Espigüete (2.451 m), por el Gran Espolón Sur

Itinerario aproximado del Espolón Sur del Espigüete

Nos cuadraba una escapada relámpago, así que Zuriñe y yo tiramos para Palencia, que aún no habíamos ascendido al Espigüete. Una montaña grande con muchas posibilidades en todas sus vertientes, tanto en invierno como en verano. El Gran Espolón Sur es uno de sus recorridos más característicos y puede apreciarse desde bien lejos: una trepada amable que no ofrece grandes complicaciones, recomendable para quien empieza a cacharrear en la montaña: ideal para venir con mi compañera de viaje.

La vertiente sur del Espigüete, desde Cardaño de Abajo

Desnivel y dificultad: 600 m (de recorrido), IV máx.

Aproximación: desde el mismo pueblo de Cardaño de Abajo ascendemos por una pista forestal que recorre el pie de la montaña por su vertiente sur. Cuando pasamos por debajo del espolón, un montón de piedras nos invita a dejar el camino y ascender unas rampas herbosas de fuerte pendiente (1 hora hasta el pie de pared).

Material: 7-8 friends medianos y 4-5 expreses y varias cintas largas; una cuerda de 60 m (8,6 mm).

Aproximación mañanera...

La escalada de este espolón ofrece múltiples posibilidades conforme uno avanza. No hay casi material fijo y las reuniones se hacen “a sentimiento”. La primera tirada es una marcada rampa en diagonal que asciende hasta el filo del espolón (3 clavos).

02

Zuriñe en la primera tirada del espolón...con las manos frías!

Genio y figura!

Se continua en travesía (2 m), para ascender por unas placas ranuradas primero y después por el espolón, superando un corto diedro que termina en plaquita. Luego una trepada sencilla que va a dar a una crestita (ensamble).

Vertiente este, calorcito asegurado!

Tiradas cortas para ir más juntos...

Ganando altura lentamente...

Zuri a tope con las zapatillas!

En la cresta!

Tremendo día...

Vistas a Cardaño de Abajo...

Seguimos por una rampa algo herbosa que ofrece bonitos muritos y que termina en una zona muy tumbada, por la que se continúa andando.

Rampas herbosas disfrutonas si vamos apurando la roca...

Zuriñe recuperando cuerda en la parte superior...

A partir de aquí andar...

Andando, hasta alcanar un nuevo sistema de placas tumbadas muy disfrutón...

Tomamos como referencia un espoloncillo anaranjado, que contorneamos por la derecha para seguir escalando las bonitas placas tumbadas ranuradas que conducen a la cima este del Espigüete.

Plaquitas de III-

Disfrutando de la roca...

Cumbre este del Espigüete (2.443 m)

Tremendo día en Picos de Europa!

Descenso: por la canal sur: desde la cima seguir la cresta que conduce a la cima principal y descender en la parte más sencilla. No es la opción más bonita, pero no teníamos tiempo para más.

Horario: 1 h. aproximación / 3 horas trepada / 2,5 horas descenso.

Recargando pilas...

Macro

El espolón sur del Espiüete desde la lejanía...

Curavacas (2.524 m). Corredor sur y descenso en esquís por el Callejo grande

Vertiente sur del Curavacas

El domingo nos fuimos a Palencia buscando una meteo favorable, después de unas últimas salidas grises y con poca visibilidad en el piri. La verdad es que el día fue tremendo y nos permitió conocer una zona muy interesante, con muchas posibilidades para hacer el cabra con los esquís. Xabi, Ruben y yo nos acercamos al Curavacas y subimos por el corredor sur con la intención de ver si podíamos esquiarlo,…al final se impuso la cordura y descendimos por el Callejo Grande; aunque dadas las condiciones no sé qué hubiera sido mejor. Mucho hielo bajo una capa fina de polvillo…condiciones perfectas para atinar en cada giro y no perder la calma.

Durante la aproximación al Curavacas...

Desnivel y dificultad: desde Vidrieros a la cima del Curavacas (2.524 m) hay un desnivel de 1270 m, el corredor ofrece un desnivel aproximado de 500 m, al igual que la bajada por el Callejo Grande. Las pendientes en el corredor sur van desde los 40 hasta los 55º o más, AD- (según condiciones); y en el callejón son menores: el descenso puede catalogarse como 3.3/E1.

1ªAscensión del Corredor Sur: Alejandro Díez Riol, Felipe Calleja, Andrés Ceresa y Ángel de Felipe el 19 de marzo de 1967. 

Entrando en el corredor sur...

Rubén en las primeras rampas, vamos sin prisa para que la nieve vaya soltando!!

Desde el pueblecito de Vidrieros comenzamos a andar sin madrugar, por una pista evidente que sale cerca del primer bar que encontramos. Pasamos una valla metálica y el camino continua junto al cauce de un río, hasta alcanzar un pequeño circo a los pies del Curavacas (2 h). El itinerario es evidente y no ofrece dudas: todo recto por el corredor.

el paisaje es único!!

De cháchara! tipi-tapa!

Los más rápidos piden paso...y nos alcanzan!

Chile? Bolivia?...Palencia!Las pendientes son muy mantenidas y no ofrecen dificultades significativas. En la parte superior, el corredor gana en pendiente durante unos 50 metros y se encajona para después volver a abrirse y salir hasta un collado cerca de la cima.

Xabi que pone tierra de por medio...

Alcanzando el collado...

Desde el collado, realizamos una corta travesía para bordear los muros de roca y ascendemos en diagonal por terreno durito hasta alcanzar la cima de esta bella montaña.

Vertiente norte...

Vaya pájaros: Xabi, Rubén y Txasti...

y continuamos por la arista para descender por el Callejo Grande…

arista del curavacas...

Poco antes de calzarnos los esquís...

y el descenso: primero con una nube “cojonera” en la parte más delicada y helada; y después apoteósis en la parte inferior.

detalle del descenso por el Callejo Grande...

Aquí no se puede fallar! un salto certero de Xabi...

Sección helada para bajar como gusanos...

y desfilamos rampas abajo como mejor sabemos...

MasterClass!!

Txasti que empieza a salir de su agujero...

...y Rubén que tmbién quiere su instantánea!!

Buenoooo!

XabiG...poderío y pundonor!

Otraaaa

Directo hasta el arroyo...

Una buena forma de recargar pilas y darnos a conocer unas montañas muy apetitosas…volveremos!

Referencias de interés: web de Landher y web de Tente Lagunilla