Pico Aspe (2.640 m). vía “Subterránea”

No conocíamos aun la vertiente sur del Aspe, así que nos decantamos por la clásica “Subterránea”. Con el tiempo han ido aflorando distintos itinerarios en esta pared que, si bien la aproximación de 2 horas puede retraer a más de uno, el entorno de montaña es de los que hacen afición.

Apertura: Luis Royo y Julio Benedé en 2011

Desnivel y dificultad: 300 m, 6b (V+/A0 oblig.) en líneas generales es un itinerario asequible y una vez que se superan los dos largos clave de abajo, el terreno se vuelve más amable y se avanza más rápido.

Material: 16 cintas express y doble cuerda de 60 m. La ruta está equipada con parabolts. Llevamos friends y no los utilizamos, salvo en la R0 que nos montamos para comenzar la escalada.

Aproximación: Desde la pista de Aísa, aparcamos junto a la valla que cierra el paso al entorno de la Llana, Ganganta, Aspe, etc y cruzamos el río justo en frente de la cabaña de Saleras. Continuamos en ascenso por el cordal que asciende al Aspe y nos desviamos a la derecha en el cruce que indica GR11, hacia el Riguelo. Ese cruce es el segundo, que va más arriba: el primero indica “Surgencia: el chorro de Rigüelo”. Después, de camino a Lecherín giraremos a la izquierda para dirigirnos a la Garganta de Aísa, por terreno rocoso (inicio de la Arista de Murciélagos).

El inicio es evidente: el agujero! en esta ocasión había un nevero en su interior. Trepamos unos metros por terreno sencillo (III) y plantamos una R improvisada. Desde aquí nos adentramos en el tubo: quizá el largo más curioso y poco evidente: 40 m, V+.

Alcanzamos una primera R1 desde la que se continua por un precioso diedro (opción de recortar unos 5 metros (II) para colocarse más cerca). Tirada mantenida y vertical con pasos muy chulos. 35 m, 6b (V+/A0 oblig.)

Desde la R2 la dificultad decrece y los largos son más evidentes. Empalmamos los L4 y L5 del croquis original, en una tirada de 60 m, que remonta un diedro muy chulo y después atraviesa un jardín que nos coloca en la segunda parte de la pared.

Desde la R3, el terreno se vuelve muy amable,…con grandes bloques y diedros. L4, 35 m, IV+.

Quinto largo: la misma tónica. Buena roca y diedro de libro con un pasín final más picante…35 m, V+.

Y desde este punto, volvemos a empalmar las dos siguientes tiradas en un largo de 55 m, V que nos deposita en la arista cimera del Pico de Aspe…

La cresta se sigue sin mayores problemas,…sólo hay que tener un poco de sentido de la orientación. En algún punto descendemos y volvemos a trepar, para continuar andando por un prado verde (20 minutillos aprox.)

Una fantástica forma de volver al piri después de un tiempo parados,…

Descenso: Alcanzamos la cima siguiendo la arista, bajando en algún punto y volviendo a trepar (III) para retomarla. Desde la cima, bajamos por la ruta normal, recorriendo el Kars característico.

Horario: 2 horas de aproximación; 3,5 horas de escalada; 20´ hasta la cima; y 2 horas el descenso.

Anuncios

Peña Foratata. vía “Valle de Tena”

Bonita vía con largos variados, equipada con parabolts y cordinos. La verdad es que Txus y yo vinimos a Peña Foratata un poco despistados,… después de una buena jornada en el Midi. Pensábamos encontrar una ristra de chapas y una línea “aburrida”… y nos llevamos una grata sorpresa al descubrir una ruta de corte clásico, equipada eso sí, de forma razonada, combinando cordinos y chapas. Pasos en placa, chimeneas, bloques,…muy variada y disfrutona. Agradecer a los aperturistas el entusiasmo y trabajo que ponen en cada una de sus líneas.

Desnivel y dificultad: 250 m, 6a+ (V/A0 oblig.). Vía para románticos de las clásicas. Ojo a la chimenea del L7, bastante atlética.

Aperturistas: Luis Royo, Carlos Budria, Carlos Roy y Julio Benedé en 2010.

Material: 12 cintas express y material de reuniones. No está de más llevar algunas piezas medianas para los largos L5 y L6.

Aproximación: desde el punto más alto de Formigal seguimos una pista en sentido Sallent, cruzando una valla metálica a los pocos metros. A la pista le sigue un pequeño sendero que se dirige al cordal característico y que da acceso a la vertiente este. En el mismo cordal, seguimos el sendero que se dirige al espolón de la “Valle de Tena”, sin mayores complicaciones.

El inicio de la vía no tiene pérdida. En la base está grabado “VT”. Los dos primeros largos los empalmamos, quedando una tirada de 60 m “ajustada”, con pasillos en placa (L1, 60 m, V).

Desde la R2 (R1 para nosotros) salimos en diagonal en un paso aéreo y continuamos por unos tubos de órgano, gestionando pies y pinzas (L2, 30 m, V+)…

La pared se empieza a poner vertical, en L3 (30 m, V+). A partir de aquí, se trepa una vira para después seguir por un diedro-chimenea que nos deposita en una cómoda repisa (L4, 35 m, V).

Con el L5 para nosotros (35 m, V), alcanzamos una horquilla, a los pies de la espectacular chimenea-offwidth del L6. Una tirada bastante atlética en la que tendremos que atinar bien con la escalada en X y en oposición, para salir “frescos” de ella (L6, 36 m, 6a+).

La cosa se acaba y el siguiente largo (nuestro L7) continúa con la chimenea, en este caso con mucho canto (L7, 25 m, V). Después un largo de trámite para alcanzar la cima de este contrafuerte.

Descenso: Desde la cima, continuamos la cresta hasta el collado evidente, desde donde se desciende con cuidado por la “vira de Fermín”: un exiguo sendero que va a dar a un destrepe rapelable de 30 m. Desde aquí, retomar el sendero de la aproximación.

Horario: 1 hora aproximación / 4 a 5 horas de escalada / 1,5 h descenso

Referencias: http://senderolimite.blogspot.com.es/2012/08/foratata-via-valle-de-tena.html

Peña Rueba. Cara Sur. vía “Espolón Inazio Cinto”

Vista del espolón con la ruta aproximada

Una opción cómoda para estos días fríos, cuando la nieve sigue resistiéndose a cubrir las montañas es Peña Rueba. El espolón Inazio Cinto ve pronto el sol y, a pesar que de camino hemos alcanzado los -8°C, para las 9:30 la temperatura es más que aceptable a pie de vía. Recorrido homenaje al escalador de Ayerbe, impulsor de escalada en estos mallos y creador de un buen número de vías.

Desnivel y dificultad: 220 m, 6c+ (V/A0 oblig.)

Apertura: Julio Benedé y Luis Royo en verano de 2007

Material: 15 cintas express y material de reuniones.

Aproximación: Actualmente la pista que conduce a las proximidades de la vertiente sur de Peña Rueba se encuentra adecentada y no ofrece mayores problemas para acceder desde Murillo de Gallego. Desde la “zona de parking” se sigue un sendero sin mayores problemas. El inicio de vía es fácilmente reconocible con una cinta naranja.

Oskar entrando en calor en el bonito primer largo (35 m, 6b)

Dos primeros largos, más picantes y verticales (6b y 6c+), muy chulos: el primero: en diagonal, siguiendo unos diedritos escalonados; y el segundo, muy mantenido, con un paso raro después de una panza…

L1, 6b, 35 m

Recogiendo el L1

Sufriendo las cenas de navidad en el L2, 30 m, 6c+

Va cogiendo ambiente...

Vamosss

Oskar dándole duro antes de llegar a la R2…

Llegada a la R2...

Luego se continua con otros 3 largos muy disfrutones: V+, V+, V, con la tónica amable de la pared, para conectar con los dos últimos largos de la “Toño Ubieto”. En este terreno empalmamos algún largo para avanzar más rápido, hasta alcanzar el final de la pared.

L3, V...inmensidad de roca...

L4, V preciosa tirada...

Cara sur de Peña Rueba...desde dentro!

Urte berri on!!!

L5+L6, V

Desconexión total!

Fin de fiesta...

Otro gran día con Oskar para empezar bien el año…

Descenso: por la vira herbosa, seguir hasta la cima de la Peña Rueba y después enlazar con la Ferrata Sur de descenso.

Horario: 25 min. aprox, 3 h escalada y 50′ descenso

Comienza el descenso...continuamos la vira herbosa desde la misma cima de la Peña Calva...

A por la ferrata de bajada...

Pilar de Ansó (1.900 m), vía “Espíritu del bosque” otoñal

La bonita pared de "El Espíritu del Bosque" durante el descenso...

El valle de Ansó en otoño siempre tiene un magnetismo especial. Las montañas que dentro de poco se cubrirán de blanco, se preparan ahora con su traje ocre más intenso…y las paredes, todo tranquilas, disfrutan de esa transformación. El sábado, Alfredo y yo nos dejamos caer en el valle para descubrir una de sus paredes mas emblemáticas: el pilar de Anso y su “el espíritu del bosque”: una vía que, al estar equipada, permite escalar sin complicaciones ahora que el frío se hace notar. Una auténtica clásica de la zona.

El Pilar de Ansó al fondo...

Desnivel y dificultad: 230 m de escalada y una dificultad máx de 6c/A0 (6a/A0 oblig.). La dificultad del largo clave, que la mayoría superamos en A0, rondará el 7c (sólo apto para unos pocos).

Apertura: Antonio García Picazo, O Medel y A. Hita en agosto 2004.

Material: 16 cintas express y un juego de friends (0,5 a 3), material de reuniones y doble cuerda de 60 m.

Aproximación: Desde el exiguo apeadero en la carretera del barranco de camino a Ansó (desde Zuriza), reconocible por una pintada roja en un poste de luz, divisar un hito al otro lado del río. Cruzarlo y seguir el curso de un cauce que sube de forma directa, cruzando el bosque, hacia la base de la pared; a la que llegaremos remontando unas pedreras, una vez finalizado el bosque (1 h 30 min.)

L1, 40 m, 6b+. Primer largo con un frío del carajo! Unos pasitos finos con la típica roca de tacos invertidos…y luego la cosa relaja.

Comienzo exigente con mucho frío,...la peor forma de entrar en calor...

En la R1...

L2, 30 m, 6a+. Seguimos a la sombra…bonita tirada en travesía, que termina en placa perfectamente equipada.

Alfredo ganando altura en la travesía del L2...

Recogiendo el L2,...con ganas de que nos de el sol!!

L3, 35 m, 6b+/6c. Al sol la cosa cambia, aunque el viento fresquito se mantiene a ratos. Precioso largo con muchísimo ambiente.

El largo 3 al sol...aunque seguimos al fresco...

Alfredo recogiendo el L3,...como un sputnik!

Entrando en calor...

L4+L5, 50 m, V+/6c+. El bueno de Alfredo se tira un buen rato en el largo…luego comprobaría que el empalme de 50 m tiene final feliz, sobre una placa fina a gestionar. Muy chulo…

LA chimenea del L4+L5...un poco húmeda!

Recogiendo el L4+L5...vaya llegada a la R!!!

L6, 30 m, 6a/A0 (o 7c?). La acerada de este largo resulta algo atlética para los que no gastamos la clase para pasar por ahí en libre, y pedaleamos un par de veces; luego se sale en libre por un diedrito.

Arrastradaaaa!

En un par de pasos... con pedal!

Ambientazo!

La alegría de la huerta!!

L7, 40 m, 6b. Destrepamos un par de metros y subimos a la vira (R opcional)…y se continua por un largo precioso con mucho ambiente.

Preciosa tirada!

L7...

Alfredo Angulo...auténtico!

L8, 15 m, V+. Largo de trámite para salir a la arista cimera.

Fin de fiesta...

Estamos en lo alto del Pilar de Ansó

Horario: 1 h 45´ para la aproximación, 4 h 15´ de escalada y 2,5 h para el descenso desde la cima.

Descenso: continuamos la arista y pasamos una horcada (esa no); la siguiente tiene un hito que nos indica un “destrepe” de 4-5 m donde encontraremos una instalación de rápel. Rápel de 40 m que se puede apurar hasta los 60 m…alcanzamos las pedreras de descenso al valle.

LA horcada de bajada indicada sobre la foto...

guia-ansoReferencias: “Valle de Ansó. Guía de escaladas” de Antonio García Picazo.

Más info en el bar del camping de Zuriza.