Pène Sarrière (1.944 m). Cara Este Clásica

La muralla este del Sarrière con la única debilidad...

Ésta es una de esas rutas que se repiten con asiduidad todos los fines de semana, haciendo honor a su categoría de super-clásica. Su dificultad asequible, corta aproximación y categoría de sus aperturistas la hacen ser objetivo de “tacha-muescas” y principiantes en las vías de largos. Sin duda una vía muy recomendable, obligada, y que nos permitirá conocer este rincón magnífico de los Pirineos Atlánticos. Y cómo no, allí nos acercamos Txus y yo para aprovechar la mañana del domingo y pasar un rato muy agradable…y de paso “tachar” la tercera clásica de Gourette, junto a la Arista Sur del Sarrière y al Espolón Oeste del Amoulat.

Durante la aproximación a la cara este del Pène Sarrière

Desnivel y dificultad: 200 m, D+

1ª Ascensión: M.Bernos, M.Demay y Jean Ravier en 1959.

Material: 12 cintas expreses y material de reuniones.

Aproximación: 1 h 15min. Desde el pueblo de Gourette seguir el GR-10 que se inicia junto a una pequeña presa y atraviesa el bosquecito, ganando altura y saliendo a una zona despejada y herbosa y siguiendo una cómoda pista que se dirige al Lac d`Anglas.

Como indica Bellefon en su “Biblia pirenaica”: los 30 primeros metros de la escalada, expuestos y herbosos no son estimulantes; si no tuviéramos una absoluta confianza en nuestros predecesores creeríamos hallarnos en una trampa. Por fortuna, esta primera impresión se desvanece y muy pronto nos domina el hechizo.

L1, 30 m, IV+/V. Recorre el diedro evidente para cruzar por una placa y descender (corto paso de V) para alcanzar una rampa herbosa.

Una cordada en L1...

L2, 35 m, IV. Un largo de transición escalonado con cortos muritos rocosos y zonas herbosas.

Recogiendo el L2 se aprecia la tónica de la vía...

L3, 35 m, V. Busca el diedro con algún paso en placa; y después continúa en diagonal (una reunión opcional) por placas rasgadas muy cómodas de escalar.

En el paso del L3...

Pène Sarrière. Ravier. L3

Txus recogiendo el L3 en la Pène Sarrière

L4, 50 m, V. Sale a la derecha de la reunión y supera un murito más tieso. Continúa junto al diedro, superando un pequeño desplome (2 m) y sigue por una zona algo más tumbada y amable.

Txus, que pasa como un sputnik por el L4...

Más abajo, todo sigue igual...

Precioso el L4...

Recogiendo el L4...

L5, 30 m, IV+. Sigue en diagonal por placas hasta alcanzar el collado y conectar con la Arista Sur, has ta la reunión bajo la fisura desplomada.

Alcanzando el collado y conectando con la Arista Sur...

L6, 25 m, V. Superar la fisura, pasarse a la vertiente este y salir a la cima por unos diedros más descompuestos. Coincidimos allí con los incombustibles y simpáticos “Veteranos de Aragón”: un saludo y a seguir así!!!

La Arista Sur del Pène Sarrière, otra gran clásica pirenaica...

Fin de fiesta! y satisfacción...

Horario: 1 h 15 min. para la aproximación, 2 h 30 min. para la escalada y 1 h para el descenso andando por la loma herbosa con pequeños destrepes.

Guía BellefonReferencias bibliográficas:

“Roca, nieve y hielo en Pirineos” de Rainier Munsch, Christian Ravier y Remi Thivel; y en  “Pirineos. Las 100 mejores escaladas” de Patrice de Bellefon.

Pic d´Amoulat (2.595 m): Espolón Oeste

Ahora que mi gran amigo Patxi pasa por el quirófano, voy a colgar esta bonita ascensión que realizamos juntos en compañía de Iñigo y Txus, hace ya algún tiempo. A ver si en el hospital te vuelve a entrar el gusanillo y dejas atrás los dolores!!.

Gourette es una de esas joyas pirenaicas en las que podemos encontrar una buena multitud de itinerarios accesibles y para todos los gustos y niveles. Desde la amabilidad de las aristas sur del Péne Sarriere y oeste del Pic d´Amoulat, a la verticalidad del Rognon de Ger. En invierno, las posibilidades se multiplican y ofrecen grandes vías de hielo. Cuatro son las actividades que Patrice de Bellefon propone en su libro guía, y como no podía ser de otra forma, tenía que aprovechar una salida con mis amigos para catar sus propuestas.

Este itinerario no ofrece grandes dificultades, pero su belleza y situación bien merecen la visita de los pirineístas más clásicos y románticos, que pueden encontrar un complemento ideal en la arista sur del Péne Sarriére y/o en su cara este por la ruta Ravier. En ocasiones la roca está algo suelta (en la parte inferior y llegando a cima) pero en general es sólida, lisa y adherente, y se desarrolla en un ambiente solitario y tranquilo.

Iniciamos la aproximación desde el mismo pueblo de Gourette y vamos remontando las pistas de esquí a lo largo de las laderas occidentales del Pene Medaá, que queda a la izquierda. Al fondo a la derecha vemos las verticales placas del Rogon de Ger. Después de alcanzar el último telesilla descendemos hacia los lagos Ségouné Plaa y remontamos las pedreras que conducen al collado de d´Amoulat, desde donde se puede ascender al Pic de Ger. Según nos vamos acercando al collado podemos contemplar la línea de descenso que seguiremos más tarde.

Para llegar al pie del espolón oeste es preciso descender del collado hacia la vertiente oeste, donde se encuentra una depresión evidente que forma un diedro (2 horas desde Gourette). Ascendemos por el diedro (IV-) que va a dar a una zona tumbada y amplia, desde la que continuamos en dirección al espolón.

En ese punto se escala directamente un pequeño muro vertical (4 m) con agarres invertidos (IV+) y después se vuelve a terreno más fácil. Los siguientes largos se desarrollan por una buena roca caliza consistente y ligeramente tumbada, difícil de proteger pero fácil (III).

Croquis de la ruta localizado en la web

 

Descenso: Desde la cima continuamos durante unos metros la arista que va hacia el noreste, hasta alcanzar un punto de rápel, que va a dar en dos rápeles y un destrepe al collado entre el Pic de Ger y el Amoulat. Se desarrolla por la evidente diagonal que veíamos durante el ascenso.

Primera ascensión: P.Daudu, J.Mole y R.Ollivier en 1948. El itinerario aquí descrito fue abierto posteriormente por guías del valle.

Desnivel: 180 m.

Dificultad: D-/con dos pasos de IV

 

Más información en “Roca, nieve y hielo en Pirineos” de Rainier Munsch, Christian Ravier y Remi Thivel; y en  “Pirineos. Las 100 mejores escaladas” de Patrice de Bellefon.