Balaitus (3.144 m), vía “Diedro Sur”

El otoño convierte el pirineo en un lugar mucho más entrañable que los meses anteriores. Las montañas empiezan a refrescar y a ver tímidamente las primeras nieves de la temporada,… aunque todavía se puede cacharrear. Joni y yo nos acercamos a la vertiente sur del Balaitus para hacer una escapada maratoniana de más de 13 horas, como en los viejos tiempos…El diedro Sur ofrece una escalada amable en un lugar impresionante; una ruta de coleccionista sin un seguro fijo en todo su itinerario!

Primera ascensión: Ursi Abajo, Salvador López, Manolo Aldeguer y Félix Gómez de León, el 28 de agosto de 1994.

Desnivel y dificultad: 240 m, V+ máx. (IV+ oblig). Las dificultades son mantenidas en el IV “de montaña” con dos secciones que rondan el V+ (en el techo) y el V en nuestra 4ª tirada.

Material: un juego de friends hasta el 3, cintas largas y doble cuerda de 60 m. La vía está limpia y se puede proteger al gusto.

Aproximación: Desde el embalse de la Sarra, ascendemos hasta el refugio de Respomuso (2 h 15´) y continuamos hasta la base de la pared junto a la Brecha de Latour (2h 15´). Se remonta un terreno escalonado, en dirección a un bloque blanquecino característico, a la izquierda de una línea de esquistos que recorre la pared de arriba a abajo.

Para cuando llegamos a las inmediaciones de la pared, el tiempo es incierto…y dudamos por meternos a la Auguerot-Olivier que seguramente sea más rápida…al final, optamos por el Diedro Sur, que nos apetece más.

L1, 55 m, IV. Asciende de forma escalonada, hasta una zona cómoda, donde comienza el diedro propiamente dicho.

L2, 45 m, V-. Subimos por las placas de la derecha (el diedro estaba mojado) y continuamos por el diedro. En un momento dado, seguimos por el diedro de la derecha, ya en terreno más vertical. Montando reunión 5-6 m por debajo del techo: vertical (puede haber opciones más cómodas, más abajo).

L3, 45 m, V+. Supera el techo con un pasito a bloque y continua por terreno más cómodo, con tendencia a la izquierda.

L4, 45 m, V. Supera un terreno escalonado junto a un espolón rojizo (a la izquierda) característico y llegando a un colladito cómodo (posible emplazamiento de reunión). Continuamos por un diedro fisurado muy chulo (V), ascendiendo después varios resaltitos, hasta una repisa debajo de una chimenea.

L5, 10 m, IV+. Ascendemos la chimenea hasta alcanzar el filo de la vertiente sur del Balaitus.

Desde aquí a la cima, no nos queda más que andar unos minutos…

Descenso: lo realizamos por la brecha, descartando la Diagonal, pues con la niebla que teníamos encima, no la vimos nada clara.

Nota: el emplazamiento de las reuniones ofrece otras posibilidades. Nosotros lo hicimos así, a sentimiento….

Horario: 4 h 30 min para la aproximación desde el embalse de la Sarra, 3 horas de escalada, 15 min hasta la cima. Descenso a la brecha 1 h en terreno nevado delicado, 30 min rápeles (1 de 30 m, 2 de 60 m) y vuelta al embalse de la Sarra. Total 13 h 30 min.

Balaitus (3.144 m). Cara sudeste: “Espolón Elegante”

Línea aproximada de la vía "Espolón Elegante" en la vertiente sudeste del Balaitus

01/09/2006

La escalada pirenaica nos permite sentir el poso de una época plagada de rutas bellísimas a las montañas más representativas de la cadena. Si bien al principio estas rutas surcaban las paredes más emblemáticas como la norte del Vignemale, las agujas de Ansabere, Ordesa, etc; poco a poco las líneas se han multiplicado rellenando el panorama de agujas, espolones y placas más variopintas. Uno puede siempre venir al piri y perderse en la más absoluta soledad: sólo tiene que ser algo original y saber elegir.

La cara sudeste del Balaitus no es la más espectacular del piri, ni la más vertical, pero si algo ofrece es una escalada amable sobre un granito de aceptable calidad. Encontramos este croquis un poco de rebote pues al ser muy clasicómanos siempre nos decantábamos por rutas más antiguas. El caso es que Amado y yo volvimos a salir al piri un finde más para pasar una jornada de diedros, neveros y fisuras; y conocer esta vertiente del Balaitus: ¿qué más se puede pedir?. La experiencia fue inmejorable.

Desnivel y dificultad: 400 m / MD-

1ªAscensión: F.Gómez y F.Zapata el 14 de agosto de 1993.

Aproximación: seguimos el mismo camino que para alcanzar la Brecha de Latour y al alcanzar el plano característico, al pie del “glaciar”, observamos la vertiente sudeste. Iremos en dirección a la característica terraza en la parte derecha de la pared.

Parte inferior de la vía...

Primeros metros más verticales para gestionar...hasta alcanzar la repisa.

Amado entrando en faena...

La vía remonta un vertical zócalo (V) que da acceso a una vira plana y muy marcada (II+). Se recorre hasta su final, realizando un paso más complicado (V+), y continúa por un terreno de aceptable calidad (III y IV) por placas y diedros en un no muy bien marcado espolón.

Después de la repisa toca un corto paso de V para alcanzar unas placas más sencillas...

Ganando metros en un terreno caótico pero amable...

Un vistazo a la Torre de Costerillou

En la parte más alta se alcanzan 3 gendarmes. El primero sencillo III+, el segundo con algo más de dificultad IV+ y el tercero algo más fino V+. Desde aquí se continua por terreno más tumbado hasta la cima del Balaitus.

Revisando las notas para no perder "el norte"...

Último gendarme a 3.000 m...

Pan comido Amado!!

Otra vez en esta cima tan emblemática...

En esta pared existen más itinerarios: el más clásico es la “Augerot-Ollivier” que recorre la parte más evidente; seguida de la “Flemati” y del “Diedro Sur”. Y en la actualidad se han realizado otros dos itinerarios más picantes a cargo del equipo femenino de alpinismo: “El Intelectual” en esta misma vertiente, un poco más a la izquierda del “Espolón Elegante” y “El Último Alpinista” en la cara norte.

Vertiente sudeste del Balaitus...

y descenso habitual por la Brecha de Latour...

Guía fundamental para todo pirineista convencido...Referencia bibliográfica: “Roca, nieve y hielo en PIRINEOS” de Rainier Munch, Christian Ravier y Rémi Thivel.