Peña Karria (1.135 m), por la Arista S.E.

Una ruta clásica en el límite entre Burgos y Álava para ascender una de las cimas alavesas más difíciles. La arista SE, como bien dice mi amigo Xabi, es muy fácil como para escalar y muy difícil como para andar: un lugar interesante para iniciarse en los itinerarios con ambiente y una clásica obligada para los locales. Aprovechando un encuentro entre viejos amigos, Txus, Amado, los Oscar y yo nos acercamos a Arroyo de San Zadornil para disfrutar uno de esos días de otoño en los que la ruta pasa a un segundo plano…porque la comida será protagonista ☺.

Desnivel y dificultad: 200 m, AD (IV max) una vez que uno se monta en la arista, no hay un gran desnivel a superar. Hay dos pasos característicos cuya dificultad ronda el IV, con ambiente.

Aproximación: desde el pueblo de Arroyo de San zadornil ascendemos en dirección al inicio de la arista (un muro caracteristico: placa vertical). El camino es incierto, aunque se van intuyendo senderitos.

Material: suficiente con una cuerda de 30 m, 5-6 friends medianos, alguna cinta larga y 6 expreses. Se puede proteger con generosidad, aunque tampoco hay que “sobreactuar”…antes de la cima hay un destrepe de 10-12 m que se puede rapelar.

El primer tramo de la arista no reviste grandes dificultades. Tiene tendencia ascendente y permite una generosa autoprotección (sabinas, fisuras, etc)…

Se llega así a una segunda parte más herbosa, en la que se remonta un terreno algo incierto: siempre por “el filo”…

Se alcanza así, la parte más interesante de la arista de Karria, con patio a ambos lados y el torreón presente a cada paso. Hay algún seguro fijo…se llega a un punto donde se puede montar reunión en dos clavos, para remontar un resaltito (IV) y continuar por el filo…

Superado el resaltito, se continúa hasta un bloque empotrado, por donde nos pasamos a la pared contigua para continuar hasta la cima del torreón (paso de IV)…

Desde la cima del torreón continuamos por terreno más fácil hacia la cima, hasta encontrar un punto de destrepe que se puede rapelar (no muy visible la instalación de rápel: ojo!)

Llegamos así, una vez más, a esta emblemática cima que tan buenos recuerdos nos trae y que a día de hoy sigue teniendo múltiples posibilidades…

Descenso: por la ruta normal.

Horario: 45′ para el acceso a la arista; 1 h 15′ hasta la cima; 1 h 15′ descenso.

Otras referencias: Mendikat – Carrias

Midi d´Ossau. 2×1: “la Vierge”+”los Muchachos”

El otoño llegó este sábado a Pombie con un día de los más incierto y frío. Así que la excusa nos vino de perlas para hacer dos vías que por sí solas podían no justificar un viaje a la “Jean Pierre”; y ya de paso poner a punto nuestros cuerpazos jjjj!. Quizá sea esa la razón del hechizo de esta fantástica montaña: sus inagotables posibilidades!

Por un lado el “Éperon de la Vierge”, en la punta Emmanuelle de la Arista de Peyreguet; y por otro lado el “Espolón de los Muchachos” cerca de la primera chimenea de la ruta normal…dos rutas sencillas que si las apretamos en un día nos dan como resultado una jornada generosa de pirineismo. Así que allí nos fuimos Oskar y yo….con ganas de empacharnos de roca y senderos!

1.- Punta Emmanuelle, “Éperon de la Vierge”

Desnivel y dificultad: 290 m, V máx. Aproximadamente 200 m de escalada y después una arista cómoda de III+. Bonita escalada que no entraña grandes complejidades. A destacar el tercer largo de V bastante sostenido.

Apertura: A.Couzy, P.Lamarque, Emmanuelle y J.Louise Pèrés, P.Daudu y L.Junquené en 1971.

Aproximación: remontar la incómoda pedrera de la Gran Railliere durante aproximadamente 200 m, hasta la entrada de una canal característica que cae desde la Arista de Peyreguet. (2 h desde el parking de Aneou).

Material: hay algún clavo en la vía. Será necesario un juego de friends 0,4 a 4, 13 cintas (5 largas), material de reuniones y doble cuerda de 60 m.

Una primera tirada algo tumbada (III+, 50 m) nos pone a los pies de una pequeña horcada. Para llegar aquí hay varias posibilidades, la verdad.

Remontamos la bonita chimenea vertical que tenemos en frente (IV, 60 m) para continuar después “andando” en dirección al característico techo. La tercera tirada es sin duda la que marca la dificultad de la ruta, sorteando los techitos por la derecha por fisuritas y pasos en placa, hasta una repisa tumbada…

Otro “repecho” en el comienzo del L4 (IV, 55 m) para seguir por una especie de vira hacia la derecha y remontar después hasta la base de un último resalte…

Desde aquí, se sigue una corta canal y se remonta una placa rojiza para montarse encima de la arista, que la recorreremos sin mayores complicaciones, disfrutando del ambiente soberbio…

Ya sólo nos queda descender al refugio y valorar si el tiempo se mantiene para recorrer la segunda vía del día…

Descenso: seguir hitos para conectar con los senderitos que bajan al collado de Peyreguet.

Horario: 2 h aprox. desde parking Aneou, 3 h 15´ escalada, 1 h descenso al refugio de Pombie…para continuar hacia el “Espolón de los Muchachos”

2.- “El espolón de los Muchachos”

Desnivel y dificultad: 180 m, V-. Las dificultades no son muy mantenidas.

Apertura: Arnaud Hay, Martin y Rémi Thivel en 2015.

Aproximación: desde el refugio de Pombie, podemos subir de forma directa por las pendientes herbosas, después de la pedrera (1h15′).

Material: hay más clavos, aunque viene bien un juego de friends 0,3 a 2 y 12 cintas.

La vía no comienza en el punto más bajo del espolón. Remontar unos metros hasta una placa ranurada muy chula (dos palos cruzados en la base).

Los 4 primeros largos recorren muros macizos y la escalada es interesante.

Después se entra en un terreno bastante descompuesto y algún clavo nos orienta. El L6 supera un último murito muy bonito.

Descenso: descender la 1a chimenea y seguir el sendero de vuelta.

Horario: 1h 15′ aprox., 2h 15′ escalada y 2,5 h la vuelta la parking (12 h en total de coche a coche)

El encadenamiento de estas dos vías, no reviste grandes problemas logísticos y en una jornada se puede realizar con facilidad. Muy recomendable!

Track: wikiloc “vierge + muchachos”

10 años del Shisha

Hace ya 10 años que 4 amigotes entusiastas terminamos al pie de esta bellísima montaña, con el sueño de recorrer una gran ruta. No pudo ser como en muchas otras ocasiones, pero al menos lo pasamos genial y 10 años después nos reuniremos a la mesa para recordar anécdotas y secretos inconfesables…

Para recordar aquel viaje, un pequeño clip:

Anboto. Cara Este. vía “Zurdaia”

De vuelta al corazón de Anboto, con uno de esos chavales que sin hacer ruido escalan como los ángeles a toda mecha! …El pasado domingo Julen Berrueko y yo nos acercamos desde Arrazola a esta joya de la naturaleza para catar una vía bastante reciente, a la derecha de las clásicas de la cara este. Un bonito itinerario que guarda en sus tres últimas tiradas una escalada con mucho ambiente, en un lugar espectacular.
Desnivel y dificultad: 360 m, 6b+ (6a+ oblig.) La primera parte son placas tumbadas con pasos aislados de “bailar” y después le siguen dos tiradas más físicas de corte pirenaico con diedros y el último largo es un muro macizo de gran calidad.
Apertura: Gaizka Kortazar, Alberto y Leti Uriarte en varias jornadas entre 2015 y 2017.
Material: doble cuerda de 60 m, un juego de friends completo hasta nº4 y 13 cintas (6 largas). Las reuniones están equipadas con dos parabolt y argollas y los largos con parabolt, clavos y puentes de roca.
Aproximación: desde Arrazola seguir el senderito de “las 5 hayas” desde el último caserío (según subimos al km vertical)
La vía comienza en la misma entrada a la canal que asciende hacia “Kanterarik ez!”, junto a una laja con un cordino. Se asciende de forma directa durante tres largos de 60 metracos que van recorriendo las placas características, con algún jardín flotante que otro…
Vamos teniendo a tiro “el muro”…en otros dos largos, alcanzaremos la entrada del característico diedro. Los largos son muy parecidos con pasos aislados muy chulos…
El L5, comienza con un murito muy chulo, con pasín a gestionar; le sigue un terreno escalonado muy original y termina en un jardín con ambiente!
Llegamos a los largos más interesantes. L6: el diedro! se hace bien abriendo patas y se sale bien tirando de brazos, para llegar a una R colgada con un ambiente soberbio!
Desde la R6, se comienza con un par de pasos bastante bordes (6b+), en pleno patio…y una vez que encaramos el diedro, la cosa se pone más potable y se avanza más “holgadamente” (6a+). Llegamos así a la ultima R7, a los pies de un muro de agujeritos muy llamativo.
Último largo: espectacular! escalada en placa maciza protegida con parabolts. El aire a esa altura es muy especial y parece que te quedas con ganas de más…
Otra gran jornada de escalada! desde el final de la vía incluso se puede visitar la cueva de Mari, pues la entrada al itinerario de acceso está a escasos metros…
Descenso: ascendemos al Anboto y descendemos por el km vertical hasta Arrazola
Horario: 1h 15´de aproximación; 3h 45´ de escalada; 30´ hasta la cima del Anboto; y 1h 30´ para el descenso. Hoy todo ha ido a pedir de boca y nos ha sobrado tiempo hasta para catar una birra en Arrazola.