Pic des Sarradets (2.741 m). Cara Sur, vía “Directa”

Después de claudicar a la sombra en una húmeda “Castagné-Vergez”, subimos a Sarradets para subir la moral, buscando sol y roca caliente. Como es nuestra primera visita a estas paredes, optamos por la Directa de la cara sur, que tiene buena pinta y ofrece unos largos en placa de lo más atractivos. Un lugar de lo más interesante con muchas posibilidades y un ambiente soberbio!

Desnivel y dificultad: 250 m, 6a (V+ oblig.). La vía en sí ronda los 210 m, pero nosotros le entramos por “La brecha de Rolando” añadiendo dos largos más y ahorrándonos una aproximación más guarrilla. Opción mucho más interesante.

Aperturistas: miembros del UCPA, en 1979

Material: doble cuerda de 60 m, friends 0,1 a 3, cintas largas y 8 expreses. La ruta está equipada con spits, clavos y parabolt, sobre todo en las placas macizas. Allí donde se puede proteger está limpia.

Aproximación: Evidente, desde las inmediaciones del refugio de Sarradets. Más sencillo escalando los dos primeros largos de la vía “La brecha de Rolando”.

La directa de la cara sur endereza la clásica de Adagas, Lasalle y compañeros, remontando las placas y espolones de su derecha.

El comienzo de la “Sur Directa” es una de esas tiradas que no quieres que terminen: una placa maciza y mantenida con buenos agarres, que se recorre en dos largos.

Le sigue una nueva placa corta donde se concentran las mayores dificultades con dos pasos muy marcados a descifrar.

Se llega una zona con roca mucho más rota y que nos requiere atención. Un único clavito y lajas inquietantes que obligan a afinar con las cuerdas y seguros.

Finalizamos con dos últimas tiradas muy disfrutonas y en roca maciza plaquera. Un auténtico gusto llegar a una cima con semejantes vistas!!

Descenso: Ir en dirección oeste hacia la cima del Pic des Sarradets y decender por el senderito que arranca en el corredor anterior. Después (hito indicador) se conecta con un segundo corredor: destrepes; y finalmente, bien se rapela hasta el fondo del valle, o se continúa por una vira (en algún punto sinuosa y destrepe) hasta llegar al fondo.

Horario: 2,5 horas para la escalada y 45 minutos para el descenso.

Referencias bibliográficas: “Plaquettes dans les vallées des Gaves” de Luis Alfonso

Grand Pic d´Ossau (2.884 m), Cara Norte y la Fourche

Recorrer la impresionante cara norte del midi d’ossau por sus debilidades ofrece la posibilidad única de escudriñar las vías más  brutales del pirineo. La vira de embarradere corta la basta cara ONO donde residen algunas de sus rutas más iconicas, desde el espolón norte integral, la ravier-bellefon o el pilar de embarradere; y más a la derecha el espolón norte del Petit. Curiosamente las dificultades de este itinerario son reducidas, aunque no hay que olvidar que nos encontramos en territorio midi y que nunca debemos desdeñar los IIIs ni los IVs….

Aprovechando un día libre Txus, Oskar y el menda nos acercamos a Portalet para dar respiro a las piernas y a la mente…por estas fechas veraniegas, estas salidas perimten no perder la forma jjj.
Primera ascension: Henri Brulle, Celestin Passet y R. D´Astorg en 1896.
Desnivel y dificultad: 650 m, máx IV. Demasiado fácil como para escalar y demasiado difícil para andar. Hay un par de zonas en las que echaremos las manos a la roca. Justo antes de llegar al Piton de la Fourche las dificultades rondan el IV. No subestimar: es una gran pared y el terreno es de aventura.
Aproximación: desde el Col de Souzon, continuamos hacia la ruta normal que dejamos en un hito para seguir por un sendero que flanquea la vertiente este hasta alcanzar la Brecha de Moundelhs. Desde aquí descenderemos a una pedrera y ascenderemos a la Brecha de los Austriacos. Unos metros más abajo comienza la ruta en una placa de III.
Material: 6 cintas exprés, 6 friends peq/med y una cuerda ligera.
El arranque de la vía ofrece varias opciones. Lo normal será arrancar desde unos metros antes de la brecha de los Austriacos. Nosotros lo hacemos un poco antes en un corredor diedro. Llegamos así a un terreno sinuoso y a ratos herboso.
Llegamos a una chimenea característica de III+ que nos da acceso a una zona amplia con trepadas fáciles: siempre en dirección a una aguja característica…
Ascendemos a la aguja sin grandes dificultades III+ y continuamos (sin perder altura) hacia la izquierda, en diagonal ascendente…
El terreno se vuelve aun más sencillo y continuamos siguiendo hitos, hasta alcanzar el espolón norte integral del Grand Pic. En este punto se puede continuar la por la Norte Clásica, hasta la cima. Esta ruta la realicé en invierno hace un porrón de años y también disfruté un montón…Desde este punto las vistas son apoteósicas!
Aquí supongo que también hay varias opciones para descender a la Vira de Embarradere. Seguimos unos hitos y tras un paso con ambiente, nos encontramos ya en la amplia vira.
Cuando la vira comienza a ser ascendente apuramos hasta colocarnos la cuerda en un estrechamiento. Ascendemos sin mayores dificultades (III) y alcanzamos el último estrechamiento (con nieve). En este punto escalamos la pared de la derecha por un muro bien bonito (III+/IV) que se hace corto. Hay 3 clavos…y alcanzamos así la aristilla de la Piton de la Fourche: uno de esos enclaves del Pirineo con solera.
Desde este punto, ascendemos sin problemas a las placas grises características. Un larguito ya conocido y trepadas para navegar hasta la cima del Grand Pic.
Terminamos así una nueva jornada en el Midi, donde lo más importante ha sido salir y compartir con los buenos amigos un gran día de montaña…
Horario: 10 horas en total: 2 h de aproximación, 5 h de escalada a cima y 3 h de descenso hasta el coche.
Referencias bibliográficas: “Los Pirineos. Las 100 mejores ascensiones y excursiones”, de Patrice de Bellefon

Midi d´Ossau. 2×1: “la Vierge”+”los Muchachos”

El otoño llegó este sábado a Pombie con un día de los más incierto y frío. Así que la excusa nos vino de perlas para hacer dos vías que por sí solas podían no justificar un viaje a la “Jean Pierre”; y ya de paso poner a punto nuestros cuerpazos jjjj!. Quizá sea esa la razón del hechizo de esta fantástica montaña: sus inagotables posibilidades!

Por un lado el “Éperon de la Vierge”, en la punta Emmanuelle de la Arista de Peyreguet; y por otro lado el “Espolón de los Muchachos” cerca de la primera chimenea de la ruta normal…dos rutas sencillas que si las apretamos en un día nos dan como resultado una jornada generosa de pirineismo. Así que allí nos fuimos Oskar y yo….con ganas de empacharnos de roca y senderos!

1.- Punta Emmanuelle, “Éperon de la Vierge”

Desnivel y dificultad: 290 m, V máx. Aproximadamente 200 m de escalada y después una arista cómoda de III+. Bonita escalada que no entraña grandes complejidades. A destacar el tercer largo de V bastante sostenido.

Apertura: A.Couzy, P.Lamarque, Emmanuelle y J.Louise Pèrés, P.Daudu y L.Junquené en 1971.

Aproximación: remontar la incómoda pedrera de la Gran Railliere durante aproximadamente 200 m, hasta la entrada de una canal característica que cae desde la Arista de Peyreguet. (2 h desde el parking de Aneou).

Material: hay algún clavo en la vía. Será necesario un juego de friends 0,4 a 4, 13 cintas (5 largas), material de reuniones y doble cuerda de 60 m.

Una primera tirada algo tumbada (III+, 50 m) nos pone a los pies de una pequeña horcada. Para llegar aquí hay varias posibilidades, la verdad.

Remontamos la bonita chimenea vertical que tenemos en frente (IV, 60 m) para continuar después “andando” en dirección al característico techo. La tercera tirada es sin duda la que marca la dificultad de la ruta, sorteando los techitos por la derecha por fisuritas y pasos en placa, hasta una repisa tumbada…

Otro “repecho” en el comienzo del L4 (IV, 55 m) para seguir por una especie de vira hacia la derecha y remontar después hasta la base de un último resalte…

Desde aquí, se sigue una corta canal y se remonta una placa rojiza para montarse encima de la arista, que la recorreremos sin mayores complicaciones, disfrutando del ambiente soberbio…

Ya sólo nos queda descender al refugio y valorar si el tiempo se mantiene para recorrer la segunda vía del día…

Descenso: seguir hitos para conectar con los senderitos que bajan al collado de Peyreguet.

Horario: 2 h aprox. desde parking Aneou, 3 h 15´ escalada, 1 h descenso al refugio de Pombie…para continuar hacia el “Espolón de los Muchachos”

2.- “El espolón de los Muchachos”

Desnivel y dificultad: 180 m, V-. Las dificultades no son muy mantenidas.

Apertura: Arnaud Hay, Martin y Rémi Thivel en 2015.

Aproximación: desde el refugio de Pombie, podemos subir de forma directa por las pendientes herbosas, después de la pedrera (1h15′).

Material: hay más clavos, aunque viene bien un juego de friends 0,3 a 2 y 12 cintas.

La vía no comienza en el punto más bajo del espolón. Remontar unos metros hasta una placa ranurada muy chula (dos palos cruzados en la base).

Los 4 primeros largos recorren muros macizos y la escalada es interesante.

Después se entra en un terreno bastante descompuesto y algún clavo nos orienta. El L6 supera un último murito muy bonito.

Descenso: descender la 1a chimenea y seguir el sendero de vuelta.

Horario: 1h 15′ aprox., 2h 15′ escalada y 2,5 h la vuelta la parking (12 h en total de coche a coche)

El encadenamiento de estas dos vías, no reviste grandes problemas logísticos y en una jornada se puede realizar con facilidad. Muy recomendable!

Track: wikiloc “vierge + muchachos”

Pic de Estrémère, vía “Pirineos con Fronteras”

Itinerario aproximado de "pirineos con fronteras"

Después de un largo sábado engullidos en la inmensidad del Midi, nos reunimos cuatro buenos amigos para “descansar” en una de esas vías con chapas que quedan a mano en el Valle de Tena. Nos decantamos por “Pirineos con Fronteras” que recorre la original pared sur del Pic de Estrémère: una vía que discurre por las debilidades de la pared, de forma cómoda y sin compromiso.

Desnivel y dificultad: 300 m, 6b+ (6a oblig.)

Apertura: Julio Benedé, Luis Royo y Carlos Budría en 2009.

Material: 12 cintas express y material de reuniones.

Aproximación: Desde el parking de Portalet, acercarse sin mayores complicaciones al pie de la pared, visible en todo momento (20 ´). La vía comienza al pie de un marcado espolón escalonado.

Se trata de un itinerario deportivo en pared con los largos L1, L3 y L5 más interesantes en relación al resto.

Igor recogiendo el L1 (un murito vertical, con un paso físico 6a+), con la sombra de la Aguja de Portalet a sus espaldas…le sigue un segundo largo V+, que asciende a la cima de la aguja y va a montar R a los pies de un muro vertical…

Nuestro L3, empieza con un murito muy vertical que requiere una buena lectura (6b/6b+)…vamos a parar a los pies de un pliegue retorcido de la pared…

Llegamos así a un muro muy llamativo (6b+) que encierra la tercera “llave” de la vía. Muy chulo, la verdad…

Le sigue un bonito V y luego un jardín (de 60 m), para superar un último murito (V) desde lo alto de la canal…

En definitiva, uno de esos días en los que compartimos una escalada amable, en la mejor compañía!…

Descenso: seguir un sendero hacia el este que nos lleva de nuevo al parking de Portalet.

Horario: 20´aprox; 4,5 h de escalada y 1 h para el descenso.

Referencias bibliográficas: “La vallée d´ossau” de Xavier Buxó y Luis Alfonso.