Galayos. Torreón de los Galayos. combinación “Underground + Diedro Malagón”

Sin ninguna duda, el Torreón de Galayos es la aguja más espectacular y con mayor historia de este templo granítico. La mires por donde la mires es apetecible y espectacular…así que, como no podía ser de otra manera, pusimos el ojo en ella para escalarla. Optamos por la Underground-Malagón, aconsejados por nuestros “compañeros” de meriendas. Es una ruta que recorre el zócalo inferior por una fisura ancha muy vertical y se planta debajo de la torre final: escalada atlética en diedro muy guapa y caprichosa. Toda una clásica obligada.

Desnivel y dificultad: 130 m, V+ máx. (V+ oblig).

Primera escalada: Underground: Carlos Valladolid en 1970; Malagón: Bonifacio Malagón, Lorenzo Malagón y Antonio Romero el 22 de julio de 1950.

Material: doble cuerda de 60 m y juego de friends completo. Tanto en la Underground como en la Malagón hay algún clavo en los largos clave. Aproximación: desde el refugio Victory, no lleva más de 5 minutos la aproximación hasta la base del zócalo, junto a un muro amarillento característico.

El acceso no tiene ninguna complicación y comenzamos pronto, remontando un primer largo algo incierto hasta llegar a la base de la fisura ancha que surca el zócalo del torreón.

El segundo largo, a tope de cuerda, es una tirada espectacular y muy atlética, con algún clavo en la parte superior…

Nos recolocamos para situarnos a los pies del Diedro Malagón. La entrada directa (V) u muro muy macizo, difícil de proteger que le da un toque…también se puede entrar por la clásica un poco más a la derecha (IV). Largo corto en el que montamos R a los pies del diedro.

Cuarta tirada: diedro de libro con buenos cantos y vertical; salva al final un techito (V+)…

La última tirada (V+), continua por momentos el diedro anterior y finaliza con un off-width, para empotrar medio cuerpo y seguir hasta el final…

Y desde aquí no nos queda más que tirar las cuerdas y bajar rapelando. Aun es pronto y nos da para hacer otra escaladita…vamos para el Pequeño Galayo que lo hemos visto potable durante toda la mañana…

Horario: 5′ para la aproximación, 2, 5 horas escalada y 45´ para el descenso.

Descenso: realizando un rápel de 60 m hacia la vertiente norte, desde donde se puede hacer un rápel más para luego destrepar hacia la canal; o bien destrepar desde ese punto.

“Sierra de Gredos. Guía de escalada. 100 vías del IV al 6b” de Raúl Lora.

Galayos. Punta María Luisa. vía “Rivas – Acuña”

Los designios de la meteorología hicieron que, por fin, nos decidiéramos a conocer el templo de Los Galayos. Lugar que forma parte de la historia de la escalada y donde es fácil compartir vivac con “viejos rockeros” que, a pesar de los años, siguen disfrutando de su pasión por escalar, derrochando simpatía y energía. Sin duda, ha sido ese chute de vitalidad, la mayor cosecha de este viaje “rockero” que he realizado en compañía del bueno de Oscar Chavaris.

La Rivas-Acuña a la Punta Maria Luisa es una buena opción para hacerse con el tipo de escala de los Galayos: buen granito y auto protección. Una vía rápida para hacer boca; la escalamos el día que llegamos al refugio con el macuto a cuestas.

Desnivel y dificultad: 160 m, V+ máx. (V oblig).

Primera escalada: Pedro Acuña y Salvador Rivas el 4 de septiembre de 1960

Material: doble cuerda de 60 m, juego de friends completo.

Aproximación: desde el refugio Victory, descender la pedrera hasta la base de la punta Mª Luisa, junto a la gran canal de acceso a la sur del torreón. La vía empieza en una plataforma de vivac.

La primera tirada es algo caótica puesto que admite muchas variantes y el terreno es asequible.

La segunda tirada (un paso V+) recorre un muro más vertical, después de pasar desde el “gendarme” hasta la pared, haciendo un pasito de decisión…

La tercera tirada, larga y bonita (V) va a buscar un marcado diedro que lo supera en placa y luego fisura de dedos…

Parece que nos vamos a mojar y la última tirada, la recorremos con cierta angustia…otro largo para disfrutar metiendo cacharritos, con grandes fisuras…hasta llegar a la exigua punta de la María Luisa.

Horario: 15′ para la aproximación, 2 horas escalada y 1 hora para el descenso.
Descenso: a) Hacia la vertiente del refugio en dos rápeles. b) Hacia la gran canal, en dos rapeles y luego destrepar por la canal. Esta segunda fue nuestra opción, después de venir sin informarnos mucho del descenso. La primera, por lo que he leído, mejor y más rápida…

Referencias bibliográficas: “Sierra de Gredos. Guía de escalada. 100 vías del IV al 6b” de Raúl Lora.