Midi d´Ossau. 2×1: “la Vierge”+”los Muchachos”

El otoño llegó este sábado a Pombie con un día de los más incierto y frío. Así que la excusa nos vino de perlas para hacer dos vías que por sí solas podían no justificar un viaje a la “Jean Pierre”; y ya de paso poner a punto nuestros cuerpazos jjjj!. Quizá sea esa la razón del hechizo de esta fantástica montaña: sus inagotables posibilidades!

Por un lado el “Éperon de la Vierge”, en la punta Emmanuelle de la Arista de Peyreguet; y por otro lado el “Espolón de los Muchachos” cerca de la primera chimenea de la ruta normal…dos rutas sencillas que si las apretamos en un día nos dan como resultado una jornada generosa de pirineismo. Así que allí nos fuimos Oskar y yo….con ganas de empacharnos de roca y senderos!

1.- Punta Emmanuelle, “Éperon de la Vierge”

Desnivel y dificultad: 290 m, V máx. Aproximadamente 200 m de escalada y después una arista cómoda de III+. Bonita escalada que no entraña grandes complejidades. A destacar el tercer largo de V bastante sostenido.

Apertura: A.Couzy, P.Lamarque, Emmanuelle y J.Louise Pèrés, P.Daudu y L.Junquené en 1971.

Aproximación: remontar la incómoda pedrera de la Gran Railliere durante aproximadamente 200 m, hasta la entrada de una canal característica que cae desde la Arista de Peyreguet. (2 h desde el parking de Aneou).

Material: hay algún clavo en la vía. Será necesario un juego de friends 0,4 a 4, 13 cintas (5 largas), material de reuniones y doble cuerda de 60 m.

Una primera tirada algo tumbada (III+, 50 m) nos pone a los pies de una pequeña horcada. Para llegar aquí hay varias posibilidades, la verdad.

Remontamos la bonita chimenea vertical que tenemos en frente (IV, 60 m) para continuar después “andando” en dirección al característico techo. La tercera tirada es sin duda la que marca la dificultad de la ruta, sorteando los techitos por la derecha por fisuritas y pasos en placa, hasta una repisa tumbada…

Otro “repecho” en el comienzo del L4 (IV, 55 m) para seguir por una especie de vira hacia la derecha y remontar después hasta la base de un último resalte…

Desde aquí, se sigue una corta canal y se remonta una placa rojiza para montarse encima de la arista, que la recorreremos sin mayores complicaciones, disfrutando del ambiente soberbio…

Ya sólo nos queda descender al refugio y valorar si el tiempo se mantiene para recorrer la segunda vía del día…

Descenso: seguir hitos para conectar con los senderitos que bajan al collado de Peyreguet.

Horario: 2 h aprox. desde parking Aneou, 3 h 15´ escalada, 1 h descenso al refugio de Pombie…para continuar hacia el “Espolón de los Muchachos”

2.- “El espolón de los Muchachos”

Desnivel y dificultad: 180 m, V-. Las dificultades no son muy mantenidas.

Apertura: Arnaud Hay, Martin y Rémi Thivel en 2015.

Aproximación: desde el refugio de Pombie, podemos subir de forma directa por las pendientes herbosas, después de la pedrera (1h15′).

Material: hay más clavos, aunque viene bien un juego de friends 0,3 a 2 y 12 cintas.

La vía no comienza en el punto más bajo del espolón. Remontar unos metros hasta una placa ranurada muy chula (dos palos cruzados en la base).

Los 4 primeros largos recorren muros macizos y la escalada es interesante.

Después se entra en un terreno bastante descompuesto y algún clavo nos orienta. El L6 supera un último murito muy bonito.

Descenso: descender la 1a chimenea y seguir el sendero de vuelta.

Horario: 1h 15′ aprox., 2h 15′ escalada y 2,5 h la vuelta la parking (12 h en total de coche a coche)

El encadenamiento de estas dos vías, no reviste grandes problemas logísticos y en una jornada se puede realizar con facilidad. Muy recomendable!

Track: wikiloc “vierge + muchachos”

Pic de Estrémère, vía “Pirineos con Fronteras”

Itinerario aproximado de "pirineos con fronteras"

Después de un largo sábado engullidos en la inmensidad del Midi, nos reunimos cuatro buenos amigos para “descansar” en una de esas vías con chapas que quedan a mano en el Valle de Tena. Nos decantamos por “Pirineos con Fronteras” que recorre la original pared sur del Pic de Estrémère: una vía que discurre por las debilidades de la pared, de forma cómoda y sin compromiso.

Desnivel y dificultad: 300 m, 6b+ (6a oblig.)

Apertura: Julio Benedé, Luis Royo y Carlos Budría en 2009.

Material: 12 cintas express y material de reuniones.

Aproximación: Desde el parking de Portalet, acercarse sin mayores complicaciones al pie de la pared, visible en todo momento (20 ´). La vía comienza al pie de un marcado espolón escalonado.

Se trata de un itinerario deportivo en pared con los largos L1, L3 y L5 más interesantes en relación al resto.

Igor recogiendo el L1 (un murito vertical, con un paso físico 6a+), con la sombra de la Aguja de Portalet a sus espaldas…le sigue un segundo largo V+, que asciende a la cima de la aguja y va a montar R a los pies de un muro vertical…

Nuestro L3, empieza con un murito muy vertical que requiere una buena lectura (6b/6b+)…vamos a parar a los pies de un pliegue retorcido de la pared…

Llegamos así a un muro muy llamativo (6b+) que encierra la tercera “llave” de la vía. Muy chulo, la verdad…

Le sigue un bonito V y luego un jardín (de 60 m), para superar un último murito (V) desde lo alto de la canal…

En definitiva, uno de esos días en los que compartimos una escalada amable, en la mejor compañía!…

Descenso: seguir un sendero hacia el este que nos lleva de nuevo al parking de Portalet.

Horario: 20´aprox; 4,5 h de escalada y 1 h para el descenso.

Referencias bibliográficas: “La vallée d´ossau” de Xavier Buxó y Luis Alfonso.

Midi d´Ossau. Travesía Petit – Grand Pic, por la Arista de las Flammes de Pierre

Reencontrarse con amigos y volver a uno de esos lugares en los que tan intensamente vivimos no tiene precio. Llevaba tiempo con la arista de las Flames revoloteando en mi agenda, después de un intento infructuoso con Txus hacía un par de años. En esta ocasión, Igor y yo aterrizamos en la “Jean Pierre” después de torcerse un buen ramillete de planes a última hora: todos ellos buscando pasar una larga jornada trepando en una gran montaña del pirineo. Lo logramos!,…y es que el Midi nunca defrauda.

La travesía Petit Pic – Grand Pic, por la arista de las Flammes de Pierre, no llega a la “curtida” de “La travesía de las 4 Puntas”, pero tampoco debe subestimarse: todo “viaje” en el Midi requiere de buen sentido de orientación y experiencia previa.

Primera ascensión: Roger Mailly y Robert Ollivier en 1935

Desnivel y dificultad: 550 m, IV+ (350 m, hasta el Petit Pic; más 200 m de desnivel para ascender al Grand Pic).

Material: vía desequipada; llevar un juego de friends y cintas largas.

Aproximación: accedemos al Refugio de Pombie y desde aquí al Col de Peyreguet, desde donde seguimos el sendero que asciende hacia la arista de Peyreguet, y nos desviamos, al poco, por un sendero que va a contornear la cara oeste del Petit Pic. Sendero aéreo que dejaremos cuando comienza a descender de forma clara, para continuar por trepadas sencillas siempre en dirección a un marcado espolón con líquenes amarillos: navegar!. Pasaremos por la “rueda de bici oxidada” desde la que veremos claramente una cueva-nicho, desde donde se inicia el itinerario (2 h 40´).

La primera parte asciende en 6 largos a la marcada aguja-espolón que desde la lejanía (Ayous) tiene forma de mano. Una primera canal herbosa que realizamos sin cuerda (35 m, algún paso IV-). Un largo de transición para bordear la pared amarilla (35 m, III+/IV-). Una tirada escalonada que termina en una chimenea característica (30 m, IV). Un corto largo saliendo a la derecha y girando al poco la izquierda por una placa tumbada (15 m, IV-). Un muro macizo que afrontamos en diagonal expuesta hacia la derecha, para continuar por la vertiente sur (algo precario) hasta una plataforma en el “filo” del espolón (35 m, IV+). Continuar la repisa hasta un cordino y seguir hasta el punto más alto (45 m, III+).

La segunda parte desciende a la horquilla de escape y asciende en 2 largos hasta un terreno sencillo que nos va a depositar a los pies del “cabezón” del Petit Pic. Para ello, desde la cresta, destrepamos hacia el sur (III+) y volvemos a destrepar (III-) hacia el norte hasta la marcada horquilla (escape posible) (40 m). Ascender un diedro fisurado muy chulo (25 m, IV). Salir a la derecha y continuar, por la otra vertiente, por terreno cómodo, intentando pisar siempre roca y ascendiendo por unas placas tumbadas a una aguja en el borde (60 m, III+). Continuamos por el borde por terreno sencillo, hasta un clavo a los pies de un murito (35 m, resalte IV-).

La tercera parte supera unos muritos con un paso físico en dülfer a los pocos metros (30 m, IV+), y hace una travesía para buscar la vertiente sur, ya cerca de la arista Peyreguet (20 m, andar).

La última parte de la arista de les Flammes asciende hasta la cima en 3 largos de cuerda. Primero asciende por un espolóncillo que termina en chimenea (25 m, IV); continua por terreno sencillo hasta una horquilla (25 m, IV-) y supera finalmente un murito vertical (mini-techo) para terminar por grandes bloques hasta la cima (40 m, IV+).

Desde la cima del Petit Pic, descendemos hacia la Fourche, destrepando una canal y haciendo un rapel de 50 m, hasta alcanzar el emblemático collado.

Para ascender la Grand Pic no tendremos “más que” remontar la placa blanca característica, remontar una canal encajonada y navegar por terreno incierto hasta la cima (150m, III+ aprox.). Ojo, porque se trata de un terreno en el que no te puedes relajar…

Descenso: por la ruta normal del Grand Pic (chimeneas).

Horario: 13 h en total (de coche a coche): 2 h 40´ aproximación a pie de vía; 6 h para el ascenso al Petit Pic; 1 h 40´para el descenso al Col de la Fourche y ascenso al Grand Pic; y 2 h 40´para el descenso al coche.

Referencias bibliográficas: “La vallée d´Ossau” de Xavier Buxó y Luis Alfonso.

Aspe (2.640 m), por el pilar de los Navarros

Seguir el camino que otros marcaron antes siempre es más fácil,… El domingo pasado, mientras Xabi y yo nos acercábamos a la cara sur del Aspe, ya adivinabamos las chimeneas que en 1977 los navarros Aldaya, Garayoa y Jericó recorrieron por primera vez con gran audacia. Allí que nos fuimos… y disfrutamos de una bella jornada, en una ruta con poco material y un ambiente soberbio.

1ª Ascensión: Iñaki Aldaya, Xabier Garayoa y J.Mª Jericó en 1977

Desnivel y dificultad: 300 m, MD- (V+ max). Preciosa ruta sobre buena roca en general: a destacar los largos en chimenea, que van recorriendo las debilidades de la pared. En su conjunto, bien se merece un V+: la tónica son tiradas largas mantenidas en el IV y algún paso de V; alguna chimenea hay que apretar. Autoprotección al gusto!

Material: la vía tiene 4 clavos y requiere un nutrido surtido de friends: juego completo hasta el 3; y repetir del 0,75 al 3, además de cintas largas (12) y doble cuerda de 60m.

Aproximación: la misma que para el resto de vías de la cara sur y arista de los murciélagos, desde la pista de Aisa. 2 h aprox.

Comenzamos a los pies de un murito vertical (coordino blanco, V) para continuar por terreno indefinido (IV) hasta la base de un marcado diedro, que suele estar mojado. Este segundo largo es muy bonito (V) y termina en una travesía muy marcada a la izquierda (II), a buscar la vuelta del “espolón”.

Continuamos por un terreno escalonado cómodo (III, IV) que supera un techito (V aéreo) con mucho ambiente y termina a los pies de tres marcadas fisuras-chimeneas. Se remonta la segunda de ellas (IV+), por su interior, para salir a una repisa desde la que sigue un diedro muy chulo (V), a los pies de otra chimenea.

Chimenea algo atlética y corta que termina en otra repisa. Seguir la nueva chimenea por un muro técnico, que gira en travesía a la izquierda (para evitar una fisura-chimenea muy marcada) y sigue por terreno más fácil. Aquí es opcional hacer una nueva reunión antes de finalizar la ruta…

Para evitar roces, hacemos una última “R” poco antes de finalizar la vía…

Horario: 2 h aprox, 4,5 h de escalada, 20v a cima y 2 h para el descenso.

Xabier Garayoa, Gerardo Plaza, Iñaki Aldaya y el sherpa Ang Rita en la cima del Dhaulagiri en 1979. Fuente ElCorreo