Dolomitas. Val di Fassa. Piz Boé (3.152 m). Ferrata “Cesare Piazzetta”

Itinerario aproximado de la ferrata "Cesare Piazzetta"al Piz Boé

La desnivel nº 361 desempolvaba del baúl de mis recuerdos la ferrata Piazzetta, que tuve ocasión de recorrer con Zuriñe en 2011, durante uno de nuestros viajes montañeros. En aquella ocasión recorrimos las Dolomitas siguiendo un par de guías y pudimos conocer de una manera hasta entonces desconocida para nosotros, los encantos de unas montañas soberbias.

Macizo de Sella desde la carretera...

Después de realizar varios “caminos equipados” y de ir cogiendo soltura, nos decantamos por la “Cesare Piazzetta” como forma original de alcanzar la cima del grupo del Sella, el Piz Boé (3.152 m). La verdad es que para mí las ferratas siempre me han parecido algo muy artificial y con poco interés; sin embargo, la frontera entre italia y austria ofrece itinerarios realmente interesantes y entretenidos con un poso importante de la historia bélica europea.

Dolomitas y sus colores...

Desnivel y dificultad: 900 m en total (400 m de ferrata), se tiene por una ferrata muy difícil, con pasos bastante verticales.

Aproximación: Desde el parking del famoso paso Pordoi nos dirigimos, siguiendo las señales, en dirección a la Forcella Pordoi; y cuando tenemos a tiro la brecha característica, seguimos el sendero que recorre hacia el este la base de las paredes rocosas. En la base de la ferrata hay una placa característica. (1 hora)

Vista desde el parking del paso Pordoi...

Cruce de caminos, el camino no tiene pérdida...

Recorremos la base de las paredes por un sendero cómodo...

Dimensiones...

La placa informativa al inicio...

Los primeros metros impresionan por su verticalidad y hay quien se calza incluso los pies de gato. Serpenteando por la pared, enganchados al cable y las escaleras, vamos ganando altura con tendencia a la izquierda.

Primeros metros, bastante tiesos...

Una ferrata muy clásica en la que siempre hay alguien...

Zuriñe que ni se despeina con tanto cable...

Impresionante vistas a la Marmolada...

Cableando!

Una corta canal vertical, nos deposita en una vira que va a parar a un puente colgante que cruza la hendidura de la pared. Se recorre la vira y se supera un nuevo muro vertical, para seguir remontando resaltes sencillos y dar a un terreno rocoso tumbado e indefinido. Ya sin complicaciones…

Corta canal...

Encajando las piezas...

Puentecito...

Segunda parte...

MNejor con tiempo gris,...para no tostarnos!

Ultimo muro...

Una cresta amplia nos depositará en la cima del Piz Boé, a 3.152 m de altura; en un terreno “muy marciano”, con vistas espectaculares a la vertiente norte de la Marmolada.

Se sale a terreno más tumbado con algún tramo aislado "cableado"...

Ambiente lunar...

De camino al Piz Boé (3.152 m)

Piz Boé (3.152 m)

Tachando mueskitas!...

Panorama dolomítico!

Descenso: seguimos el sendero que va a parar a la Forcella de Pordoi, justo debajo del teleférico. Y desde aquí por pedreras retomamos el camino de la aproximación.

Referencias: http://www.vieferrate.it/pag-relazioni/trentino-alto-adige/94-gruppo-sella/169-cesare-piazzetta.html

Dolomitas: crisol de culturas...

Pene D´Udapet (1.913 m), vía “La Croisiere des Schtroumphs”

Pene dÚdapet. La Croiserie

Contra todo pronóstico, el domingo no nos deshidratamos en el Valle de Aspe y Carlos Martínez y yo disfrutamos de un lugar que no conocíamos: El Pène d´Udapet. De altura humilde, queda enclavado en una zona salvaje y solitaria del pirineo francés, ofreciendo tremendas paredes para escalar. Me recordaba por momentos al valle de Ansó…Como era de esperar, y con miedo a las tomentas, optamos por “La Croisiere des Schtroumphs” (el crucero de los pitufos) que está perfectamente equipada y es rapelable. Un festín de caliza maciza con fisuras y placas: pirineo en estado puro!!.

18

Desnivel y dificultad: 325 m, 6b (6a oblig.)

Aperturistas: El PGHM d´Oloron el 18 de mayo 2006.

Material: La vía está perfectamente equipada con parabolts y argollas para rapelar. 17 cintas expres, material de reuniones y doble cuerda de 60 m.

Acceso: Para ir al Pene D´Udapet cruzamos el Túnel del Somport y bajamos hasta el pueblo de Borce, que atravesamos, pasando por el “Parc des Ours”, y continuamos por una pista aceptable durante 3 Km. Alcanzamos un punto característico con unos hitos que marcan el inicio de un sendero que sube a cañón, hacia la pared. Por terreno empinado se gana rápidamente altura por bosque, pedreras y luego zona herbosa protegida con un par de cuerdas.

La vía en cuestión comienza junto a una “placa recordatorio”, unos metros a la izquierda de un corredor herboso. Se recorre, en dos tiradas largas (IV/IV+), un espoloncillo que asciende en diagonal (junto al corredor herboso) para alcanzar la fantástica muralla sur, sobre un jardín en pendiente.

01

02

03

Es en este punto donde comienzan unos largos muy chulos,… chulísimos, recorriendo las macizas placas por un sistema de fisuras con buenos agarres en general. L3/6a (30 m), L4/V+/6a (25 m), L5/6a+ (45 m), L6+L7/6a (50 m).

04

05b

06

07

08

La tirada 5 es una verdadera joya, mantenida y larga, con un paso a bloque después del techito del principio, y después en diagonal por unos fisurones…un gran ambiente…

09

El L6 es corto y la R se encuentra en un sitio muy incómodo, por lo que continuamos y empalmamos con el siguiente largo, que comienza algo claustrofóbico y termina con todo el ambiente del mundo en una travesía muy  chula.

10

11

Llegamos así a un nuevo jardín en el que puede contemplarse una muralla final muy apetitosa. “La Croiserie” es la de más a la izquierda: primero una tirada plaquera con un par de pasos de adherencia (6a+); y después, un segundo largo más vertical con un paso fino al final,…con ambiente. Se termina en una pequeña vira, en el extremo izquierdo de la pared.

12

13

El último largo, supera un paño muy vertical con canto y sale a una placa con unos pasos realmente chulos, para salir después por una pequeña vira a la cresta final.

14

15

16

17

Descenso: por la misma vía en 6 rápeles de 60.

Horario: 50 min. para la aproximación, 5 horas de escalada y 2 horas para el descenso hasta el coche.

Referencias: http://www.camptocamp.org/routes/57491/es/pene-d-udapet-la-croisiere-des-schtroumphs

 

Pico Tyndall (4.241 m), o la cima que no consuela

El pico Tyndal, a medio camino del Cervino

Destino veraniego por excelencia: los Alpes. Rescato una salida del 2008, para despertar el lado prudente que todos llevamos dentro…que siempre está bien tener presente que las montañas estarán eternamente ahi, esperando. Lo que pasa con el Tyndall es que su cima casi nunca consuela, pues el objetivo de todo el que pasa por allí es la cumbre de una de las montañas con más imán: el Cervino (o Matherhorn). El Tyndall queda a escasos 200 m de su cima.

Cervinia, a los pies del coloso alpino...

En 2008 llevábamos una semana por Chamonix sumando “muescas” a nuestra lista de experiencias y, antes de volver a casa, nos juntamos Amado, Txus, Patxi y yo para probar la Arista Lyon al Cervino todos juntos. Las condiciones no eran las mejores y en la parte superior había mucha nieve, lo que transformaba el itinerario de verano en algo muy distinto, en donde había que prestar más atención.

La arista Suroeste o Lyon forma el límite izquierdo de la cara sur del Cervino. La aproximación desde Breuil-Cervinia (2.007m), la hicimos directamente hasta el refugio de Carrel (3.835m) en una jornada larga y agotadora.

De camino a la Campana Carrel...

Desde el mismo pueblo seguimos una pista que conduce al refugio Abruzzi (2.807 m); y desde éste, siguiendo unos hitos de piedras, alcanzamos la cruz Carrel (2.920m) y seguimos hacia el norte dejando el glaciar del Tyndall a nuestra derecha. Tomamos como referencia el marcado collado en la base de la arista y realizamos una travesía, equipada con algo de material.

homenaje al héroe italiano del 1865

De camino al collado

La Campana Carrel colgada en la arista...

Patxi dándole duro...

Desde el collado la escalada es más o menos clara hasta la Campana Carrel. Los pasos difíciles están equipados con maromas y tan sólo es de destacar un diedrito característico. Llegamos al refugio pisando nieve y recorremos parte del itinerario para reconocerlo por la mañana.

Tremendas vistas al norte desde el collado

Trepadas amables...

Disfrutando de montaña y de amigos...

Campana CArrel

Dent d´Herens: Coloso a la sombra del Cervino

101_0503

Para cuando empezamos a trepar por la mañana ya hay cordadas metidas en faena y dudamos a ratos de si seguimos por el camino correcto. Varios neveros, una travesía hacia la derecha algo expuesta,…nos van haciendo perder un tiempo precioso; y para cuando sale el sol, comprobamos que aun nos queda bastante. Unas cadenas en un tramo vertical (IV+) nos colocan en la vertiente oeste, que esa temporada presenta una rampas algo heladas, en las que hay que ir con tiento y no perder la concentración.

Amanecer en la arista Lyon

Tramos confusos...

Trepadas a la sombra...

Tramos equipados con cadenas...

Volvemos a la arista, en su vertiente oeste...

Ambiente garantizadoLlegamos a la cresta del Tyndall y continuamos en un sube y baja, nevado y muy aéreo, divisando ya la cruz del Cervino.

Cresta hacia el cervino en el Pico Tyndall

Vistas al macizo del Monte Rosa

Ambiente en la cresta antes de destrepar al Col Félicité

Cervino: tan cerca y tan lejos a la vez...

Cresta...

Sin embargo, estamos aun lejos y todavía tenemos que alcanzar el “Col de la Felicidad”, haciendo unos destrepes, para ascender por la vertical “Scala Jordan”. A mí los cálculos no me cuadran y soy consciente que a este ritmo palmamos un vivac, y tenemos en la Campana Carrel al bueno de Patxi esperando…así que propongo volvernos. Valoramos las opciones y en esta ocasión la cordura se impone a la ceguera por la cima.

Retorno cruel...

Descenso por la arista Lyon

Campana Carrel en el descenso

Nos dimos la vuelta y regresamos hasta Cervinia, en otra jornada larga, “para enmarcar”.

Vista para atrás...él Cervino siempre estará ahí esperando...

Unos años después, la satisfacción de aquella salida pasa por no haber sufrido una noche infernal en algún punto de aquel increíble montón de rocas sueltas…por haber hecho lo correcto.

Primera Ascensión: Jean Baptiste Bich y Jean-Antoine Carrel, en Julio de 1865, sólo 3 días después que Whymper hiciera cumbre por primera vez en el Cervino, siguiendo la arista Hörnli.

Desnivel y dificultad: 650m desde el refugio Carrel / AD+, IV/IV+ hay tramos equipados con cadenas gordas y sirgas. No obstante, conviene no subestimar el itinerario pues se desarrolla en alta montaña, tiene ambiente y las aglomeraciones pueden hacer que el tiempo aumente y convertirse en una ratonera.

Material: Un poco de todo dependiendo de las condiciones: crampones y piolet, arnés, 2 cuerdas de 30 m, algunos empotradores medianos y casco.

Horarios: Un día largo. Unas 5 horas desde el refugio hasta la cumbre, y otras tantas para la vuelta…

 

Espigüete (2.451 m), por el Gran Espolón Sur

Itinerario aproximado del Espolón Sur del Espigüete

Nos cuadraba una escapada relámpago, así que Zuriñe y yo tiramos para Palencia, que aún no habíamos ascendido al Espigüete. Una montaña grande con muchas posibilidades en todas sus vertientes, tanto en invierno como en verano. El Gran Espolón Sur es uno de sus recorridos más característicos y puede apreciarse desde bien lejos: una trepada amable que no ofrece grandes complicaciones, recomendable para quien empieza a cacharrear en la montaña: ideal para venir con mi compañera de viaje.

La vertiente sur del Espigüete, desde Cardaño de Abajo

Desnivel y dificultad: 600 m (de recorrido), IV máx.

Aproximación: desde el mismo pueblo de Cardaño de Abajo ascendemos por una pista forestal que recorre el pie de la montaña por su vertiente sur. Cuando pasamos por debajo del espolón, un montón de piedras nos invita a dejar el camino y ascender unas rampas herbosas de fuerte pendiente (1 hora hasta el pie de pared).

Material: 7-8 friends medianos y 4-5 expreses y varias cintas largas; una cuerda de 60 m (8,6 mm).

Aproximación mañanera...

La escalada de este espolón ofrece múltiples posibilidades conforme uno avanza. No hay casi material fijo y las reuniones se hacen “a sentimiento”. La primera tirada es una marcada rampa en diagonal que asciende hasta el filo del espolón (3 clavos).

02

Zuriñe en la primera tirada del espolón...con las manos frías!

Genio y figura!

Se continua en travesía (2 m), para ascender por unas placas ranuradas primero y después por el espolón, superando un corto diedro que termina en plaquita. Luego una trepada sencilla que va a dar a una crestita (ensamble).

Vertiente este, calorcito asegurado!

Tiradas cortas para ir más juntos...

Ganando altura lentamente...

Zuri a tope con las zapatillas!

En la cresta!

Tremendo día...

Vistas a Cardaño de Abajo...

Seguimos por una rampa algo herbosa que ofrece bonitos muritos y que termina en una zona muy tumbada, por la que se continúa andando.

Rampas herbosas disfrutonas si vamos apurando la roca...

Zuriñe recuperando cuerda en la parte superior...

A partir de aquí andar...

Andando, hasta alcanar un nuevo sistema de placas tumbadas muy disfrutón...

Tomamos como referencia un espoloncillo anaranjado, que contorneamos por la derecha para seguir escalando las bonitas placas tumbadas ranuradas que conducen a la cima este del Espigüete.

Plaquitas de III-

Disfrutando de la roca...

Cumbre este del Espigüete (2.443 m)

Tremendo día en Picos de Europa!

Descenso: por la canal sur: desde la cima seguir la cresta que conduce a la cima principal y descender en la parte más sencilla. No es la opción más bonita, pero no teníamos tiempo para más.

Horario: 1 h. aproximación / 3 horas trepada / 2,5 horas descenso.

Recargando pilas...

Macro

El espolón sur del Espiüete desde la lejanía...