Pico Sanchacollons (2.695 m): día para “carroñeros” pirenaicos

SANCHACOLLONS desde Formigal

Como animales carroñeros nos acercamos al Valle de Tena buscando algún “cadáver” caliente después de los últimos días lloviendo intensamente. ¿quedará algún pico esquiable después del “desastre”?. Las “alimañas” pirenaicas no se hacen muchas preguntas, simplemente van y lo intentan. En esta ocasión elegimos el Pico de Sanchacollons con la esperanza de catar un descenso franco y sin grandes complicaciones.

Recorriendo la odiosa pista...

El día es incierto y el gurú de la meteo vaticina una ventana a medio día con lo que iniciamos la marcha desde el embalse de la Sarra. Recorremos la misma pista que lleva hasta el Musales, atajando cuando podemos, hasta los 1900 m (aprox.)  donde calzamos pieles definitivamente.

Carlos en las primeras rampas "foqueables"

Atravesando la base del Sanchacollons, para encarar la cubetilla en la vertiente sur...

Las nubes jugando todo el día: a ratos nos envelven y a ratos nos permiten disfrutar de un paisaje soberbio...

Sin llegar a la cabaña giramos a nuestra derecha (sur) y ganamos altura por una sencilla canal que da acceso a un valle colgado precioso, con unas vistas alucinantes al grupo del Garmo. La visibilidad no es buena y cruzamos por debajo de la vertiente suroeste para adentrarnos en un “valle” colgado llamado la Cubetilla, ya en la vertiente sur. Sufrimos abriendo la huella, sobre todo Carlos, en una nieve profunda y muy pesada. Según ganamos altura, la cosa va mejorando y la base es más sólida, y alcanzamos la cima ya con crampones.

El día es espectacular, allí abajo Formigal parece "mordor"

Rampas pesadas antes de alcanzar la aristilla...

Al grupo del GArmo Negro "fardando" de nieve...

En la arista que nos conduce a la cima del Sanchacollons...

El Sanchacollons visto desde el Musales (la temporada pasada). Cara suroeste

Intentamos descender un tubillo en la vertiente suroeste, pero con tan mala visibilidad la cordura se impone y remontamos de nuevo hasta la cima. Y así, desandamos nuestro ascenso y en el “collado” de cambio de vertiente nos deslizamos otra vez hacia la suroeste, que la vemos rica y directa. Una gozada…que dura poco pero enriquece.

Echando un ojo a un tubillo apetecible en la cara suroeste

Escasa visibilidad: cordura y vuelta!!

Condiciones perfectas en la primera parte del descenso...

Ambiente patagónico. Seguimos por a derecha...

Finalmente llegamos de nuevo a la pista en las inmediaciones de la cabaña y bajamos con los esquís a la txepa. La sorpresa del día: el encuentro con el “local” Jorge Gª Dihinx que ha subido, siguiendo nuestras huellas, a dar “un paseo” y nos enseña el sendero correcto para evitar la odiosa pista: seguir las indicaciones de btt…

Otra salida trabajada que alimenta el espíritu y nos da oxígeno para mantener el entusiasmo arriba del todo.

Desnivel y dificultad: El desnivel total ronda los 1.300 m, y la dificultad se concentra en los 600 metros (desde la cima hasta un pequeño ibon) entorno al 3.3/E1 (E2 si se siguen las canales suroestes desde la cima).

Horario: 6,5 horas (de coche a coche).

guia esqui aragonReferencias bibliográficas: “Rutas con esquís pirineo aragonés” (Tomo II) de Jorge García-Dihinx.

Musales (2.653 m). Cara Oeste

El Musales visto desde Sallent de Gallego

El viernes pasado Xabi y yo volvimos a quedar para arañar una “muesquita” en el Valle de Tena. En esta ocasión, el tiempo era algo incierto, así que optamos por la vertiente oeste del Musales, que con las temperaturas primaverales de las últimas jornadas igual pillábamos crema… Resultó un descenso bonito, sin grandes dificultades y por amplias rampas de pendiente mantenida…con buena crema!

Desnivel y dificultad: 600 m desde la cima hasta la cabaña / 3.3/E1. El desnivel global ronda los 1.230 metros.

Aproximación: dejamos el coche en la central eléctrica de La Sarra y desandamos unos 150 metros para continuar por la pista de Sanchacollons. Recorrido que gana altura muy lentamente. Seguimos las indicaciones de “Esquí libre” y en torno a los 1.650 m dejamos la pista y continuamos por el valle hasta alcanzar una presa en un barranco. A partir de aquí seguimos de forma directa por el bosque (con los esquís a la txepa: algo penoso) hasta alcanzar nuevamente la pista inicial y llegar a una cabaña muy característica (2.000 m aprox.)

Aproximación algo penosa por el bosque

A ver si pillamos pronto nieveeee

Cabaña a cota 2.000 m

Desde la cabaña ascendemos por la vertiente sur remontando amplias rampas. Después, en un pequeño plató, pasamos a la vertiente este hasta alcanzar la cima.

Foratata: testigo mudo de nuestra "tostada" al sol

Xabi: muy hablador durante toda la subida...

En la vertiente este los íltimos metros los hacemos con los esquis a la txepa...

Llegando a la cima del Musales...

Desde la cima la vertiente oeste se antoja apetitosa. No perdemos tiempo pues parece que está entrando el marrón anunciado y con el primer giro comprobamos que la nieve se encuentra en excelentes condiciones…

Musales (2.653 m)

Alegría y para abajoooooooo

Comprobando la salida del sputnik!

y descendemos rápidamente, mirando de reojo el altímetro… para no colarnos y regresar a la cabaña para seguir el descenso por la pista.

Disfrutando de las condiciones primaverales!

Kokus Pokus a velocidad 10x

Descenso con vistas...

Otra...

...

Hora de girar y atravesar a la vertiente sur...

Conectamos con una bonita canal y desde allí, sin contemplaciones, volvemos a La Sarra ahora por la pista.

Corta canal para alcanzar la cota 2.000 m

En la canal SW

Esto se acaba...

Fin de fiesta...

Finalmente el día nos ha aguantado y hemos vuelto a disfrutar de una salida entrañable, de esas que recargan pilas para el resto de la semana.

Guia esqui libre 1Horario: 4,5 horas para el ascenso y 1,5 horas para el descenso.

Referencias bibliográficas: “Esquí Libre. Parte I: de Belagua a Gavarnie” de Iban González.