Midi d´Ossau. 2×1: “la Vierge”+”los Muchachos”

El otoño llegó este sábado a Pombie con un día de los más incierto y frío. Así que la excusa nos vino de perlas para hacer dos vías que por sí solas podían no justificar un viaje a la “Jean Pierre”; y ya de paso poner a punto nuestros cuerpazos jjjj!. Quizá sea esa la razón del hechizo de esta fantástica montaña: sus inagotables posibilidades!

Por un lado el “Éperon de la Vierge”, en la punta Emmanuelle de la Arista de Peyreguet; y por otro lado el “Espolón de los Muchachos” cerca de la primera chimenea de la ruta normal…dos rutas sencillas que si las apretamos en un día nos dan como resultado una jornada generosa de pirineismo. Así que allí nos fuimos Oskar y yo….con ganas de empacharnos de roca y senderos!

1.- Punta Emmanuelle, “Éperon de la Vierge”

Desnivel y dificultad: 290 m, V máx. Aproximadamente 200 m de escalada y después una arista cómoda de III+. Bonita escalada que no entraña grandes complejidades. A destacar el tercer largo de V bastante sostenido.

Apertura: A.Couzy, P.Lamarque, Emmanuelle y J.Louise Pèrés, P.Daudu y L.Junquené en 1971.

Aproximación: remontar la incómoda pedrera de la Gran Railliere durante aproximadamente 200 m, hasta la entrada de una canal característica que cae desde la Arista de Peyreguet. (2 h desde el parking de Aneou).

Material: hay algún clavo en la vía. Será necesario un juego de friends 0,4 a 4, 13 cintas (5 largas), material de reuniones y doble cuerda de 60 m.

Una primera tirada algo tumbada (III+, 50 m) nos pone a los pies de una pequeña horcada. Para llegar aquí hay varias posibilidades, la verdad.

Remontamos la bonita chimenea vertical que tenemos en frente (IV, 60 m) para continuar después “andando” en dirección al característico techo. La tercera tirada es sin duda la que marca la dificultad de la ruta, sorteando los techitos por la derecha por fisuritas y pasos en placa, hasta una repisa tumbada…

Otro “repecho” en el comienzo del L4 (IV, 55 m) para seguir por una especie de vira hacia la derecha y remontar después hasta la base de un último resalte…

Desde aquí, se sigue una corta canal y se remonta una placa rojiza para montarse encima de la arista, que la recorreremos sin mayores complicaciones, disfrutando del ambiente soberbio…

Ya sólo nos queda descender al refugio y valorar si el tiempo se mantiene para recorrer la segunda vía del día…

Descenso: seguir hitos para conectar con los senderitos que bajan al collado de Peyreguet.

Horario: 2 h aprox. desde parking Aneou, 3 h 15´ escalada, 1 h descenso al refugio de Pombie…para continuar hacia el “Espolón de los Muchachos”

2.- “El espolón de los Muchachos”

Desnivel y dificultad: 180 m, V-. Las dificultades no son muy mantenidas.

Apertura: Arnaud Hay, Martin y Rémi Thivel en 2015.

Aproximación: desde el refugio de Pombie, podemos subir de forma directa por las pendientes herbosas, después de la pedrera (1h15′).

Material: hay más clavos, aunque viene bien un juego de friends 0,3 a 2 y 12 cintas.

La vía no comienza en el punto más bajo del espolón. Remontar unos metros hasta una placa ranurada muy chula (dos palos cruzados en la base).

Los 4 primeros largos recorren muros macizos y la escalada es interesante.

Después se entra en un terreno bastante descompuesto y algún clavo nos orienta. El L6 supera un último murito muy bonito.

Descenso: descender la 1a chimenea y seguir el sendero de vuelta.

Horario: 1h 15′ aprox., 2h 15′ escalada y 2,5 h la vuelta la parking (12 h en total de coche a coche)

El encadenamiento de estas dos vías, no reviste grandes problemas logísticos y en una jornada se puede realizar con facilidad. Muy recomendable!

Track: wikiloc “vierge + muchachos”

Midi d´Ossau. Travesía Petit – Grand Pic, por la Arista de las Flammes de Pierre

Reencontrarse con amigos y volver a uno de esos lugares en los que tan intensamente vivimos no tiene precio. Llevaba tiempo con la arista de las Flames revoloteando en mi agenda, después de un intento infructuoso con Txus hacía un par de años. En esta ocasión, Igor y yo aterrizamos en la “Jean Pierre” después de torcerse un buen ramillete de planes a última hora: todos ellos buscando pasar una larga jornada trepando en una gran montaña del pirineo. Lo logramos!,…y es que el Midi nunca defrauda.

La travesía Petit Pic – Grand Pic, por la arista de las Flammes de Pierre, no llega a la “curtida” de “La travesía de las 4 Puntas”, pero tampoco debe subestimarse: todo “viaje” en el Midi requiere de buen sentido de orientación y experiencia previa.

Primera ascensión: Roger Mailly y Robert Ollivier en 1935

Desnivel y dificultad: 550 m, IV+ (350 m, hasta el Petit Pic; más 200 m de desnivel para ascender al Grand Pic).

Material: vía desequipada; llevar un juego de friends y cintas largas.

Aproximación: accedemos al Refugio de Pombie y desde aquí al Col de Peyreguet, desde donde seguimos el sendero que asciende hacia la arista de Peyreguet, y nos desviamos, al poco, por un sendero que va a contornear la cara oeste del Petit Pic. Sendero aéreo que dejaremos cuando comienza a descender de forma clara, para continuar por trepadas sencillas siempre en dirección a un marcado espolón con líquenes amarillos: navegar!. Pasaremos por la “rueda de bici oxidada” desde la que veremos claramente una cueva-nicho, desde donde se inicia el itinerario (2 h 40´).

La primera parte asciende en 6 largos a la marcada aguja-espolón que desde la lejanía (Ayous) tiene forma de mano. Una primera canal herbosa que realizamos sin cuerda (35 m, algún paso IV-). Un largo de transición para bordear la pared amarilla (35 m, III+/IV-). Una tirada escalonada que termina en una chimenea característica (30 m, IV). Un corto largo saliendo a la derecha y girando al poco la izquierda por una placa tumbada (15 m, IV-). Un muro macizo que afrontamos en diagonal expuesta hacia la derecha, para continuar por la vertiente sur (algo precario) hasta una plataforma en el “filo” del espolón (35 m, IV+). Continuar la repisa hasta un cordino y seguir hasta el punto más alto (45 m, III+).

La segunda parte desciende a la horquilla de escape y asciende en 2 largos hasta un terreno sencillo que nos va a depositar a los pies del “cabezón” del Petit Pic. Para ello, desde la cresta, destrepamos hacia el sur (III+) y volvemos a destrepar (III-) hacia el norte hasta la marcada horquilla (escape posible) (40 m). Ascender un diedro fisurado muy chulo (25 m, IV). Salir a la derecha y continuar, por la otra vertiente, por terreno cómodo, intentando pisar siempre roca y ascendiendo por unas placas tumbadas a una aguja en el borde (60 m, III+). Continuamos por el borde por terreno sencillo, hasta un clavo a los pies de un murito (35 m, resalte IV-).

La tercera parte supera unos muritos con un paso físico en dülfer a los pocos metros (30 m, IV+), y hace una travesía para buscar la vertiente sur, ya cerca de la arista Peyreguet (20 m, andar).

La última parte de la arista de les Flammes asciende hasta la cima en 3 largos de cuerda. Primero asciende por un espolóncillo que termina en chimenea (25 m, IV); continua por terreno sencillo hasta una horquilla (25 m, IV-) y supera finalmente un murito vertical (mini-techo) para terminar por grandes bloques hasta la cima (40 m, IV+).

Desde la cima del Petit Pic, descendemos hacia la Fourche, destrepando una canal y haciendo un rapel de 50 m, hasta alcanzar el emblemático collado.

Para ascender la Grand Pic no tendremos “más que” remontar la placa blanca característica, remontar una canal encajonada y navegar por terreno incierto hasta la cima (150m, III+ aprox.). Ojo, porque se trata de un terreno en el que no te puedes relajar…

Descenso: por la ruta normal del Grand Pic (chimeneas).

Horario: 13 h en total (de coche a coche): 2 h 40´ aproximación a pie de vía; 6 h para el ascenso al Petit Pic; 1 h 40´para el descenso al Col de la Fourche y ascenso al Grand Pic; y 2 h 40´para el descenso al coche.

Referencias bibliográficas: “La vallée d´Ossau” de Xavier Buxó y Luis Alfonso.

El tour del Midi d´Ossau o el cortejo de la Jean Pierre

00

El cortejo que realizamos el sábado Oskar y yo al Midi d´Ossau, no estuvo exento de tira y aflojas, como la vida misma. Pasamos frío, calor, estuvimos envueltos en niebla y tiramos de gps,…luego fuimos castigados por el sol; pillamos nieve polvo de escándalo, abrimos huella, después seguimos un “autopista” y para finalizar sufrimos en nieve costra. Un viaje muy chulo que nos dejó un gran sabor de boca y las piernas fundidas. Sin duda, la vuelta al Midi es una travesía muy recomendable que nos permite conocer los distintos rincones de esta cautivadora montaña. Obligada para todos aquellos románticos pirineístas.

Desnivel y dificultad: 1.500 m de desnivel acumulado, para 22,6 km de recorrido. No hay grandes dificultades y los tres descensos que se realizan son siempre por amplias palas de escasa inclinación.

Punto de partida: Parking de Portalet (1.794 m)

Horario: 11 horas de coche a coche.

Con el paquetón que había caído durante la semana pasada optamos por iniciar nuestro camino desde el mismo parking de Portalet. Madrugamos con un frío intenso y a las 7:30 descendemos desde una curva característica hasta el arroyo donde calzamos focas y ascendemos hasta el collado de Soum de Pombie (2.129 m). La visibilidad es nula y esperamos un rato a ver si despeja…y como es que no, nos lanzamos hacia el norte disfrutando del pow y mirando de vez en cuando el gps.

01

01b

01c

01d

02

Llegamos así al llano morrena, plagado de bloques (1.800 m). Volvemos a calzar pieles y remontamos unos 300 m hasta el Collado de Souzon (2.127 m), lugar panorámico donde los haya. El mar de nubes al norte nos prepara para otra bajada misteriosa…

03

04

05

06

07

08

Desde aquí emprendemos el segundo descenso del día: largo y sobre nieve polvo muy profunda, hasta el mismo lago de Bious Artigues (1.422 m). Ojo! A la altura de la Cabaña de Magnabait, cruzamos el bosque, intuyendo el paso más claro y después flanqueamos hacia el oeste, medio esquiando medio remontando, por el Plaa de la Quebe. Y desde aquí continuamos el descenso, directos al parking del Lac por un bosque de lo más divertido.

09

10

11

12

14

15

Parada y fonda; y continuamos el amable valle de Bious, primero por una pista arbolada y después por unas amplias campas presididas por los picos Casterau y Paradis al fondo. Llegamos a la pequeña cabaña de Cap de Pount. Sequimos la orilla del río y tras cruzar un puente giramos al sur para recorrer un precioso valle, a los pies del Paradis. Pasamos las Cabañas de Lous Quebottes y llegamos a la cabaña de la Glere (1720 m).

16

17

18

19

20

21b

22

23

24

Nueva parada para secar las focas y vamos remontando el valle superando distintos sube-bajas. El día se va cerrando y alcanzamos el collado de l’Iou (2.194m) sin apenas visibilidad y con un frío importante que vuelve a congelar nuestras exiguas camel-bags. A estas horas la temperatura ha “encostrado” la nieve de la vertiente sur y nuestra vuelta al coche, lejos de ser un descenso placentero se convierte en un sálvese quien pueda.

25

27

28

29

Guia lameteoqueviene - tomo IReferencias de interés: “Rutas con esquís – Pirineo Aragonés” de Jorge García-Dihinx (Itinerario 65 del tomo I).

Midi d´Ossau. Grand Pic (2.884 m). Cara norte clásica (versión “sorbete”)

 

Preciosa foto aérea: fuente Carnet de route n°1 (http://tiste.blogspot.com.es/

2008/02/08

Aprovechando que hoy es el cumpleaños de dos grandes amigos gemelos, voy a rescatar del cajón de los recuerdos esta simpática ascensión que realizamos Amado y yo hace ya un buen puñado de años. Curiosamente, todas las rutas que he escalado en la norte del Midi las he realizado con alguno de estos dos duros y recios hermanos. El itinerario clásico de la cara norte del Midi d´Ossau no es muy conocido por estos lares, pero sin embargo guarda un ambiente tremendo…y si encima nos metemos en pleno invierno (en la nevera más grande del pirineo), pues el resultado es de lo más gratificante. En aquella ocasión, pretendíamos un masificado Couloir Pombie Souzon y optamos por buscar la tranquilidad de la norte, como alternativa original.

Desnivel y dificultad: 650 m, AD- (III). Dificultades de la ruta en verano (la realizamos en 2006 en zapatillas). En invierno sin embargo, requiere de algo más de experiencia, con un terreno con bastante patio y algún resalte en roca y hielo). No subestimar!

1ªAscensión: Edmund Gütl y Hans Schmidt el 11 junio de 1908.

Material: algunos empotradores, tres tornillos y dos anclas de nieve.

Aproximación: Desde el refugio de Pombie subimos al Col de Suzon. Desde aquí continuamos ligeramente en descenso a media ladera hasta alcanzar la brecha superior de Moundelhs; y descendemos al pequeño circo. Desde aquí remontamos por un corredor poco definido hasta la brecha de los Austriacos.

Amado en la brecha de los Austriacos en la penumbra del amanecer...

Desde este punto se ve claramente un gendarme característico que nos sirve ara orientarnos...

Continuamos en diagonal tomando como referencia el gendarme característico que destaca hacia el oeste. Un primer flanqueo nos conduce a una chimenea corta que nos deposita en un circo que flanqueamos hasta la base del gendarme. Superamos un muro más vertical por terreno mixto…

Remontando una corta chimenea, en vierno tapada completamente...

Flanqueando hasta la base del gendarme...

Bonito ambiente en la norte del Midi...

Una miradita para atrás...

Desde el gendarme superamos un corto murito mixto para continuar por una rampa hasta el Espolón Noroeste.

Desde el gendarme superamos un corto murito mixto para continuar por una rampa hasta el Espolón Noroeste

Dejando atrás el gendarme...

Llegamos así al Espolón Noroeste, desde donde podemos contemplar la imponente cara ONO, con su vira de Embarradere, que dejamos para otra ocasión. Desde este punto el itinerario gira ahora hacia la izquierda (este) para seguir por el terreno más evidente.

La vira de Embarradere cubierta de nieve...

Ahora la diagonal la realizamos hacia el este...

Unas rampas más amables nos conducen a la parte más débil de una barrera rocosa...

Seguimos unas rampas más amables que nos conducen a la parte más débil de la barrera rocosa de la cara norte. Superamos algunos tramos mixtos y alcanzamos las rampas que conducen a la cima del Midi d´Ossau.

Zona de mixto fácil antes de alcanzar las rampas que conducen a la cima...

Poco antes de alcanzar las rampas cimeras...

Sin duda fue otro empacho de alta montaña que nos volvió a enchufar a nuestras ilusiones más primarias…

Descenso: por la ruta normal, siguiendo las variantes más evidentes que ofrece la temporada invernal.

Como todas las actividades invernales aquí recogidas, se trata de indicaciones orientativas, basadas en las condiciones reinantes en el momento de su realización. Una misma ruta en temporadas distintas (incluso de una semana a otra o por el paso de otras cordadas) presenta diferencias significativas. Infórmate de las condiciones antes de salir y no bases tus objetivos únicamente por las informaciones de un blog!