Material: 16 cintas express y doble cuerda de 60 m. La ruta está equipada con parabolts. Llevamos friends y no los utilizamos, salvo en la R0 que nos montamos para comenzar la escalada.

Aproximación: Desde la pista de Aísa, aparcamos junto a la valla que cierra el paso al entorno de la Llana, Ganganta, Aspe, etc y cruzamos el río justo en frente de la cabaña de Saleras. Continuamos en ascenso por el cordal que asciende al Aspe y nos desviamos a la derecha en el cruce que indica GR11, hacia el Riguelo. Ese cruce es el segundo, que va más arriba: el primero indica “Surgencia: el chorro de Rigüelo”. Después, de camino a Lecherín giraremos a la izquierda para dirigirnos a la Garganta de Aísa, por terreno rocoso (inicio de la Arista de Murciélagos).

El inicio es evidente: el agujero! en esta ocasión había un nevero en su interior. Trepamos unos metros por terreno sencillo (III) y plantamos una R improvisada. Desde aquí nos adentramos en el tubo: quizá el largo más curioso y poco evidente: 40 m, V+.

Alcanzamos una primera R1 desde la que se continua por un precioso diedro (opción de recortar unos 5 metros (II) para colocarse más cerca). Tirada mantenida y vertical con pasos muy chulos. 35 m, 6b (V+/A0 oblig.)

Desde la R2 la dificultad decrece y los largos son más evidentes. Empalmamos los L4 y L5 del croquis original, en una tirada de 60 m, que remonta un diedro muy chulo y después atraviesa un jardín que nos coloca en la segunda parte de la pared.

Desde la R3, el terreno se vuelve muy amable,…con grandes bloques y diedros. L4, 35 m, IV+.

Quinto largo: la misma tónica. Buena roca y diedro de libro con un pasín final más picante…35 m, V+.

Y desde este punto, volvemos a empalmar las dos siguientes tiradas en un largo de 55 m, V que nos deposita en la arista cimera del Pico de Aspe…

La cresta se sigue sin mayores problemas,…sólo hay que tener un poco de sentido de la orientación. En algún punto descendemos y volvemos a trepar, para continuar andando por un prado verde (20 minutillos aprox.)

Una fantástica forma de volver al piri después de un tiempo parados,…

Descenso: Alcanzamos la cima siguiendo la arista, bajando en algún punto y volviendo a trepar (III) para retomarla. Desde la cima, bajamos por la ruta normal, recorriendo el Kars característico.

Horario: 2 horas de aproximación; 3,5 horas de escalada; 20´ hasta la cima; y 2 horas el descenso.