Midi d´Ossau. Muralla de Pombie. vía “Mailly”

Itinerario aproximado de la vía "Mailly" en la Muralla de Pombie

La “Mailly” puede considerarse la mejor piedra de toque para conocer la escalada que se cuece en el Midi d´Ossau, sobre todo por tratarse de un itinerario corto en el que difícilmente puede uno “comprometerse”. Curiosamente aun no había catado esta vía y la guardaba para alguna ocasión especial. Y que mejor que la de acompañar a mis amigos Patxi y Txus para disfrutar de su bautismo “rockero” en la “jean pierre”.

Desnivel y dificultad: 200 m, 6a (V oblig.)

1ªAscensión: Julien Arruyer, Gabriel Busquel, François Cazelet, Roger Mailly y Jean Santé en 1935.

Material: un juego de friends (hasta el nº4) y alguna cinta larga.

Aproximación: desde el Refugio de Pombie, ascender la grande railliere por los “senderos” de la base de la muralla de Pombie. Pasamos por debajo de la Sudeste Clásica, después por Surplombs, Flipp Matinal y en un recodo característico (sombra) encontramos un callejón, por el que asciende la primera tirada.

Mar de nubes clásico en la aproximación a Pombie

Nos adentramos en un callejón evidente (IV+) con buenas posibilidades para la autoprotección. Reunión cómoda en una repisa.

Txus se anima con la primera tirada de IV+

El callejón del primer largo de la "Mailly"

De aquí salimos a la izquierda para ascender por una corta bavaresa de dedos que conduce a un diedro muy bonito, con salida física (V/V+). Mejor pasar de la reunión que se encuentra a la salida del diedro y continuar (un paso) hasta la siguiente, al pie del largo clave (para evitar roces).

Segunda tirada V/V+

Finalizando el segundo largo...

La tirada clave es una chimenea con salida física y aérea muy espectacular y bonita (6a) que continua por un diedro y finaliza en una repisa cómoda unos metros después (V+).

Comienzo de nuestro 3ºLargo (6a)...mejor empezar un poco más arriba para evitar roces...

Paso divertido (6a) en el 3ºlargo de la "Mailly"

Una miradita después de pasar el paso más aéreo...

Txus llegando a la R4...

Seguimos el diedro/chimenea evidente (IV+/V) hasta un nicho.

Txus en la cuarta tirada (IV+/V)

Siguiendo el diedro-chimenea algo herboso

Nos pisan los talones...

Pan comido!!

Se supera el pequeño desplome (V) y giramos a la derecha para superar un último diedro chimenea en terreno gris de desprendimiento, hasta llegar a la última R en las virettes (instalación de rápel para el descenso).

Fin de fiesta...alcanzando la R5 y descuelgue...

Descenso: desde la instalación, rapelamos en diagonal (60 m) y continuamos destrepando unos metros (10 m) hasta alcanzar un último rápel que nos deposita en el suelo (1 hora).

Rápel a las virettes..

Retorno al valle y a sus tentaciones...

Satisfaction!!!

guia ossauReferencias bibliográficas: La Vallée d’Ossau de Xavier Buxó y Luis Alfonso (indispensable!)

Video: PYRENE: Mito y Ciencia

En este espacio con predilección pirenaica, nos hacemos eco de este interesante video. “La necesidad de explicar la naturaleza es inherente al ser humano. En la antigüedad surgieron incontables mitos y leyendas que achacaban los fenómenos y formaciones naturales a dioses y semidioses con poderes divinos y debilidades humanas. El mito griego que explica la formación de los Pirineos cuenta la historia de amor entre Pyrene y Heracles. Sin embargo, las rocas cuentan una historia diferente.”

Gracias a la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Zaragoza y a la Facultad de Geología por realizar este vídeo que arranca del mito de Pyrene y Heracles como formadores del Pirineo, y continúa después por el análisis más científico sobre la creación de esta nuestra cordillera.

La Pedriza. Peña Sirio. Espolón Oeste (c/ “maldita vecindad”)

 La Peña Sirio vista desde Canto Cochino, con el itinerario que seguimos...

El sábado optamos por salir a la Pedriza y hacer una escalada terapéutica, de esas que alimentan el corazón y no el ego; y es que está siendo una temporada problemática y algo accidentada. La meteo daba tregua en Madrid así que tiramos para allá con ganas de pasar un día en cuadrilla…

La Peña Sirio no necesita presentación y es que desde el parking de Cantocochino de la Pedriza es fácilmente reconocible. Se trata de una escalada sencilla que no ofrece grandes dificultades.

Otra vista bien bonita de la Peña Sirio, con el Espolón Oeste marcado...

Desnivel y dificultad: 200 m, 6a+(V/A0 oblig). La vía en general no ofrece grandes dificultades y éstas se concentran en dos puntos muy concretos: paso de entrada (L1) y travesía en adherencia (L2). Nosotros optamos por finalizar la vía con el L5 de “maldita vencindad”, un muro cortito algo más picante (6a+/A0) y perfectamente equipado. La clásica del espolón discurre más a la izquierda.

Material: dos cuerdas de 60 m, 6 cintas expres, dos friends (0,75 y 1), algún cordino y algún cintajo.

Aproximación: Desde el parking de Cantocochino cruzamos la pasarela y luego el río (más abajo) para recorrer el sendero evidente (el de la derecha) que conduce al refugio de Giner de los Rios. A los 10 minutos alcanzamos una explanada con un bloque a la entrada y desde este punto comenzamos un ascenso poco claro y por terreno de aventura: bloques, placas, sendero algo cerrado…ganamos altura y en aproximadamente 1 hora alcanzamos el pie de pared. El inicio de la vía es una fisura característica con un tornillo a la entrada.

Inicio del Espolón del Sirio (L1, 15 m, IV+)

Empalmamos el L1 con L2...negociando la travesía de adherencia (V)

Saliendo cómodamente por setas agradecidas...

Fin de L1+L2

Patxi y Txus recogiendo el largo...

Superado el L1+L2, se continua por el espolón cómodamente en dos largo bastante tumbados (más el L3, que el L4). En esta parte los seguros alejan pero el terreno es amable…el L4 es muy chulo con acanaladuras muy marcadas por las que ascender.

Txus como un "sputnik" en el L3...

Fin del L3 del Espolón del Sirio...

Patxi cogiendo ritmo...

Txus que se calienta y continua en el L4, con el miedo de la lluvia sobre nuestras cabezas...

L4 del Espolón Oeste de la Peña Sirio

Antoñana power!

Un ambiente pedricero soberbio!

La última tirada del Espolón Oeste ofrece la posibilidad de continuar al recto por “Maldita vecindad” en un corto muro vertical para el que hay que apretar durante 3-4 metros sobre anchas barras…

L5 de "maldita vecindad" 6a+/A0

L5 de "maldita vecindad" (6a+/A0)

y desde aquí continuamos andando hasta la cima, para buscar el rapel volado de 8 m. Se trata de la instalación de más a la izquierda…

Fin de fiesta en el Espolón Oeste de la Peña Sirio

Una salida muy entrañable a la Peña Sirio...

Rápel...

Horario: 2 horas de escalada y 1,5 hora más para descender de nuevo al parking.

Descenso: cuando alcanzamos la cima, a la izquierda hay una instalación de rápel que nos deposita en una terraza 8 metros más abajo (rápel volado). Desde aquí pasamos por un callejón y continuamos andando, de bloque en bloque, para alcanzar la otra vertiente de la gran canal (terreno poco claro: a buscarse la vida), desde donde regresamos al punto de inicio de forma cómoda con otro rápel intermedio. También se puede bajar realizando un rápel directo a la canal después de atravesar el callejón y destrepar unos meros.

Sin duda ha sido una salida que nos ha cargado las pilas, haciendo lo que más nos gusta. Mila esker pareja!!

“Les Frères Ravier, l´averture pyrénéenne” de Maryse Bergonzat

Jean y Pierre Ravier realizaron una actividad impresionante a lo largo de todos los Pirineos, abriendo líneas audaces y aprovechándose de los vacíos de una disciplina incipiente. Se dieron un buen empacho abriendo rutas aquí y a allá; rutas que hoy siguen siendo codiciadas por los pirineistas más románticos, que se descubren ante la calidad de sus itinerarios.

No he podido resistirme a colgar en este espacio el documental de Maryse Bergonzat, “Les Frères Ravier, l´averture pyrénéenne”, homenaje a los dos hermanos gemelos que llegaron a escalar más de 200 primeras en todo el macizo: con estilo impecable y compromiso.