Panticosa, pared de Forronías; vía “Capricornio”

Durante una visita al valle de Tena, Txus y yo aprovechamos una mañana para conocer esta pared con un buen puñado de vías: ideal cuando la meteo por las alturas es incierta y tenemos poco tiempo. Su cercanía al pueblo la hace muy accesible y cómoda. La “Capricornio” parece ser la clásica del lugar y hemos oído hablar bien de ella; y no nos ha defraudado.

Desnivel y dificultad: 140 m, 6a

Aperturistas: Julio Armesto, Enrique Villasur, Fernando Guzmán, Antonio Tobar y José Torrijos en 1985.

Material necesario: La vía está equipada con parabolts y argollas para rapelar y vienen bien 4 friends medianos (del 2 al 0,5), así como 12 cintas expres (3-4 largas, como siempre).

Aproximación: la pared de Forronías, se encuentra a algo menos de 1,5 km del pueblo de Panticosa, en dirección al Balneario. En la misma carretera: desde el parking de la estación 25 min.

La primera tirada asciende junto a una fisura herbosa, primero por la izquierda; y después de pasar una R opcional, por la derecha; siempre por placas nervadas con buenas regletas (V).

El segundo largo comienza por terreno más o menos tumbado (IV) y remonta un desplomito corto (V) hasta el pie de una chimenea.

3º Largo. Chimenea chula con un paso algo físico, hasta el pie de unos techos anaranjados.

Última tirada: muy chula y atlética con gran ambiente y buenos agarres (6a).

Descenso: en 2 rápeles de 60 m.: de la R4 a una instalación intermedia, más debajo de la R2. Y desde ésta hasta el suelo.

Horario: 25´aproximación, 2,5 h de escalada y 25 min de rápeles.

Referencias bibliográficas: «Valle de Tena» de Luis Alfonso