Pène Sarrière (1.944 m). Cara Este Clásica

•2014/08/12 • 2 comentarios

La muralla este del Sarrière con la única debilidad...

Ésta es una de esas rutas que se repiten con asiduidad todos los fines de semana, haciendo honor a su categoría de super-clásica. Su dificultad asequible, corta aproximación y categoría de sus aperturistas la hacen ser objetivo de “tacha-muescas” y principiantes en las vías de largos. Sin duda una vía muy recomendable, obligada, y que nos permitirá conocer este rincón magnífico de los Pirineos Atlánticos. Y cómo no, allí nos acercamos Txus y yo para aprovechar la mañana del domingo y pasar un rato muy agradable…y de paso “tachar” la tercera clásica de Gourette, junto a la Arista Sur del Sarrière y al Espolón Oeste del Amoulat.

Durante la aproximación a la cara este del Pène Sarrière

Desnivel y dificultad: 200 m, D+

1ª Ascensión: M.Bernos, M.Demay y Jean Ravier en 1959.

Material: 12 cintas expreses y material de reuniones.

Aproximación: 1 h 15min. Desde el pueblo de Gourette seguir el GR-10 que se inicia junto a una pequeña presa y atraviesa el bosquecito, ganando altura y saliendo a una zona despejada y herbosa y siguiendo una cómoda pista que se dirige al Lac d`Anglas.

Como indica Bellefon en su “Biblia pirenaica”: los 30 primeros metros de la escalada, expuestos y herbosos no son estimulantes; si no tuviéramos una absoluta confianza en nuestros predecesores creeríamos hallarnos en una trampa. Por fortuna, esta primera impresión se desvanece y muy pronto nos domina el hechizo.

L1, 30 m, IV+/V. Recorre el diedro evidente para cruzar por una placa y descender (corto paso de V) para alcanzar una rampa herbosa.

Una cordada en L1...

L2, 35 m, IV. Un largo de transición escalonado con cortos muritos rocosos y zonas herbosas.

Recogiendo el L2 se aprecia la tónica de la vía...

L3, 35 m, V. Busca el diedro con algún paso en placa; y después continúa en diagonal (una reunión opcional) por placas rasgadas muy cómodas de escalar.

En el paso del L3...

Pène Sarrière. Ravier. L3

Txus recogiendo el L3 en la Pène Sarrière

L4, 50 m, V. Sale a la derecha de la reunión y supera un murito más tieso. Continúa junto al diedro, superando un pequeño desplome (2 m) y sigue por una zona algo más tumbada y amable.

Txus, que pasa como un sputnik por el L4...

Más abajo, todo sigue igual...

Precioso el L4...

Recogiendo el L4...

L5, 30 m, IV+. Sigue en diagonal por placas hasta alcanzar el collado y conectar con la Arista Sur, has ta la reunión bajo la fisura desplomada.

Alcanzando el collado y conectando con la Arista Sur...

L6, 25 m, V. Superar la fisura, pasarse a la vertiente este y salir a la cima por unos diedros más descompuestos. Coincidimos allí con los incombustibles y simpáticos “Veteranos de Aragón”: un saludo y a seguir así!!!

La Arista Sur del Pène Sarrière, otra gran clásica pirenaica...

Fin de fiesta! y satisfacción...

Horario: 1 h 15 min. para la aproximación, 2 h 30 min. para la escalada y 1 h para el descenso andando por la loma herbosa con pequeños destrepes.

Guía BellefonReferencias bibliográficas:

“Roca, nieve y hielo en Pirineos” de Rainier Munsch, Christian Ravier y Remi Thivel; y en  “Pirineos. Las 100 mejores escaladas” de Patrice de Bellefon.

Los “playalpinistas”

•2014/08/05 • 3 comentarios

playalpinistaDefinitivamente estoy de arena hasta los cojones…después de colocar otra vez la sombrilla y de retirar las colillas que algún cerdo ha dejado clavadas en la arena, abro la revista de montaña que me acompañará estas vacaciones y compruebo cómo el editorial se empeña en etiquetar a sus personajes y actividades.

Me golpea entonces un cocodrilo hinchable que se dirige a la orilla y reflexiono sobre mi condición, como si de algo importante se tratara…Buena parte de los grandes personajes de montaña que conozco, al igual que yo, no nos etiquetamos en ninguna de las categorías que los medios analizan hasta la saciedad (escalador, alpinista, esquiador, blokero, trail runner,…); y sin embargo, tenemos la agenda más apretada que la de kilian jornet y saboreamos nuestras salidas tanto o más que el mismísimo Carlos Soria. Nuestras actividades pocas veces trascienden a pesar de ser grandes triunfos de negociación familiar. Somos pues “playalpinistas”.

El “playalpinista” con el paso del tiempo se ha ido consolidando como una auténtica especialidad entre las actividades de la montaña y podríamos definirlo como aquel activista de la montaña (en cualquiera de sus modalidades) que pasa buena parte del verano, o no, con su familia en medio “hostil”, alejado de montañas y rodeado de arena de playa. Sus escapadas a la montaña son escasas, a pesar de haber sido numerosas tiempo atrás; y su pasión se mantiene inquebrantable.

Lo más sorprendente de estos estoicos “peludos” es que cuando pasamos 5-6 días alejados de nuestro hábitat natural empezamos a presentar comportamientos inquietantes: apatía, pasotismo y mirada perdida, como buscando un peñasco al que salir corriendo. De repente, hasta unos columpios chungos se convierten en centro de tecnificación en el que poder entrenar y hacer dominadas; y una carretera con el asfalto a punto de ebullición en el circuito perfecto para ponerse en forma.

Un buen amigo, después de pasar un mes en Pakistán intentando una gran montaña, regreso a casa y pasó unos días con la familia en la playa. A los cinco días apareció el “playalpinista” que llevaba dentro y sintió una necesidad irreprimible de escalar un poco. Así que se puso a hacer Boulder en el extremo de la playa nudista en la que estaban. Al cabo de un rato, un paso dinámico mal medido le hizo caer “picha-arriba” sobre unas rocas… y volvió derrotado junto a su familia con la espalda y culo ensangrentados. El resto de las vacaciones comió morros y limpió los pies de arena a todos los suyos, sin rechistar.

Otras situaciones trágico-cómicas se dan día a día en nuestras playas, ofreciendo un espectáculo que nos recuerda a los leones de Ángel Cristo. Los “playalpinistas” existen y nos merecen respeto y admiración, por su tenacidad y simpatía; y sobre todo porque saben pasarlo bien y disfrutan de los suyos…aunque a veces presenten recaídas.

Después de todo, las 1.000 paladas de arena y los 100 viajes que he hecho a la orilla para rellenar mi humidificador han dado como resultado una réplica casi exacta del Cerro Torre a escala 1:1000. Brutal!

Pico Fenez (2.538 m). vía de las « Canaletas Centrales »

•2014/07/16 • Dejar un comentario

La pared del Fenez, también llamada la pared lisa...

Realmente venir a esta pared ha sido un capricho que llevaba ya un tiempo en mi calenturienta cabecita. Y es que hacer una aproximación de dos horas (1.000 m d+) para escalar  algo menos de 200 m, puede considerarse un capricho ; puede ser, pero escalar en un lugar recóndito una pared tan original es realmente gratificante. Ojeando el libro de Laurent Lafforgue “Les Pyrénées en faces – Tomo 2” en Arreau, ví la pared del Fenez y me quedé enganchado, sobre todo, porque jamás había oído hablar de ella…

Esta pared bien podría engrosar la lista de Bellefon al ofrecer una escalada evidente, sobre una roca tremendamente compacta, repleta de acanaladuras y amplias placas para practicar el noble arte de la adherencia. Lugar recóndito y tranquilo. Dos vías recorren esta pared: “Las canaletas centrales”, la clásica, y “Los locos de las pozas”, más obligada. En ambas es necesario llevar material de autoprotección, pues apenas tienen un seguro fijo por cada largo.

Me acerco con Joni para recordar viejos tiempos (ya estuvimos en el barranco del Turbón en invierno, cuando esquiamos la vertiente este del Otal). Ambos tenemos poco tiempo y esta es una buena opción para madrugar, estirar las piernas y volver pronto a casa…

Panorámica del barranco del Turbón con el Otal al fondo (fuente web)

Desnivel y dificultad: 140 m, V. Las dificultades son muy asequibles y rondan el IV grado. Sólo el último largo ofrece algo más de picante.

Aproximación (1.000 m, 2 horas): Aparcamos junto al Camping de Bujaruelo. Tomamos una senda poco marcada paralela a la pista que conduce a San Nicolás, que pasa junto a una torreta eléctrica. Pronto encontraremos un hito que marca el inicio de un camino cómodo que recorre el bosque ganando altura rápidamente. Al terminar el bosque cruzamos el río (desviándonos a la izquierda) y seguimos un sendero que sube de forma directa, superando unas rampas empinadas hasta llegar a un “segundo valle”, desde donde se ve perfectamente la “pared lisa” de nuestro objetivo.

Material: Juego de Friends: indispensables (1-2-3-4). En el cuarto largo pueden venir bien piezas más pequeñas.

L1, 35 m, IV-: el más sencillo, lo hicimos con las zapatillas. La pared tumba bastante y los canalizos son muy profundos. Se recorre un diedro con buenos cantos, que va a parar a una cómoda repisa (3 spits en la R).

Joni se adentra en el primer largo, que nos sorprende por lo facilón y tumbado...

L1, 35 m, III-IV-

L2, 40 m, IV+: nos “montamos” en el evidente canalizo de 80 metros y lo recorremos empotrando pies o sacándolos de vez en cuando. Los canalizos laterales se convierten en “barandillas”…(1 spit y 3 más en la R).

El L2 tiene un spit roñoso como seguro fijo...

Joni recogiendo el L2...

Deleitándose a lo "Victor Ullate"...

L3, 40 m, IV+/V: idem que el anterior. En este caso la llegada a la R3 “pica” algo más y hay que sacar los pies “de la barca” para gestionar algún pasín que otro (1 clavo y 3 spits en la R).

Joni ganando metros en L3...

Llegada a la R3, debajo de un desplomito característico...

L3, 40 m, IV+/V

L4, 25 m, V/V+: Este largo es el más tieso y exige algo más de concentración. Ojo con algún bloque que se mueve en los primeros metros va a terminar en una plataforma en la que la roca está bastante descompuesta (1 clavo, la R a friends).

Saliendo a una zona más tumbada...

L4, 25 m, V

Esto se acaba...

Desde aquí a la antecima del Fenez sólo queda andar por terreno rocoso descompuesto, sin ninguna dificultad. Para alcanzar la cima descendemos y volvemos a subir.

Great day!!!

y estas...haciendo el cabra!!

Hasta la próxima...

Descenso: andando desde la antecima hacia un colladito en la vertiente este, que continua por pedreras.Guia Pyrenees en faces

Referencias bibliográficas:Les Pyrénées en faces – Tome 2” de Laurent Lafforgue

6ª Edición del “PSICOBLOC DEL RÍO FRESNEDO”: este sábado…promete!!

•2014/07/07 • Dejar un comentario

Colección PSICOBLOC RIO FRESNEDO (Foto Bea)

El PSICOBLOC DEL RÍO FRESNEDO, en las inmediaciones de Santa Cruz de Campezo (Montaña Alavesa), se consolida como una de las propuestas más apetecibles de la escalada alavesa en pleno inicio del verano. Una organización que mejora año tras año como el buen vino y que con poco hacen mucho.

Colección PSICOBLOC FRESNEDO (Foto Bea)

psicobloc 2014 a 150Pincha sobre el cartel y accede a la página oficial para “empaparte” de toda la info!!

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 104 seguidores