Neouvielle (3.091 m) o el placer de terminar juntos la temporada

00

Parar para respirar, … para mirarnos el uno al otro … y para disfrutar de lo que más nos gusta. Zuriñe y yo necesitábamos nuestra salida anual a la nieve para darnos un respiro. A estas alturas de la temporada, la nieve hay que pillarla a 2.000 metros de altura, así que la opción del Neouvielle encajaba como anillo al dedo, pues la barrera que da acceso a la presa de Aubert (2.150 m) se abre a medidos de mayo…un clásico!.

Desnivel y dificultad: 950 m, 2.3/E2 Descenso que no ofrece dificultades; muy recomendable para quienes empiezan con el esquí de travesía. La parte superior tiene algo más de pendiente y ambiente que el resto.

Acceso: desde la presa de Aubert en la Reserva Natural del Neouvielle, desde el pueblo de Fabian, en el valle de Louron. Desde el mismo parking accedemos a la presa (2.150 m), en donde calzamos esquís e iniciamos el ascenso.

00b

La ascensión es básicamente la misma que en verano. Desde la presa se evita el zócalo rocoso característico y después se atraviesa su borde para pasar por la parte baja de la cresta del Ramoung.

01

01b

02

Desde aquí el camino sube suavemente en dirección a la brecha de Chausenque, para girar en su base hacia la franca subida final.

03040506

A pocos metros de la cima dejamos los esquís y continuamos con crampones y piolet de forma directa por la cresta, sorteando algún gendarme que otro por la vertiente contraria. Zuriñe prefiere esperarme un poco más abajo…

1011

12

Panorama muy bruto con Taillon y Monte Perdido al fondo; Pic Long y Campbieil aquí cerquita

 

13

13b

Vignemale, señor del Pirineo

 

Poco después nos encontramos disfrutando con las tablas de un descenso placentero; tanto que se nos hace corto y nos deja con ganas de más; si bien es cierto que en estas fechas la nieve empieza a estar en “modo pescadería”.

 

14

151617

Horario: 5 horas en total (subir y bajar)

Referencias: Camptocamp

Pico Tablato (2.701 m), por la Diagonal NW

00b

El domingo fue un día que recordaré por lo raro de todo lo ocurrido. Nos despertamos con lluvia a mares y desesperados tiramos “a sentimiento” hacia donde más claro vimos el horizonte. Ya en Panticosa, “adoptamos” al gran Martin que andaba solo…y optamos por el Tablato, que parecía que se libraría de “la quema”. Y para rematar, a mitad de subida, Enekoitz se volvió porque el invento de sus fijatas no estaba perfeccionado…un día raro, con muchas dudas, la verdad, que terminó con el regalo de una nueva “muesca” en la libreta de conquistas inútiles.

Desnivel y dificultad: 1.100 m, 4.1/E2. El desnivel de las dificultades ronda los 250 m. Se trata de una rampa con cierta inclinación y menos expo de lo que parece pues es bastante amplia.

Aproximación: Desde el Balneario de Panticosa seguimos el GR-11 hacia un paravalanchas de hormigón característico. Siguiendo el sendero, a la altura de un cartel de peligro avalanchas, seguimos al recto en dirección a la Punta Forátulas para continuar por el valle de Brazato. Mismo camino que para el Bacias.

01

Una vez remontado el bosque en zapatillas y alcanzado el valle superior, ascendemos cómodamente hacia el Tablato, que se muestra muy apetecible al fondo. Las dudas sobre las condiciones nos embargan …y decidimos tirar para el collado bajo de Brazatos.

0203b0405060708

Desde allí, el ascenso hasta el Tablato resulta amable, por una pala bien chula y con unas vistas preciosas a la Ripera…

08

09

Partacúa

10

Tendeñera

11

Rampas a la cima

1212b

13

Tablato (2.701 m)

En la cima Iván, nuestro fichaje estrella, se resiste a bajar por donde hemos subido sin antes comprobar in situ el estado de la nieve y, ni corto ni perezoso, se planta en la arista a realizar una cata…sin palabras! La cosa pinta bien y los fantasmas han quedado abajo…

13b14

1516

Dicho y hecho…en poco más de 10 minutos nos encontramos Ivan, Xabi y el menda desfilando de uno en uno por la rampa de la diagonal…y nos reunimos con Martin más abajo, para seguir juntos por el valle…otro gran día de aprendizaje, para espantar fantasmas y dar carpetazo a la temporada con una sonrisa.

17181919b2021232425262728

Horario: 5 horas subir y bajar aprox.

Referencias bibliográficas: “Esqui Libre. Parte I. de Belagua a Gavarnie” de Iban González.

Una segunda oportunidad en el Pic de Caubere

00

No es plato de buen gusto sufrir el envite de una avalancha y ser arrastrado 200 metros dando tumbos sin control. El pasado día 10 una placa de viento en la misma cima del Pic de Caubere, en Barèges, nos recordó que la osadía y el entusiasmo pueden llamar a las puertas de los tres ángeles de la muerte, como los llamó un viejo amigo: riesgo 3, cara norte y pendiente.

Podría no escribir sobre ello, pero quizá estuviera contribuyendo a la idea idílica de que la montaña golpea sólo a otros y que a nuestro alrededor todos estamos libres de pecado.

Después de una semana con riesgo 2 por la zona, el mismo sábado el riesgo subió a 3 por vientos en la zona fronteriza. Pensamos que en Baréges libraríamos. Teníamos opciones peores y mejores, pero optamos por la norte del Caubere, que nos parecía apetitosa y no excesivamente complicada.

01

02

El ascenso fue plácido y la nieve se encontraba en buenas condiciones,…hasta que alcanzamos la arista cimera con los esquís en la mochila.

04

05

06

En aquel momento rompimos una placa y la avalancha nos arrastró a Xabi y a mí; a cada uno por un sitio. Media hora después nos reencontramos 200 metros más abajo…abrazos, lloros…yo con amnesia, dolorido y el casco como una nuez; y Xabi con un buen susto.

07

08

Es evidente que no acertamos en la elección y que nos llevamos un buen zarpazo. Un par de semanas después, las “heridas” empiezan a cicatrizar y la vida se ve de otra manera. Seguro que volveré al Caubere para intentar recuperar la memoria perdida o simplemente para disfrutar de una bella montaña sin culpa alguna. La culpa es nuestra nada más y nada menos.

Recupero un texto de Mario Benedetti que encaja a la perfección con lo vivido estos días: “Nunca vamos a ser los de antes. Mejores o peores, cada uno lo sabrá. Por dentro, y a veces por fuera, nos pasó una tormenta, un vendaval, y esta calma que ahora tiene árboles caídos, techos desmoronados, azoteas sin antenas, escombros, muchos escombros. Tenemos que reconstruirnos, claro: plantar nuevos árboles, pero tal vez no consigamos en el vivero los mismos tallitos, las mismas semillas. Levantar nuevas casas, estupendo, pero ¿será bueno que el arquitecto se limite a reproducir fielmente el plano anterior, o será infinitamente mejor que repiense el problema y dibuje un nuevo plano, en el que se contemplen nuestras necesidades actuales? Quitar los escombros, dentro de lo posible; porque también habrá escombros que nadie podrá quitar del corazón y de la memoria”.

Valle de Badet: Un rincón con mucho encanto en el entorno de Piau Engaly

Precioso el valle de Badet

Nuestro viaje llega a su fin y, viendo que el sábado aguantaba el tiempo, después de un día de nevadas amables, nos animamos a recalar en la pequeña estación de Piau Engaly que no conocíamos. Me resisto a pistear y me decanto por recorrer el Vallon du Badet para conocer sus rincones. Un recorrido muy chulo: cortito y con unas panorámicas impresionantes a las murallas del Campbieil y Estaragne entre otros.

Desnivel y dificultad: entorno a los 800 m, dificultades escasas: el descenso se desarrolla por amplias palas 2.2/E1.

Punto de Partida: el parking nº3 de la estación de Piau Engaly (1.800 m). Alcanzar cómodamente el telesilla de Mouscades y desde allí, siguiendo la pista, salir y cruzar el río a la altura de una cabaña. Desde aquí se recorre el valle sin mayores complicaciones.

Primeras luces a los pies del Campbileil y Estaragne

Sigo la traza de otros más madrugadores que yo...

El valle ofrece distintas posibilidades según lo vamos recorriendo. Las ascensiones más características son el Pic de Campbieil, Lenquo de Capo, Soum de Salettes y el Pic de la Gelá. Sigo la traza de unos chicos que han madrugado más que yo y alcanzo la Hourquette de Chermentas (2.439 m) entre los picos de Piau y de la Gelá. Las vistas son impresionantes.

Hourquette de Chermentas

Desde la Hourquette sigo hacia el Pic de la Gelá

Cota 2.604 m

Kilómetros de valles y cimas por descubrir...

Continuo y en esta ocasión me conformo con una cima previa al Gelá, de 2.604 m, para llegar a tiempo a un desayuno con diamantes. El descenso es de los mejores de la temporada sobre una nieve de escándalo…buff!!

Almuerzo y vistas!

panoramica Badet

Al fondo el Pic de la Gelá,...para otra ocasión...

Rampas de escándalo para disfrutar...

El pirineo más bruto...

Sssssss - Sssssss

Horario: 2 horas y 45´para el descenso.