Peña Sabocos (2.755 m). Cara Sur [versión btt-ski]

Por fín, nuestro amigo Iván consiguió enrolar a otros 3 entusiastas para acompañarle a la vertiente sur de la Peña Sabocos. Desde su pueblo, Yésero, la tremenda vista de la cara sur de esta imponente montaña nevada le atormentaba todas las noches…y no han sido pocos los mensajes que nos había enviado para calentarnos la cabeza y que le acompañáramos a catarla con nuestros esquís. Así que el sábado Xabi, Enekoitz y yo nos dejamos caer en su casa para organizar la logística…y es que acercarse a esta vertiente tiene su cosa.

Desnivel y dificultad: 700 m / 4.1/E3. El desnivel total de la actividad es de 1.350 m desde el punto en el que comenzamos a pedalear. Se trata de una amplia pared de pendiente bastante mantenida, aunque nunca extrema; con algún punto en la parte superior que pica algo más: y siempre con cierta exposición como consecuencia de los distintos cortados que se van sorteando.

Acceso: el acceso a la cara sur de la Peña Sabocos no es cosa baladí y requiere de su preparación. Optamos por entrar por el Barranco de San Bartolomé (junto al túnel de Gavín), por pista rodada que conecta con el Barranco del infierno y que requiere de una llave que puede solicitarse en el Ayuntamiento de Gavín. Desde la barrera nos separan 9,5 km de pista hasta el punto en el que dejamos la furgoneta. Aquí calzamos las bicis y en 40 minutos de pedaleo, cruzando un par de torrentes y pasando por una cabaña forestal, llegamos a la refugio-cabaña de La Jueva (1.600 m). A partir de aquí la cota de la nieve marcará el siguiente paso…portear, foquear,…

Para estas fechas la cantidad de nieve fue menor de lo que esperábamos, y desde la cabaña tuvimos que portear aun un ratillo, hasta calzar definitivamente las tablas en los pies. Remontamos el evidente zócalo rocoso inferior y comenzamos el ascenso por amplias pendientes en tendencia a la izquierda, hacia lo más evidente.

Superados unos metros con las tablas en los pies,…pronto tenemos que echarlos en la mochila para continuar con crampones…La pendiente es mantenida y en la parte superior se concentran los puntos más calientes,…

Hoy no calienta en exceso, pero las rampas, a ratos, están algo pasadas por lo que ascendemos sin tiempo que perder…cada uno a tope, sólo pensando en llegar cuanto antes arriba. La llegada a la cima es un trámite en esta ocasión.

Sólo pensamos en bajar… y en disfrutar de un descenso muy salvaje! Empezamos concentrados hasta salvar la parte más picante.

En la parte superior, pillamos una nieve muy buena que da confianza para bajar por estas pendientes, con cierta exposición…

Llegamos a la parte inferior de la cara sur y el panorama se relaja,…pasamos a unas rampas aún más amplias para disfrutar,…aquí con la nieve más pesada…

Sin duda ha sido un día tremendo,…toda una aventura recorrer la pista, subir con las btts y descubrir esta vertiente tan desconocida, disfrutando de un descenso a pedir de boca…

Ahora Iván podrá mirar desde su casa a Sabocos con esa sonrisilla floja de saber que la tiene “tachada”…y qué bien, que lo has compartido con nosotros bitxo!

El descenso,…de trámite…si no fuera por que me tocó romper la cadena y caer en plancha al río…pero eso lo dejamos para otra ocasión…

Horarios: Coche (pista ida) 1 h, Bici hasta cabaña 40´, ascenso a cima 3 h 15´, descenso 1 h 35′, bici vuelta 15´, coche (pista vuelta) 1 h: total actividad 5 h 45 min.

Referencias bibliográficas: “Sabocos-Comachibosa. Pirineo Central” de Jesús Vallés

Track de XabiGatón

Anuncios

Vértice de Anayet (2.555 m), por la Canal Roya

Por fin una salida al piri sin estar pendientes del cielo,… en esta ocasión, la protagonista fue la nieve y sus condiciones inestables, después de los últimos episodios de tormentas primaverales, acompañados de agua, nieve,…lo que viene siendo habitual esta temporada.

Nos reunimos un grupo inédito hasta la fecha para descubrir el valle de Canal Roya…Txiki, Astoreka, Gorosti, Xabi, Sua y el menda, buena cuadrilla para inaugurar la primavera!! El plan: una ascensión sin berenjenales,… que las condiciones no permiten especular.

La subida habitual al Vértice de Anayet se realiza desde Formigal, sin embargo su ascenso desde “Rioseta”, por la vertiente NW, bien merece una visita: lomas amables y un valle colgado muy chulo.

Desnivel y dificultad: 1.200 m, 2.3/E1

Punto de partida: curva anterior al circo de Rioseta. El itinerario comienza en el puente y continúa por una pista sin complicación alguna, que se adentra en el valle de Canal Roya, camino de los Ibones de Anayet.

Track de Xabi: https://es.wikiloc.com/rutas-esqui-de-montana/vertice-de-anayet-2555m-por-la-canal-roya-24023021

En la cota 1.550, justo cuando cruzamos un puente, dejamos el valle y comenzamos a remontar las rampas evidentes, para alcanzar una zona muy amplia desde la que se ven en todo momento el Pico de las Negras, Anayet y Vértice de Anayet…

Superadas las primeras rampas, disfrutamos del panorama, trazando la ruta a placer, sobre un “lienzo” inmaculado…

Una miniparada en el camino para repasar por dónde subir mejor al Vértice…las dos posibilidades eran buenas, aunque recorrer la arista mucho más atractiva.

Recorrer el lomo superior del Vértice es un verdadero empacho panorámico…

Desde la cima descendemos hacia el collado que separa al Anayet del Vértice; y desde allí seguimos para retomar el camino de ida…

La nieve está muy pesada, desde la cima y las piernas se ponen on fire rápidamente…descenso a trabajar!

Para matar el gusanillo no ha estado nada mal…ahora, a esperar la próxima oportunidad…

Referencias Bibliográficas: “Rutas con esquís Pirineo Aragonés” Tomo I. Itinerario 38; de Jorge GArcía-Dihinx.

Año nuevo por Barèges

El fin de año, como muchos otros, lo pasamos en familia por el pirineo francés, pisteando con buenísima compañía. Para el primer día del año se alinean los astros y Oskar y yo hacemos una salidita con intención de hacer el Pic de Barbe: una sencilla cumbre en el entorno de la estación de Barèges que ofrece un descenso placentero…ideal para “bajar el turrón”…

Salimos sin hacer ruido y aparcamos en el parking de Tournaboup (1.500 m) en la estación de Barèges-La Mongie. Seguimos a dos “locales” que ascienden de forma muy directa hasta el plató superior junto al Lac de La Lahude (2.170 m).

A la altura del Lac de La Lahude algunos no pueden esperar y empiezan a catar las rampas más ricas…

Nosotros seguimos hacia el fondo, al Pic de Barbe…y desde aquí, no sé si será por la caraja de nochevieja o porque el paquetón era importante, nos desviamos a la aristilla para continuar “más cómodamente” para evitar abrir trinchera.

La arista finalmente, a pocos metros de la cima, se nos antoja complicada para el material con que contamos así que decidimos retroceder y calzar los esquís en una zona cómoda para seguir disfrutando del día…ahora bajando sobre powder del bueno!

El descenso, con 30 cm de nieve polvo es lo mejor de la temporada hasta la fecha: 900 de desnivel directos al valle…

 

Pico Cordier (3.263 m) desde la Besurta

A las 5 de la mañana la tormenta golpea el techo de la furgoneta y nosotros nos damos la vuelta y no hacemos caso al despertador. Tiraremos de plan B y realizaremos una ascensión “corta” al Pico Cordier,…por lo que no nos hará falta madrugar.

LA Besurta: punto de salida cuando la nieve se retira y se abre el paso de la carretera desde Llanos

A las 8, en la Besurta, el día empieza a despejarse y poco antes de pasar junto al refugio de la Renclusa, calzamos esquís.

El ascenso al Cordier es compartido con el itinerario de la Maladeta y alrededor de la cota 3.000, nos quedamos solos con nuestro objetivo…incierto hasta el último momento, pues la “nevadita” de la noche y el estado general del manto nos hacen dudar de lo que nos encontraremos en la rampa final.

Según nos vamos acercando vemos cómo unos esquiadores descienden por donde lo haremos luego nosotros…

Subimos por un corto resalte sin mayores complicaciones y continuamos por una rampa que nos hace seguir “a gatas” hasta la arista cimera. La cima se encuentra a pocos metros y no ofrece ninguna complicación…

La vista desde lo más alto, hoy se convierte en un auténtico regalo. Panorámicas hacia el Aneto, Coronas, Maladeta…y hacia Mir, Sayo y Alba…vaya festín!!

No perdemos mucho tiempo: subimos a las tablas en la misma cima y empezamos el descenso. La nieve polvo nos permite hacer una bajada muy disfrutona…con un corto momento para la concentración al pasar la “barrera rocosa”…

y luego, rampas amplias para deleitarse hasta casi el coche. Un descenso muy directo y recomendable…desde una cima más tranquila que sus vecinas.

Desnivel y dificultad: 1450 m desde la Besurta, 3.3/E1 desde la cima; aunque a nosotros el paso de la barrera rocosa nos pareció algo más expuesto.

Horario: 5 h 15 m ascenso y descenso.

 Referencias bibliográficas: “Guía esquí de Montaña. Aneto – Posets” de Jordi Corominas.